Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

2020 Doomsday Clock: a 100 segundos del fin del mundo

Publicado el
2020 Doomsday Clock

El Grupo de Científicos Atómicos dedicados a monitorizar el potencial de una catástrofe global, adelantó ayer el 2020 Doomsday Clock, el reloj del «juicio final» que ahora está situado a 100 segundos de la medianoche, lo más cerca que la humanidad ha estado nunca del fin del mundo.

No, no vamos a morir en minuto y medio, pero cuidado que la advertencia es muy seria. Puede parecer que hablamos de una novela de ciencia ficción, pero nada más lejos de la realidad. Este «panel-boletín» fue creado en 1945 por científicos de la Universidad de Chicago que habían ayudado a desarrollar las primeras armas atómicas bajo el Proyecto Manhattan.

Dos años después crearon el «Reloj del Juicio Final» como metáfora, recordatorio y advertencia de la distancia temporal a la que nos encontramos de un cataclismo global. El reloj se atrasa o adelanta cada año según la valoración de la Junta de Ciencia y seguridad del grupo, incluyendo el asesoramiento de trece premios Nobel. El reloj se ha convertido en un indicador universalmente reconocido de la vulnerabilidad del mundo a una catástrofe global. Y estamos más cerca que nunca.

2020 Doomsday Clock

La humanidad continúa enfrentándose a dos peligros existenciales simultáneos: la guerra nuclear y el cambio climático, que se ven «agravados por un multiplicador de amenazas y una guerra de información cibernética que socava la capacidad de respuesta de la sociedad», explican. La situación de seguridad internacional es grave, no solo porque existen estas amenazas, sino porque los líderes mundiales han permitido que la infraestructura política internacional para gestionarlos se erosione.

Peligrosa realidad nuclear

En el ámbito nuclear, los líderes nacionales han terminado o socavado varios tratados y negociaciones importantes sobre el control de armas durante el último año, «creando un ambiente propicio para una carrera armamentista nuclear renovada, la proliferación de armas nucleares y la reducción de las barreras a la guerra nuclear». Los conflictos políticos con respecto a los programas nucleares en Irán y Corea del Norte siguen sin resolverse y, en todo caso, empeoran. «La cooperación entre Estados Unidos y Rusia en el control de armas y el desarme es casi inexistente», advierten en este 2020 Doomsday Clock.

El mundo está caminando sonámbulo a través de un paisaje nuclear recientemente inestable. «Los límites de control de armas que han ayudado a prevenir una catástrofe nuclear durante el último medio siglo se están desmantelando constantemente», aseguran. La situación ha empeorado en 2019. Irán aumentó su arsenal de uranio poco enriquecido, aumentó sus niveles de enriquecimiento de uranio y agregó centrifugadoras nuevas y mejoradas, todo para expresar su frustración porque Estados Unidos se había retirado del acuerdo nuclear conocido formalmente como el Plan Integral Conjunto de Acción, o JCPOA.

A principios de este año, en medio de las altas tensiones entre Estados Unidos e Irán, el ejército estadounidense realizó un ataque aéreo con aviones no tripulados que asesinó a un prominente general iraní en Irak. Los líderes iraníes se comprometieron a exigir una «severa venganza» contra las fuerzas militares estadounidenses, y el gobierno iraní anunció que ya no observaría los límites impuestos por el JCPOA«Lo poco que queda del acuerdo podría desmoronarse, reduciendo las restricciones sobre el programa nuclear iraní, reduciendo el «tiempo de ruptura» de creación de armas nucleares a menos de 12 meses y aumentando la probabilidad de conflicto militar con los Estados Unidos».

2020 Doomsday Clock: a 100 segundos del fin del mundo 32

La desaparición del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) se hizo oficial en 2019, y, como se predijo, Estados Unidos y Rusia han comenzado una nueva competencia para desarrollar y desplegar armas que el tratado había prohibido durante mucho tiempo. Mientras tanto, Estados Unidos sugiere que puede retirarse del Tratado de Cielos Abiertos, que proporciona sobrevuelos aéreos para generar confianza y transparencia en todo el mundo. «A pesar de declarar su intención de llevar a China a un acuerdo de control de armas, Estados Unidos ha adoptado un tono de intimidación y burla hacia sus competidores chinos y rusos».

Por otro lado, los esfuerzos de Estados Unidos para llegar a un acuerdo con Corea del Norte hicieron pocos progresos en 2019, a pesar de una cumbre temprana en Hanoi y posteriores reuniones de trabajo. Tanto Estados Unidos como Rusia tienen reservas masivas de ojivas y material fisionable en reserva y «si China decide aumentar su arsenal para ponerse a su nivel, los cálculos de disuasión podrían volverse más complicados, haciendo que la situación sea más peligrosa».

Respuesta insuficiente a la catástrofe climática

La conciencia pública sobre la crisis climática creció en el transcurso de 2019, en gran parte debido a las protestas masivas de los jóvenes de todo el mundo. «De todos modos, la acción gubernamental sobre el cambio climático aún está muy lejos de cumplir el desafío en cuestión«. En las cumbres climáticas de la ONU el año pasado, «los delegados nacionales pronunciaron excelentes discursos, pero presentaron pocos planes concretos para limitar aún más las emisiones de dióxido de carbono que están alterando el clima de la Tierra», aclaran.

Esta respuesta política limitada se produjo durante un año en que los efectos del cambio climático provocado por el hombre se manifestaron en uno de los años más cálidos registrados, incendios forestales extensos y el derretimiento más rápido de lo esperado del hielo glacial. Y no digamos que no estábamos advertidos. Un centenar de autores de 40 países compilaron el último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU con referencias a 6.000 estudios científicos.

2020 Doomsday Clock

El consenso abrumador de los autores en consonancia con la opinión de los científicos era que habíamos alcanzado un punto de inflexión crítico y que eran necesarios «cambios rápidos y de gran alcance». La catástrofe ambiental está teniendo consecuencias reales y terribles para los humanos y el resto de seres vivos del planeta.

El año pasado, algunos países tomaron medidas para combatir el cambio climático, pero otros, incluidos los Estados Unidos, que formalizaron su retirada del Acuerdo de París, y Brasil, que desmanteló las políticas que habían protegido la selva amazónica, han dado grandes pasos hacia atrás. La muy esperada Cumbre de Acción Climática de la ONU en septiembre estuvo muy lejos de la solicitud del Secretario General António Guterres de que los países no vengan con «discursos hermosos, sino con planes concretos». Y la conferencia climática de la ONU en Madrid también decepcionó de manera similar.

No sirven ya las excusas, solo acciones concretas para frenar una emergencia global, pero la valoración de los científicos del 2020 Doomsday Clock es que se ha hecho muy poco o es insuficiente.

Guerra de información y otras tecnologías disruptivas

La guerra nuclear y el cambio climático son las principales amenazas para el mundo físico. «Pero la información es un aspecto esencial de la interacción humana, y las amenazas a la ecosfera de la información, especialmente cuando se combina con la aparición de nuevas tecnologías desestabilizadoras en inteligencia artificial, espacio, hipersónica y biología, presagian una inestabilidad global peligrosa y multifacética«.

En los últimos años, los líderes nacionales han rechazado cada vez más la información con la que no están de acuerdo como noticias falsas, «promulgando sus propias falsedades, exageraciones y tergiversaciones en respuesta«. Desafortunadamente, esta tendencia se aceleró en 2019. Los líderes afirmaron que sus mentiras eran verdaderas, cuestionando la integridad y creando desconfianza pública en las instituciones nacionales que históricamente han proporcionado estabilidad y cohesión social.

La reciente aparición de los llamados «deepfakes» (grabaciones de audio y vídeo que son esencialmente indetectables como falsas) «amenaza con socavar aún más la capacidad de los ciudadanos y los encargados de tomar decisiones para separar la verdad de la ficción». Las falsedades resultantes tienen el potencial de crear un caos económico, social y militar, lo que aumenta la posibilidad de malentendidos o provocaciones que «podrían conducir a la guerra, y fomenta la confusión pública que conduce a la inacción en los problemas graves que enfrenta el planeta». El acuerdo sobre los hechos es esencial para la democracia y la acción colectiva efectiva, dicen los científicos en el 2020 Doomsday Clock.

2020 Doomsday Clock: Cómo debe responde el mundo

Decir que el mundo está más cerca del día del juicio final hoy que durante la Guerra Fría, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética tenían decenas de miles de armas nucleares más de las que ahora poseen, es hacer una afirmación profunda que exige una explicación seria. «Después de mucha deliberación, los miembros de la Junta de Ciencia y Seguridad han concluido que las complejas amenazas tecnológicas que enfrenta el mundo son al menos tan peligrosas hoy como lo fueron el año pasado y el año anterior».

«Este año acercamos el reloj 20 segundos a la medianoche, no solo porque las tendencias en nuestras principales áreas de preocupación, las armas nucleares y el cambio climático, no han mejorado significativamente en los últimos dos años. Desplazamos el reloj hacia la medianoche porque los medios por los cuales los líderes políticos habían manejado previamente estos peligros que podrían terminar con la civilización se están desmantelando o socavando, sin un esfuerzo realista para reemplazarlos con nuevos o mejores regímenes de gestión«, resumen.

En efecto, la infraestructura política internacional para controlar el riesgo existencial es degradante, dejando al mundo en una situación de amenaza alta y creciente. Los líderes mundiales no están respondiendo adecuadamente para reducir este nivel de amenaza y contrarrestar el vaciamiento de las instituciones políticas internacionales, negociaciones y acuerdos que apuntan a contenerlo.

La situación de seguridad global es insostenible y extremadamente peligrosa, pero esa situación puede mejorarse si los líderes buscan el cambio y los ciudadanos lo exigen. No hay ninguna razón por la cual el Reloj del día del juicio final no pueda alejarse de la medianoche. Lo hizo en el pasado cuando los líderes sabios actuaron, bajo la presión de ciudadanos informados y comprometidos de todo el mundo. «Creemos que será necesaria una participación cívica masiva para impulsar el cambio que el mundo necesita«.

2020 Doomsday Clock: a 100 segundos del fin del mundo 35

Los ciudadanos de todo el mundo tienen el poder de desenmascarar la desinformación de las redes sociales y mejorar las perspectivas a largo plazo de sus hijos y nietos. Pueden insistir en hechos y descartar tonterías. Pueden exigir, mediante protestas públicas, en las urnas y de muchas otras formas creativas, que sus líderes tomen medidas inmediatas para reducir las amenazas existenciales de la guerra nuclear y el cambio climático. «Ahora estamos a 100 segundos para la medianoche, la situación más peligrosa que la humanidad haya enfrentado. Ahora es el momento de unirnos y actuar», remata el panel de científicos con una declaración que todos deberíamos tener muy en cuenta.

Más información 2020 Doomsday Clock: Declaración | Cronograma | Panel de control

4 comentarios
  • Gregorio Ros

    Los conflictos, del tipo que sea: políticos, religiosos, económicos,… siempre fueron, son y serán. Que es necesario solucionarlos es una realidad, al igual que tarde o temprano llegaremos a la guerra para solucionarlos. La cuestión es que la guerra se hace para solucionar un problema y que resulta con una solución que suele ser peor que el problema original, por lo tanto algo falla. Siempre fui de la idea de que se parte un planteamiento erróneo, cuando se va a la guerra la gente «lista» que entiende del tema siempre se queda en retaguardia, ya digamos de reyes, generales, lideres políticos o religiosos, mandan a solucionarlo a pobres ignorantes que la lían parda y no es sino cuando el conflicto llega a ellos cuando se obtiene la solución. Una distribución inversa en la que dichos líderes fuesen por orden de importancia en primera fila seguro que acortaría el resultado de la ecuación, dando ejemplo de como hacer bien las cosas.
    PD: En artes marciales se suele oír un dicho: «Nunca arma blanca fue buena en manos de un cobarde».

  • Jotax95

    Diganme loco y/o extremista pero creo que lo mejor que lo podrá pasar al mundo moderno es una nueva plaga que nos extinga a una gran mayoría, porque como sociedad y especie que habita este planeta estamos podridos hasta la médula.

  • Ya está sucediendo gracias al virus chino así que pronto morirás para que así este planeta vuelva a ser «normal» 😉

  • Virtualbox Vbox

    Los humanos somos a la Tierra lo que un cáncer a nosotros.

Lo más leído