Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cheops vuela hoy al espacio en busca de planetas habitables

Publicado el
Cheops

Cheops es el nuevo satélite de la Agencia Espacial Europea. Está especializado en el estudio de exoplanetas y si no hay contratiempos volará hoy al espacio en un lanzamiento que podrá seguirse en directo desde el sitio web de la ESA.

El satélite se lanzará a una órbita inusual de polo a polo a unos 800 kilómetros de la Tierra. El telescopio espacial Hubble, en comparación, orbita a 560 kilómetros de la superficie moviéndose de oeste a este. En una ingeniosa ingeniería celestial, Cheops rodeará la Tierra entre la división entre el día y la noche con su cámara apuntada permanentemente lejos del sol, hacia la oscuridad.

Cheops: misión estudiar exoplanetas

Miles de exoplanetas han sido descubiertos en las últimas tres décadas por astrónomos terrestres y por satélites como el Kepler y TESS de la NASA o el Corot de la ESA. Cheops es especial, ya que en lugar de buscar más planetas habitables estudiará algunos que ya se han descubierto para entenderlos mejor.

Muchos de los exoplanetas ya vistos por los astrónomos fueron descubiertos al observar el tirón gravitacional, o «bamboleo», que ejercen sobre las estrellas de su hogar a medida que giran. Este método permite a los astrónomos calcular las masas de los planetas, pero nada más se sabe sobre su naturaleza o composición.

Cheops realizará mediciones precisas de los tamaños de estos planetas observando pequeñas caídas en el brillo de sus estrellas de origen a medida que los planetas pasan frente a ellas, el llamado método de «parpadeo». Junto con el bamboleo, estos datos permitirán a los astrónomos calcular las densidades de estos planetas y determinar si son rocosos, como la Tierra, o esponjosos, como las nubes de gas.

Cheops

El objetivo es encontrar planetas habitables. Eso significa que Keops se centrará en las estrellas con exoplanetas que tengan un tamaño entre la masa de la Tierra y la de Neptuno. No todos los sistemas se alinearán de modo que los planetas se crucen realmente frente a sus estrellas y produzcan una falla de tránsito para poder estudiarlos. Pero al menos una docena debería cumplir este criterio, proporcionando información en la línea divisoria entre las llamadas súper-Tierras, planetas rocosos que son mucho más grandes que los nuestros, y mundos con grandes envolturas de gas, denominadas mini-Neptunos.

Un nuevo programa que busque tránsitos de exoplanetas con telescopios terráqueos también deberían proporcionar objetivos adicionales a los de Cheops. En un futuro cercano, veremos en acción el telescopio espacial James Webb de la NASA, diseñado para registrar la radiación infrarroja de los primeros días del universo y el calor de los exoplanetas, con lanzamiento previsto en marzo de 2021.

Más tarde, a mitad de la década de 2020, debería llegar (si se solucionan los problemas con el presupuesto) el Telescopio Espacial Infrarrojo de Campo Amplio (WFIRST), diseñado para investigar la energía oscura y los exoplanetas distantes. El Euclides de la Agencia Espacial Europea tiene ese mismo objetivo y se lanzará en 2022.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído