Web Analytics
Conecta con nosotros

Prácticos

Inicio lento en Windows 10: ¿cómo puedo resolverlo?

Publicado el

Los problemas de inicio lento en Windows 10 han sido una constante desde la llegada del último sistema operativo de Microsoft. Su impacto en la experiencia de uso puede variar dependiendo de la magnitud del problema, ya que no es lo mismo un leve retraso en el tiempo de arranque del sistema que un retraso enorme que nos tenga esperando minutos hasta que el equipo termine de completar el proceso de inicio.

En muchos casos los problemas de inicio lento en Windows 10 se han dado al actualizar desde Windows 7 o Windows 8.1, por lo que muchos usuarios han acabado pensando que lo mejor era tomar medidas drásticas y llevar a cabo una instalación limpia de dicho sistema operativo. Windows 10 ha simplificado el proceso y hoy por hoy es más fácil que nunca y muy efectivo, pero recordad que debéis poner a salvo vuestros datos, archivos y licencias para no perderlas.

Sin embargo, no es imprescindible hacer una instalación limpia para resolver el problema de inicio lento en Windows 10. Hay otras alternativas que pueden ayudarte a solucionar la situación y que resultan mucho más sencillas y rápidas. En este artículo vamos a compartir con vosotros las más efectivas y os daremos todos los pasos a seguir para ponerlas en práctica. Si tenéis cualquier duda podéis dejarla en los comentarios.

1.-Desactivar el inicio rápido

El inicio rápido sirve, en teoría, para reducir el tiempo de arranque del PC. Esto quiere decir que debería estar activado para evitar el inicio lento en Windows 10, pero la realidad es que puede acabar dando problemas y hacer justo todo lo contrario.

Si estamos experimentando un inicio lento en Windows 10 lo primero que debemos hacer es desactivar el inicio rápido. Es muy sencillo, ya que sólo tenemos que seguir la ruta «Panel de Control > Hardware y Sonido > Opciones de Energía > Cambiar las acciones de los Botones de Inicio y Apagado».

Una vez hayamos llegado al menú que vemos en la imagen solo tendremos desmarcar la casilla de «Inicio Rápido», que hemos marcado con un rectángulo rojo para que os resulte más fácil de identificar.

2.-Elimina programas de inicio

Los programas de inicio son aquellos que Windows 10 carga cuando empieza el proceso de arranque, lo que significa que representan una carga de trabajo adicional y que pueden tener un impacto considerable en el tiempo total que tarda en completar dicho proceso.

Esto se deja notar especialmente cuando tenemos la pantalla de inicio de Windows 10 ya visible pero vemos que el sistema tarda en permitirnos empezar a utilizar el equipo. Ese retraso puede estar causado por un exceso de programas de inicio pero tranquilos, podemos resolverlo fácilmente.

Para ello pulsamos «control + alt + suprimir» y entramos en el «Administrador de Tareas». Una vez ahí nos vamos a «Inicio» y seleccionamos los programas que queremos deshabilitar. Tened en cuenta que cada uno tiene un impacto concreto en el inicio del sistema, y éste aparece definido como «bajo, medio y alto». Esto quiere decir que desactivar un programa con un impacto «alto» puede ser más efectivo que desactivar varios con un impacto «bajo».

3.-Ajusta la memoria virtual

La memoria virtual es una característica muy importante en los sistemas operativos de Microsoft, y Windows 10 no es una excepción. Esta función actúa accediendo a una parte de la capacidad de almacenamiento presente en un disco duro o unidad SSD y la utiliza como memoria RAM.

Esto es especialmente útil en equipos que cuenten con una cantidad de memoria RAM muy limitada (configuraciones con menos de 4 GB de RAM). Contar con una mayor cantidad de memoria virtual puede ayudar a agilizar el proceso de arranque y resolver en todo o en parte el inicio lento en Windows 10.

Para configurar la memoria virtual en Windows 10 debes ir a la barra de búsqueda de Cortana y escribir «Ajustar la apariencia y rendimiento de Windows». Una vez dentro seleccionas la pestaña «Opciones Avanzadas» y entras en la opción «Cambiar». Podrás ajustar los valores libremente o seguir la recomendación de Windows.

4.-Actualiza los controladores gráficos

Puede que alguno se pregunte qué tienen que ver los controladores gráficos con el inicio lento en Windows 10 y la respuesta es muy sencilla, un conflicto producido por utilizar una versión obsoleta puede acabar afectando negativamente al tiempo de arranque del sistema.

Si no sabes qué tipo de adaptador gráfico utiliza tu equipo tranquilo, puedes descubrirlo escribiendo «Administrador de Dispositivos» la barra de búsqueda de Cortana y siguiendo la ruta que te mostramos en la imagen. Haciendo clic derecho en el nombre del adaptador de pantalla y seleccionando «propiedades» obtendremos toda la información sobre el mismo.

Para actualizar el controlador gráfico solo tenemos que acceder a la web oficial de soporte del fabricante correspondiente. A continuación os dejo los enlaces directos:

5.-Selecciona un plan de energía de alto rendimiento

El plan de energía que utilicemos influye en el rendimiento general del equipo. Si escogemos un plan de energía de bajo consumo estamos perdiendo potencia bruta a cambio de una mayor eficiencia, algo que puede compensar en determinadas situaciones pero que puede ser perjudicial en otras.

La utilización de un plan de energía de alto rendimiento aumenta el consumo pero también permite que todos los componentes del PC den lo mejor de sí. Esto puede ayudarnos a mejorar el rendimiento general del sistema, y a resolver los problemas de inicio lento en Windows 10.

Para cambiar el plan de energía solo tenemos que ir a «Panel de Control > Hardware y Sonido > Opciones de Energía» y seleccionar el plan de alto rendimiento.

6.-Desfragmentar el disco duro

Las unidades SSD no se benefician de este proceso, de hecho puede acabar siendo contraproducente en términos de vida útil, así que debemos obviarlo si utilizamos dicho sistema de almacenamiento.

Si contamos con una unidad HDD, ya sea estándar o híbrida (con una porción de memoria NAND Flash como caché), hacer una desfragmentación de forma periódica puede ayudarnos a mejorar tanto los tiempos de inicio y de pagado del equipo como el rendimiento general del mismo.

Para completar este paso solo tenemos que dirigirnos a la unidad de almacenamiento correspondiente, hacer clic derecho sobre ella, seleccionar «Propiedades», ir a la pestaña «Herramientas» y hacer clic en «Optimizar». Podremos activar una optimización automatizada si queremos que Windows 10 se ocupe del proceso de forma continuada.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

14 comentarios
  • jose

    Para agilizar el arranque el consejo numero uno es: «desactivar inicio rápido». Una contradicción propia de W10…!!, con razón Linus Torvalds los apedrea siempre, y parece que el genio tiene TODA la razón… Sobra demasiada gente improductiva en MS, o no entienden de informática y sistemas. Se regresa de cualquier parte menos del ridículo.

  • Gregorio Ros

    El tema no deja de ser curioso. Lo del inicio rápido tiene su gracia, particularmente nunca lo tengo activado, cuando apago apago, no me gustan medias tintas. En cuanto a lo de la instalación limpia nunca está mal, en SO que vienen de serie es una buena forma de quitarse basura y si no es reciente también. Lo malo de la instalación limpia de Windows es la posterior configuración, te puedes tirar una buena hora descargando utilidades y drivers para dejarlo fino. Contrasta con la instalación de la competencia, este fin de semana sin ir mas lejos descargue e instale Ubuntu Mate 18.10 en un equipo, tres minutos de descarga por torrents (tengo fibra) mas siete minutos de instalación (descarga de codec y actualización incluida), por último unos 10 minutos poniendo el Chrome y poco mas. Hace unos días alguien se quejo en el foro de MuyLinux de que muchos le decian, ante un problema que comentó, que reinstalara y es que el usuario de Windows esta acostumbrado a instalaciones tremendamente tediosas.

    Un saludo.

  • Erick

    Me gustaron todos los consejos y me gustaría añadir uno que es muy importante y hacerle un mantenimiento al equipo, la gente no le pone importancia pero la mayoría de los dolores de cabeza como la lentitud del mismo es por sobre calentamiento.

  • Gregorio Ros

    En zonas frías pones la torre junto a los pies y da gustito 😉

  • Erick

    Jajaja

  • L1ch

    Te puedes hacer un Windows Desatendido like a «distro» y te evitas la configuración repetitiva por instalación 🙂

  • Adrián Ramón Plá

    El inicio rápido me dió tantos problemas en una pc que a la segunda o tercera apagada del windows y depués de encendida nuevamente me tiraba un bsod… en otra pc luego de apagarse un par de veces sin reiniciar el windows provocaba un aumento en las latencias y la pc quedaba con pobre rendimiento… se solucionaba sacando el ahorro de energía en los drivers del adaptador inalámbrico o desactivando definitivamente el inicio rápido… eso lo que hace es hacer una especie de hibernación pero pueden exisitir problemas en ciertas pcs con bios desactualizadas y/o drivers de dispositivos conflictivos… cuando funciona, sí, el inicio del windows es más rápido pero conviene reiniciarlo cada tanto para refrescar el inicio de los drivers y evitar problemas de latencias…

  • Florencia Feuring

    Es increíble que una empresa con tanto dinero tenga un producto tan popular y malo.

    Hay millones de tutoriales para que windows simplemente funcione, o problemas de arranque, o perde archivos o virus o mil pavadas más. Hay que ser un hacker para usar windows. Y linux es gratis se instala con tres clicks y a usar sin problemas

  • -.-

    «y a usar sin problemas».

    Sí, claro.

    Cuando uno usa Linux y comienza a sufrir sus problemas y a gastar la vida mirando millones de páginas para arreglar la «gripe de la semana», por no hablar de las cosas que ya no puedes hacer; uno comienza a darse que Windws no es un prodcuta tan malo y que esa élite de ingenieros sabe lo que hace.

  • -.-

    A Windows le puedes hacer un Refresh o un Reset.
    Con respecto a las utilidades puedes no descarlars e instalarlas, después de todo en Linux no las tienes.
    Lo mismo con los drivers, puedes dejar los que instala el Windows Update automáticamente, que suelen ser mejores que los que instala Linux en el kernel automáticamente.

  • Gregorio Ros

    Ja, se noto a una legua que no lo usas.

  • -.-

    Y yo juraría que los que evangelizan Linux son los que no lo usan.

  • Aguafiestas

    Si, por eso no hay foros repletos de problemas de Linux.

  • Adrian Lescano

    La velocidad de inicio de mi W10 es normal lo que me molesta demasiado es que una vez termina de entrar al escritorio, el defender ralentiza la maquina durante varios varios minutos hasta que termina de escanear poniendo el uso de disco al 100% durante ese tiempo y no he encontrado como desactivarlo para que no lo haga cada vez que entra. No está en tarea programada y no lo encuentro en la configuración del defender que no haga ese escaneo automático cada vez.

Top 5 Cupones

Lo más leído