Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Microsoft Surface Go, análisis

Publicado el

Surface Go ha sido la última en unirse a la familia de Microsoft. La hermana pequeña de las Surface llegó para contentar a aquellos que necesitan un dispositivo que les permitiera trabajar o estudiar en su día a día pero sin muchas exigencias y a un precio ajustado. La hemos probado a fondo durante unos días y estas son nuestras impresiones.

Especificaciones técnicas

  • Pantalla: Multitáctil 10 pulgadas
  • Resolución: 1800 × 1200 píxeles
  • CPU: Intel Pentium Gold 4415Y
  • RAM: Hasta 8 GB LPDDR3-1866
  • Almacenamiento: SSD de hasta 256 GB
  • Conectividad: Wi-Fi. Bluetooth. NFC. USB Type-C. Surface Pen. Micro SD.
  • Cámaras: Doble con 8 y 5 megapíxeles, más IR para Windows Hello
  • Dimensiones: 24 x 17 x 7 cm
  • Peso: 521 gramos (solo tablet)
  • Sistema Operativo: Modo S Windows 10 Home – Windows 10 Pro para modelos comerciales

Práctica, portátil, ligera

La Surface Go es la más pequeña de la familia, con sus 10 pulgadas y 521 gramos de peso, podemos llevárnosla a cualquier parte y trabajar en cualquier momento. Cabe perfectamente en un bolso, mochila o portafolios y gracias pestaña trasera podremos visualizar mejor la pantalla.

En la parte superior encontramos los botones de encendido y bloqueo y un botón de volumen. En el lado derecho se encuentran las conexiones, el USB-C, el Surface Connect y el jack para auriculares de 3,5 mm.

La tablet cuenta con dos complementos clave, el teclado y protector y el lápiz óptico. El teclado, se engancha de una forma muy sencilla en la parte inferior, al igual que el lápiz que se pega a la parte derecha, de forma que es fácil transportarlo todo junto.

Cuenta también con dos cámaras, una en la parte delantera y otra trasera. La delantera es de 5 MP y graba vídeo en HD de Skype a 1080, además incluye autenticación facial con Windows Hello, que no tarda más de un segundo en reconocernos. La cámara posterior con enfoque automático de 8 MP con vídeo HD de 1080p. Aunque la cámara trasera no es vital para este tipo de dispositivos, si que puede ser de gran ayuda en un momento dado y nunca viene de más.

Foto tomada con la Surface Go

Una pantalla a la altura de lo esperado

Con una resolución de 1.800 x 1.200 píxeles, se queda por detrás del último iPad que cuenta con 2.048 x 1.536 píxeles, pero lo cierto es que aguanta bien el tipo y que no echaremos en falta una mayor resolución cuando nos dediquemos, principalmente, a las tareas de ofimática o reproducción de contenido multimedia. Pese a todo, responde muy bien cuando la queramos dedicarla a tareas más ociosas. Además la proporción 3:2 es muy cómoda para trabajar y para navegar.

Al igual que la mayoría de las tabletas, los marcos son gruesos para poder manipular el dispositivo sin interferir con la pantalla. También permite que, una vez conectada la Type Cover y desplegada la pestaña de soporte, el angulo para teclear sea muy cómodo.

La Surface Go es bastante gruesa y a cada lado encontramos los altavoces que suenan bastante bien para su tamaño, lo que convierte a esta tableta en un dispositivo multimedia bastante aceptable.

Rendimiento notable, batería sobresaliente

Este dispositivo de Microsoft cuenta con un procesador Intel Pentium Gold, que puede soportar sin problemas tareas básicas de ofimática y navegar por Internet, que son las principales para las que utilizaremos la Surface Go. Hemos probado el modelo más potente que cuenta con 8 Gbytes de RAM, lo hemos tenido funcionando sin problemas a la vez programas, el navegador y el reproductor multimedia. Aunque, con esa pantalla, es muy difícil utilizarlo todo a la vez y tampoco contamos con conectores que nos permitan utilizar una segunda pantalla más grande.

Obviamente, no es un equipo adecuado para jugar ni para utilizar aplicaciones muy pesadas, como editores de video o imagen avanzados. La limitaciones del micro se dejan notar en operaciones como la conversión de vídeo o la aplicación de filtros a grandes lotes de fotos pero es justo reconocer que nos ha sorprendido lo bien que funciona en los escenarios de uso para los que está pensado. Con Geekbench 4 hemos obtenido 3955 y 2029 puntos en multinúcleo y mononúcleo respectivamente; un portátil de gama media supera los 11.000 y 4.000, así que es fácil saber dónde estamos y qué podemos exigir.

Durante una semana hemos utilizado la Surface Go para trabajar de manera intensa desde Edge. El modelo que esta a la venta para el gran público no cuenta con conexión LTE. Vital para utilizar este dispositivo que viene con Windows 10 S por defecto, del que hablaremos más adelante. Esto nos obliga a depender siempre de una conexión WiFi si queremos ser productivos cuando la utilicemos.

Microsoft que cuenta con una versión profesional en la que la Surface Go puede añadirse una conexión de este tipo.

Por otro lado, no hemos tenido ningún problema de rendimiento con ella. La tableta es rápida al encenderse, no se cuelga y funciona con fiabilidad.

El procesador de séptima generación Core de muy bajo voltaje, cuenta con un consumo TDP de 6 vatios que promete un diseño de refrigeración sin ventiladores. Aunque, como hemos dicho, no hemos tenido ningún fallo derivado de un sobrecalientamiento, si que lo hemos notado. Bajo un intenso uso la Surface Go se calienta demasiado e incluso molesta al sostenerla en la mano.

Pero si quisiéramos ir un poco más allá del uso básico del Edge y Office, hemos de tener en cuenta que esta tablet cuenta con una gráfica Intel HD Graphics 615 que se utiliza en algunos portátiles gaming y que permite un potente renderizado 3D, por lo que consiguen que aplicaciones como Minecraft (también de Microsoft) funcionen bastante bien, pero no solo Minecraft, también responde sin problemas a aplicaciones educativas de modelado 3D, lo podremos comprobar con herramientas como el Paint 3D. Aún así, no podemos olvidar que el gaming no es le uso final de esta tablet, aunque responde bien con algunos juegos casual, no llegará a los que pidan ciertos recursos gráficos.

En cuanto a la batería es de 8000 mAh Li-Ion, Microsoft promete 9 horas de uso continuado y, según nuestra experiencia, lo cumple con creces.

¿Qué ofrece Windows S?

Este modelo de Surface, pequeño y económico no necesita toda la potencia de Windows, por eso viene con defecto con Windows 10 en modo S. Esto quiere decir que solo podremos utilizar las aplicaciones de la Microsoft Store. Durante estos días nosotros la hemos utilizado en Modo S, utilizando principalmente las herramientas de Google y WhatsApp Web desde Edge y lo hemos hecho con el teclado oficial de Microsoft Type Cover, que nos ha parecido fundamental si queremos sacarle todo el partido a la Surface Go.

Windows 10 en modo S no es un sistema operativo totalmente optimizado para un uso táctil, tenemos un escritorio igual que el de un PC y navegaremos del mismo modo con él, con un menú en inicio y las mismas opciones de configuración. Nada que ver con Android o iOS. Por eso, en ocasiones puede parecer que la pantalla se te queda pequeña y es difícil encontrar lo que buscas.

Gracias a Cortana podremos acceder más rápido a algunas opciones, pero si una de las ventajas de este dispositivo es que se puede trabajar en cualquier lugar, hay que tener en cuenta que habrá momentos en los que nos sea imposible hablar con Cortana.

El Type Cover con touchpad ha sido necesario muchas veces, sobre todo para escribir textos largos o elaborar documentos de trabajo. Este tipo de tareas exigen teclear y será más cómodo si podemos hacerlo sobre una superficie lo más ergonómica posible y sobre la tableta no es muy cómodo. Obviamente, este problema se aplica a cualquier tableta profesional, pero en el caso de la Surface Go la solución incrementa el precio en 100 euros.

Si queremos dar el salto y contar con Windows 10 completo, Microsoft permite hacerlo desde la Microsoft Store, eso sí, no habrá vuelta atrás.

Además, la Surface incluye 30 días de prueba de Office 365 Home, una herramienta básica sobre todo si se quiere utilizar en el ámbito educativo.

 

Precio y disponibilidad

Microsoft ha diseñado una Surface tan contenida para poder competir en los escalones más ajustados de precio. De esta forma, los modelos quedan divididos de la siguiente manera:

  • 64 GB / Intel 4415Y / 4 GB: 449€
  • 128 GB / Intel 4415Y / 8 GB: 599€

Pero como hemos dicho antes, para poder sacarle todo el partido a la tableta el teclado es prácticamente imprescindible y el oficial de Microsoft cuesta 99,99 euros. El lápiz óptico, que también puede ser muy útil cuesta 109,99 euros y si ya queremos utilizar el ratón tendremos que pagar 109,99 euros. Al final la Surface barata no es tan barata.

Conclusiones

¿Qué hemos aprendido utilizando la Surface Go estos días? Que es fácil trabajar en cualquier lugar, durante bastante tiempo, si tienes el dispositivo adecuado (y tu trabajo te lo permite, claro). Pero descansar también es importante, por eso la Surface Go también nos permitirá desconectar del trabajo como dispositivo de ocio multimedia, podremos ver películas, series o jugar a algo que no sea muy exigente.

¿Qué necesitamos para todo esto? Internet. Sin conexión a Internet las utilidades de la Surface Go se reducen prácticamente a la mitad. Echamos de menos que la posibilidad de poder conectarte en cualquier lugar gracias a los datos 4G. A pesar de todo la solución es sencilla, poner tu móvil en modo WiFi, nosotros lo hemos hecho y no hemos acabado nuestra tarifa de datos, pero en total ha consumido más de un 1 GB en los tres días en los que no pudimos conectarnos a una WiFi.

Valoración final
8.7 NOTA
NOS GUSTA
Buen rendimiento y autonomía
Tamaño óptimo para trabajar con ella en cualquier lugar
A MEJORAR
El teclado es indispensable para trabajar con ella y no viene incluído
RESUMEN
Si necesitas movilidad ya sea para trabajar o para estudiar, posiblemente esta sea la tablet que mejor se adapte a tus necesidades.
Diseño y calidad de construcción8
Pantalla8.5
Rendimiento10
Autonomía9
Calidad/Precio8

Top 5 Cupones

Lo más leído