Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

HongMeng OS ¿Puede Huawei crear una alternativa a Android en tres meses?

Publicado el
HongMeng OS

El bloqueo de la administración de Trump a Huawei ha sido la noticia de la semana en medios tecnológicos. Y también generalistas ante las graves implicaciones que puede tener para el comercio mundial en una guerra comercial contra China de difícil pronóstico, aunque no pocos analistas creen que Trump utiliza a Huawei para mejorar la posición de Estados Unidos en las negociaciones con el gigante asiático. Y que el acuerdo terminará llegando más temprano que tarde por el bien de todos y para evitar una recesión mundial que ya anuncian algunos analistas.

La prórroga de 90 días emitida por el Departamento de Comercio solo un día después del anuncio del bloqueo de Google a Huawei (y otras compañías) y después de una brutal caída en bolsa de las tecnológicas estadounidenses, deja caer por su propio peso las acusaciones de «espionaje, connivencia con el gobierno chino y robo de tecnología» esgrimidas para el bloqueo. Si ello fuera cierto (no se ha facilitado ninguna prueba pública) y siguiendo el argumento de Trump, Huawei debería haber sido «fulminada» desde el primer día si de verdad fuera una «amenaza para la seguridad nacional» y no permitir su negocio 90 días más y con posibilidad de prórrogas adicionales, según admitió el responsable de comercio.

Claramente es una decisión política y comercial. El caso tiene tantas implicaciones que va a dar para mucho, incluyendo la respuesta de China que hasta ahora ha sido bastante comedida teniendo en cuenta su tipo de gobierno. En los cuarteles generales de Cupertino están temblando ante lo que puede suponer que China utilice a Apple contra Trump. No solo Apple. Todas las tecnológicas estadounidenses pueden sufrir de lo lindo para mantener su negocio en el -recordemos- mayor mercado del planeta.

Por no hablar de la deuda de EE.UU que tiene China, una posible devaluación de su moneda, su capacidad de producción o sus reservas de «tierras raras», imprescindibles en electrónica. Ayer mismo, el primer ministro chino, Xi Jinping, visitó una de estas instalaciones en lo que fue «un aviso a navegantes» de lo que puede suceder si Trump mantiene la tensión comercial.

El caso da para muchísimo, pero hoy queríamos centrarnos en el aspecto que más directamente puede incidir en los consumidores. Y en Huawei. La orden ejecutiva emitida por el gobierno federal estadounidense bloquea a Huawei en la venta de sus equipos de telecomunicaciones (u otros productos) a empresas estadounidenses y también impide que la firma china compre componentes y tecnología estadounidense sin una aprobación especial.

La orden tiene consecuencias en su negocio de servidores, redes, 5G e incluso en su incipiente entrada en PCs, pero lo más grave es el anuncio del bloqueo de Google por las limitaciones a sus servicios y sobretodo a Android, el sistema que Huawei utiliza en smartphones, tablets y wearables. Teniendo en cuenta que la mitad del negocio actual de Huawei llega de la venta de móviles inteligentes puedes imaginar que la situación es crítica. De hecho, ha bastado el mero anuncio del veto para que las ventas de teléfonos de la marca se desplomen y para que algunos minoristas retiren sus modelos.

HongMeng OS ¿Alternativa a Android?

Huawei podría subsistir sin empresas estadounidenses en el apartado del hardware. Tiene su propio departamento de suministro de chipset con los Kirin que llegan de HiSilicon, podría abrir negociaciones con MediaTek e incluso con Samsung. El apartado de redes lo tiene cubierto y otros componentes como memorias o almacenamiento podrían ser servidos por especialistas chinos o taiwaneses. Las pantallas podrían ser suministrada por Japan Display e incluso la división de LG. Para los sistemas de cámaras ya tiene un amplio acuerdo con Sony.

El gran problema es el software. Y no solo el sistema, sino aplicaciones y una tienda que las soporte. Al dictado de la orden de Trump, el bloqueo de Google supone la pérdida de actualizaciones de seguridad y de funciones para Android y los nuevos teléfonos inteligentes que se vendan fuera de China también perderán el acceso a las miles de aplicaciones y juegos de Google Play Store, así como otros servicios como Google Services y aplicaciones muy importantes como Gmail o Search.

Huawei continuará teniendo acceso a la versión del sistema operativo Android disponible a través de la licencia de código abierto que está abierta a cualquier persona que desee usarla, pero Google dejará de proporcionar soporte técnico y colaboración para sus propios servicios y los que presta a través de Android. En estas condiciones y si no hay un acuerdo posterior, la subsistencia de Huawei como uno de los tres grandes vendedores de smartphones se complica

Aunque la firma china dice «estar trabajando estrechamente con Google para descubrir cómo Huawei puede manejar la situación y el impacto de la decisión del bloqueo», también ha anunciado que está preparando su propio sistema operativo.  Huawei asegura que no solo es una alternativa, sino una plataforma completa que sería rival para Android y para Google.

El sistema operativo lleva por nombre «HongMeng OS» y estaría en desarrollo interno desde 2012 para prevenir casos como este o evitar la enorme dependencia de Google. Sería un sistema de código abierto con base en el kernel Linux e incluiría la obligada tienda de aplicaciones. ¿Es factible preparar un ecosistema como este en tres meses?

Hace cinco años que publicábamos las «alternativas a Android» con cinco Linux móviles que apuntaban muy bien en aquellos momentos, especialmente un Ubuntu OS convergente capaz de adaptarse a la pantalla y hardware de un smartphone, tablet o portátil y el Linux más cercano a lo que podemos encontrar en el escritorio informático. No ha sobrevivido. Realmente ninguno de ellos salvo limitadamente Tizen para wearables y ni siquiera Samsung se ha atrevido a salirse de Android.

Será interesante comprobar si Huawei podrá lograrlo con este HongMeng OS. Muy, muy difícil. Ya vimos que ni un gigante como Microsoft ha podido mantener Windows Mobile. Y no solo por el propio sistema sino por las apps que necesitará Huawei, el apoyo masivo de los desarrolladores que hoy por hoy trabajan en iOS y Android, servicios adicionales para conectarlo todo, soporte de operadoras y un larguísimo etc. para conseguir un ecosistema completo que permita a Huawei encabezar el mercado en ventas. ¿Cómo lo ves tú?

Editor en MC, MCPRO y MuyCanal. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído