Web Analytics
Conecta con nosotros
futuro del smartphone futuro del smartphone

Guías

Inicio, evolución y futuro del smartphone

Publicado el

La industria de la telefonía móvil ofrece hoy cifras asombrosas a todos los niveles, contándose por miles de millones los terminales en uso; las suscripciones móviles; el número de usuarios o las aplicaciones, tiendas y generación de ingresos. Con protagonismo absoluto para los smartphones frente a los móviles «tontos» y a pesar de la desaceleración de los dos últimos años, las consultoras apuestan por la recuperación del sector con niveles de ventas cercanas a los 1.500 millones de unidades el año próximo y 1.600 millones de unidades en 2024.

Aunque viendo los datos actuales puede parecer que el camino ha sido sencillo, nada más lejos de la realidad. La industria ha necesitado décadas de innovación, de mejora de los terminales, de las redes, del software móvil, de su diseño y peso, de su coste, y en general, ha requerido grandes adaptaciones para los fabricantes, operadoras y distribuidores a medida que cambiaban las tendencias de consumo.

La influencia del teléfono móvil inteligente en la tecnología actual es de tal calibre que ha trascendido del simple dispositivo de comunicación por voz, provocando una nueva era de la movilidad que ha dejado atrás la época del ordenador personal y no pocos ‘heridos’ en el camino, empresas, servicios, sectores y algunos productos dominantes a finales del siglo pasado. Pero, ¿cómo ha llegado esta revolución? En este artículo vamos a repasar sus inicios y evolución, así como las claves del futuro del smartphone.

Inicios

Todo comenzó en la Segunda Guerra Mundial donde se vio la necesidad de comunicarse a distancia, por lo que Motorola creó un equipo militar llamado Handie Talkie H12-16 para comunicaciones vía ondas de radio con banda de frecuencias por debajo de los 600 kHz.

Su salto a los sistemas civiles sucedió a finales de la década de los 40 con sistemas de radio analógicos en frecuencias FM principalmente y con servicios en las bandas HF y VHF ofrecidos por la americana Bell. Los primeros equipos tenían poco de ‘móviles’, eran enormes y pesados por lo que su uso casi estaba limitado a bordo de automóviles. El precio de los equipos y del servicio de Bell era carísimo como puedes suponer.

En 1955, Ericsson comercializó el Mobile Telephone System A (MTA) phone, un ‘móvil’ que pesaba 40 kilogramos y que se instalaba como los dispositivos de Bell en automóviles. Como curiosidad, tuvo un total de 125 usuarios hasta 1967.

También en 1955 el inventor ruso Leonid Ivanovich Kupriyanovich publicó en una revista científica para amantes de radios, un diseño de un walkie-talkie de 1,2 kilogramos de peso capaz de conectarse a 1,5 kilogramos. Dos años después patentó una segunda versión de su ‘teléfono móvil’ mucho más ligera y con extensión de 2 kilómetros.

Primeros móviles comerciales

“¿A qué no sabes desde donde te llamo? Te llamo solo para saber si suena bien”, fueron las frases pronunciadas por el directivo de Motorola, Martin Cooper, el 3 de abril de 1973, cuando desde una calle de Nueva York contactó con su mayor rival en el sector, Joel Engel de los Bell Labs de AT&T, con el ‘zapatófono’ que ves en la imagen. Fue una revolución porque aquel hecho se considera la primera llamada de la historia desde un teléfono móvil.

futuro del smartphone

Tuvo que pasar una década, más de quince años de investigación y una inversión de 100 millones de dólares hasta que en 1983, Motorola, culminó el proyecto lanzando el considerado como ‘primer teléfono móvil de la historia’: el Motorola Dynatac 8000x (Dynamic Adaptive Total Area Coverage) cuyo prototipo Cooper utilizó en su famosa llamada a su rival. El dispositivo medía 33 x 4,5 x 8,9 centímetros y pesaba 800 gramos, ofreciendo además del típico teclado numérico (keypad) telefónico, tenía nueve teclas especiales. Su autonomía era de solo una hora en conversación (ocho en espera) y costaba la friolera de 4.000 dólares de la época. Aún así fue todo un éxito y en su primer año vendió 300.000 unidades.

En 1994, desde Finlandia, llegó el Nokia Mobira Talkman, el primer teléfono portátil de la compañía aunque dos años antes comercializó el Nokia Mobira Senator que pesaba más de 10 kilogramos y se instalaba en automóviles. El Talkman era una versión reducida de éste que intentaba aprovechar las limitaciones del Motorola Dynatac 8000x a costa de tener que cargar una mochila que incluía una batería de tamaño gigantesco, muestra de las limitaciones de la época. Costaba 4.500 euros.

En cuanto a Motorola, continuó innovando y en 1989 lanzó al mercado el Motorola MicroTAC, la versión reducida en tamaño y avanzada en autonomía del primer móvil Dynatac 8000x. Las primeras versiones eran de teléfonos analógicos antes de la llegada de GSM. Una de sus peculiaridades que se usaron en las siguientes décadas fue un nuevo e innovador diseño, donde el portavoz se doblaba sobre el teclado.

Evolución para terminar el siglo XX

Motorola y Nokia fueron los fabricantes más destacados de la última década del siglo XX. Una etapa de evolución que vio la llegada de terminales como:

– Motorola 2900 Bag Phone (1994) Un terminal enfocado a su uso en automóviles (mucho más ligero que generaciones anteriores) y que se ofrecía en una bolsa que contenía el transceptor y batería, que podría usarse también en movilidad. A pesar de la llegada de los primeros terminales verdaderamente móviles, los teléfonos con bolsa fueron populares hasta bien entrada la década de los 90.

– Motorola StarTAC (1996) El primer teléfono móvil que hacía honor a su nombre y el primero en forma de concha (clamshell), ya que se doblaba por la mitad como puedes ver en la imagen superior facilitando su transporte en un formato tan compacto como innovador para la época. En 2005, PC World ubica al StarTAC en el puesto 6 en el ránking de Los 50 artefactos más grandiosos de los los últimos 50 años.

– Nokia 8110 (1996) No fue el mejor desarrollo finlandés pero se hizo tremendamente popular al aparecer en la película Matrix. Famoso por su peculiar tapa contaba con innovaciones como la capacidad de actualizar su firmware vía OTA (Over The Air). Costaba 1.000 dólares.

– Nokia 9000i Communicator (1997) Se considera como el primer ‘smartphone’ del mercado aunque la industria ya había ofrecido otras computadoras de bolsillo. La configuración física del teléfono también era novedosa ya que los usuarios podían abrir el 9000i de forma horizontal para acceder a una amplia pantalla LCD y un teclado QWERTY completo. Con capacidades PDA, podía enviar y recibir faxes, mensajes de texto y correo electrónico, y también un limitado acceso a la Web a través de mensajes SMS de 160 caracteres.

– Nokia 3210 (1999) Uno de los más avanzado de la época aunque tenía problemas de cobertura en algunas regiones al no incluir antena exterior. Por primera vez un móvil estaba destinado al público juvenil por su precio contenido, la inclusión de juegos como Snake, carcasas intercambiables y tonos de llamada personalizables. Vendió 150 millones de unidades, el más popular de la década.

Comienza el siglo XXI

El comienzo del siglo confirmó a Nokia como el primer productor mundial de móviles, un título que mantuvo durante quince años, avanzó el uso de la Internet Móvil bajo conexiones WAP, vio la llegada de las Blackberry (las más populares del mercado profesional) y una explosión de nuevos modelos y fabricantes con nuevos terminales de Samsung, Sony Ericsson, HTC o LG, además de los grandes del sector. Entre los terminales más notables podemos destacar:

RIM BlackBerry 5810 (2002). Aunque RIM se había creado en 1999, este fue su primer teléfono inteligente al integrar soporte de datos móvil. Gracias a dicha característica, y su teclado, disponía de funciones de agenda personal, soporte SMS y para correo electrónico push. Pronto, las Blackberry se convirtieron en indispensables para el mercado profesional.

– Nokia 1100 (2003) Está considerado no solo como el móvil más popular de la industria sino el dispositivo electrónico más vendido de la historia acercándose a los 250 millones de unidades en sus cinco años de producción. Un teléfono económico, básico, con teclado y frontal resistente al polvo y lados antideslizantes.

– Motorola Razr V3 (2004) Cuando los móviles de la época comenzaban a parecerse llegó la firma estadounidense para innovar de nuevo con un terminal en formato de concha tremendamente ligero, delgado y atractivo. Un teclado elegante y plano, cámara integrada y capacidades multimedia, lo convirtieron en tremendamente popular.

– Nokia 1200 (2007) Está considerado como el ‘móvil más barato de la historia’. Básico donde los haya, era el que regalaban las operadoras, comercios o entidades bancarias por abrir una cuenta. Obviamente se nos quedan centenares de modelos en el tintero que se salen fuera de este artículo y que puedes ver en este gran resumen de webdesigner.

iPhone – Llega la revolución

Tras un año de rumores y después de arrasar en la industria de la música con los iPod, el 9 de enero de 1997 presentó el primer smartphone de Apple iPhone. Un terminal que revolucionó por completo la industria de las telecomunicaciones y también la de la computación abriendo la actual era de la movilidad.

futuro del smartphone

El terminal contaba con una pantalla multitáctil de 3,5 pulgadas que cubría todo el frontal del terminal en un diseño que ha inspirado miles de modelos posteriores y que ha llegado hasta nuestros días.

La primera generación del iPhone eran GSM cuatribanda con tecnología EDGE y también contenía conectividad inalámbrica Wi-Fi. En sus inicios se comercializó bajo lanzamiento exclusivo en Estados Unidos a través de la operadora AT&T. Una estrategia que ha dejado de emplearse excepto en mercados puntuales.

Otro de sus aspectos destacados era el uso de un nuevo sistema operativo denominado iPhone OS, renombrado posteriormente a iOS y también usado en otros dispositivos de movilidad de la compañía. Su interfaz estaba basada en el concepto de manipulación directa, con deslizadores, interruptores y botones funcionando a la perfección usando gestos multitáctiles. Aunque el primer iPhone no tenía soporte para instalar más aplicaciones que las instaladas, el lanzamiento posterior de la tienda de aplicaciones App Store aumentó enormemento las posibilidades del terminal y abrió una nueva fuente de negocio para Apple.

Nombrado por la revista ‘Time’ como ‘el invento del año’ el éxito del iPhone fue absoluto y la repercusión de su lanzamiento, total para la industria tecnológica.

Nueva era smartphone – Google Android y Samsung

Android fue adquirido por Google a la firma del mismo nombre en 2005 pero el lanzamiento del iPhone quebró los planes del gigante de Internet. Sus responsables admitieron después que el iPhone estaba a años luz de su desarrollo en 2007 y su primer smartphone no llegó hasta octubre de 2008 con el HTC Dream.

Pero la ‘venganza’ se sirve fría y frente al modelo propietario y exclusivo de Apple con iOS, Google presentó Android en noviembre de 2007 junto a la fundación de la Open Handset Alliance, un consorcio de compañías de hardware, software y telecomunicaciones para avanzar en estándares abiertos.

Android se ofreció a los fabricantes libre de royalties permitiendo incluso la implementación de capas a modo de interfaces personalizables por los distintos fabricantes. La apertura de una tienda de aplicaciones similar a la App Store acogió a un gran número de desarrolladores asegurando la llegada de aplicaciones de terceros. La historia cercana de esta industria ya la conoces. Un número incontable de compañías y productos usan Android, actualmente el sistema operativo líder del mercado del móvil con una cuota de mercado superior al 50%.

En cuanto a fabricantes, hace tiempo que Samsung superó a Apple en ventas accediendo a la primera posición mundial en un puesto que ha mantenido desde entonces. A destacar la subida de Huawei al segundo puesto superando también a Apple y el auge de los productores chinos como Xiaomi, Oppo o ZTE. Por el camino se han quedado grandes actores del pasado como Nokia, BlackBerry o HTC, mientras que Motorola se mantiene tras su venta a Lenovo y otros como LG o Sony pelean por sobrevivir en un mercado que «no hace prisioneros».

El futuro del smartphone

El smartphone actual tiene poco de «teléfono» y mucho de computadora en miniatura. La realidad es que lo que menos hacemos hoy con un móvil son llamadas y hoy lo utilizamos más para navegar por Internet; usar redes sociales; mensajería instantánea; videoconferencia; tomar fotografías y vídeos; jugar en movilidad; ver películas o series; escuchar música; leer libros electrónicos o como motor de un dispositivo de realidad virtual / aumentada.

La llegada de la era del phablet, un “palabro” inventado para definir los dispositivos a medio camino entre móviles y tablets, se ha consolidado y con pocas excepciones la tendencia de aumento de tamaño de pantalla en móviles va a continuar. Lo mismo podemos decir de su sistema de cámaras, un apartado fotográfico que no ha dejado de mejorar en móviles hasta el punto de -casi- acabar con las cámaras compactas dedicadas.

En cuanto a sistemas operativos, no se vislumbra ningún cambio a medio plazo. Android seguirá siendo el gran sistema en móviles inteligentes formando junto al iOS de Apple un duopolio que nadie parece ser capaz de romper. Algunos intentos de Linux móvil se han quedado por el camino o no se han convertido en alternativa real, mientras que el único con capacidad suficiente, Microsoft, tiene a Android como su sistema de referencia cancelando por completo Windows Mobile.

Los smartphones plegables o con doble pantalla serán la innovación más importante en diseño para el futuro del móvil. Las tecnologías de pantallas flexibles permitirán la creación de una nueva generación de dispositivos y todos los fabricantes tienen modelos específicos o en desarrollo. Los pocos que han llegado al mercado, con retrasos y con problemas, confirman que estos modelos están «en pañales» y que se necesitan nuevas generaciones para pulir diseños, mejorar sus resistencia y poder bajar unos precios que están fuera del mercado de consumo.

futuro del smartphone

Dejamos para el final el 5G y lo que supondrá para el futuro del smartphone. Hubiera sido imposible la popularización de los teléfonos móviles sin la estandarización, mejora y evolución de los protocolos para redes de comunicaciones y su soporte por las operadoras. Desde la primera llamada de 1973, tuvieron que pasar seis años hasta que Japón se convirtió en el primer país en contar con servicio de telefonía celular. A Europa llegó en los países escandinavos en 1981 y Estados Unidos habilitó el servicio comercial en 1983.

Tras cuatro generaciones de redes la quinta está en marcha y promete revolucionar todo lo conocido. La principal mejora del 5G será un espectacular aumento de rendimiento con velocidades teóricas de transferencia de datos en bajada de 10 Gbps. Un rendimiento que pulverizará el de las redes Wi-Fi e incluso superará a muchas redes cableadas actuales. También será notable la mejora de la latencia y la gestión del tráfico, entre otras. 5G abrirá camino a nuevas aplicaciones que ahora no son posibles, aunque faltan unos años para su despliegue completo.

4 comentarios
  • José Luis Silva

    Muy linda la nota (para nosotros, los viejitos nostálgicos). Está bien la fecha del lanzamiento del primer iPhone?

  • Mmmm

    Apple fué la que inició esto y sigue en el top despues de muchos años, ahora nose en que se va a convertir pero cada vez mas grandes las pantallas creo que no y solo será cuestion de tiempo, volveremos a lo pequeño como los smartwaches con proyector da igual si en la pared o con holograma, lo llevamos viendo desde hace tiempo en prototipos…

  • tec-ray

    Muy buena nota. Si hubiera apreciado que aparecieran fotos bajo los teléfonos nombrados, hubiera sido un buen complemento.

  • Álvaro Lázaro Laín

    Sí, me suena haber leído que los teléfonos móviles volverían a ser más pequeños. No obstante, con el móvil plegable serán más pequeños y grandes a la vez.
    Saludos

Top 5 Cupones

Lo más leído