Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

NVIDIA confirma que las RTX serie 30 utilizarán Ampere y destaca el valor de DLSS 2.0

Publicado el
NVIDIA confirma que las RTX serie 30 utilizarán Ampere y destaca el valor de DLSS 2.0 29

Como estaba previsto NVIDIA ha aprovechado la celebración online de la GTC 2020 para presentar Ampere, su nueva arquitectura gráfica, y se ha centrado únicamente en la vertiente profesional de aquella. La Tesla A100 ha sido la gran protagonista del evento, una solución gráfica que viene con 6.192 shaders (108 SM activos), 432 núcleos tensor, un bus de 5.120 bits y 40 GB de memoria HBM2 con un ancho de banda de 1.134 GB/s.

No hay duda de que la Tesla A100 es un auténtico monstruo, pero se trata de una versión «recortada», es decir, no utiliza el núcleo gráfico GA100 con todas sus unidades SM activas, lo que significa que NVIDIA podría sorprendernos con una nueva tarjeta gráfica tope de gama equipada con hasta 8.192 shaders.

Estaba claro que NVIDIA lidera con total comodidad el sector profesional, y con el anuncio de Ampere la compañía no ha hecho más que reforzar ese liderazgo, ¿pero qué hay de Ampere en su versión para consumo general? Como he dicho no tenemos novedades en sentido estricto, pero el CEO de NVIDIA, Jen-Hsun Huang, ha confirmado que las RTX serie 30 utilizarán la misma arquitectura, es decir, que no habrá distinciones entre las tarjetas gráficas Tesla, Quadro y RTX serie 30 basadas en Ampere, al menos en lo que a configuración base se refiere.

NVIDIA mantendrá una base común y apostará por la especialización

Esa es la idea que ha transmitido el CEO de la compañía, y no nos sorprende ya que al final es el mismo que hemos visto en las RTX serie 20. NVIDIA abandona totalmente la distinción entre tarjetas gráficas del sector profesional y de consumo que estableció con Pascal y Volta, y adopta el enfoque común que hemos visto en Turing.

Lo dicho significa que una RTX serie 30 utilizará la misma arquitectura que una Tesla o una Quadro, y que puede tener incluso la misma configuración base a nivel de núcleo (GPU), pero que NVIDIA adaptará cada diseño a las necesidades específicas del sector al que se dirija cada tarjeta gráfica.

Así, por ejemplo, una RTX serie 30 tendrá una alta potencia en FP16 y FP32, pero vendrá con sus capacidades FP64 seriamente recortadas, y lo mismo aplicará a las Quadro. Por contra, las Tesla ofrecerán una mayor potencia en FP64 y en FP8-16. Os recuerdo que las cargas de FP64 se utilizan sobre todo en simulaciones científicas, y que las cargas FP8 se emplean principalmente en inferencia, inteligencia artificial y aprendizaje profundo.

No quiero terminar sin hacer un apunte importante, y es que creo que podríamos ver una RTX TITAN serie 30 con 6.192 shaders y 24 GB+ de memoria GDDR6. En el vídeo que os dejo al final podéis ver un análisis interesante de la evolución del trazado de rayos y de la tecnología DLSS 2.0, que como sabemos ha resultado ser uno de los avances más importantes que nos ha dejado Turing.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído