Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Tarjetas gráficas de NVIDIA: como diferenciar e identificar cada gama y modelo

Publicado el

A pesar de las diferentes transiciones generacionales que se han producido todavía podemos encontrar una gran variedad de tarjetas gráficas de NVIDIA en el mercado de consumo general, sobre todo si tenemos en cuenta los modelos reacondicionados y los productos en liquidación que todavía se comercializan en algunos minoristas.

Normalmente las tarjetas gráficas de NVIDIA de nueva generación acaban desplazando a las de la generación anterior, pero esto no ha ocurrido con las GeForce RTX 20, que están coexistiendo desde hace meses con las GeForce GTX 10, y todavía hay tiendas que ofrecen algunos modelos de generaciones anteriores, incluidas las GeForce GTX 900 y GeForce GTX 700.

Con este panorama es fácil perderse, al fin y al cabo el catálogo de tarjetas gráficas de NVIDIA es uno de los más completos que existen, y también uno de los que más generaciones “en activo” ha acumulado.

Por ello hemos decidido lanzaros a hacer una guía en la que os daremos una serie de claves que os permitirán identificar las distintas series y modelos de tarjetas gráficas de NVIDIA que se mantiene actualmente en el mercado, así como el rendimiento que podéis esperar de cada una de ellas.

Como siempre podéis dejar cualquier duda en los comentarios. Sin más preámbulos empezamos.

Tarjetas gráficas de NVIDIA: líneas de producto

Aunque en este artículo nos vamos a centrar en la gama de consumo general de las tarjetas gráficas de NVIDIA hemos querido aclarar las diferencias que existen entre éstas y las versiones dirigidas al sector profesional.

  • GeForce GTX-RTX: es la nomenclatura que identifica a las tarjetas gráficas NVIDIA de consumo general.
  • GeForce TITAN: son una especie de “híbrido” que se dirige tanto al mercado de consumo general como al sector profesional.
  • NVIDIA Quadro: esta nomenclatura se utiliza en las tarjetas gráficas profesionales de NVIDIA. Orientadas sobre todo a diseñadores, creativos, arquitectos y a aquellos que rendericen en 3D.
  • NVIDIA Tesla: también se utiliza en productos profesionales de NVIDIA, aunque éstos están más orientados al sector científico y a las tareas de aprendizaje profundo.

Muchos creen que no hay apenas diferencias entre una y otra línea de productos, pero la realidad es totalmente distinta. La serie GeForce GTX-RTX tiene en líneas generales un potencial bruto similar al de las Quadro y las Tesla, pero esto no quiere decir que sean iguales. A continuación os dejamos un resumen con las diferencias más importantes:

  1. La serie Tesla tiene mayor potencia trabajando con FP64 (doble precisión).
  2. Ambas series, Tesla y Quadro, incorporan casi siempre una mayor cantidad de memoria para sacar adelante cargas de trabajo más pesadas que dependen de dicho elemento.
  3. La memoria gráfica de las series Quadro y Tesla incorpora ECC (corrección de errores). Las GTX TITAN no integran este sistema, así que no son igual de fiables para trabajar con simulaciones y proyectos muy complejos, sobre todo cuando vamos a comparar resultados de forma cíclica.
  4. Las Quadro y Tesla suelen tener TDPs inferiores y temperaturas de trabajo más bajas, pero pueden contar con un mayor número de shaders.
  5. En la serie GeForce GTX-RTX se prioriza el rendimiento en juegos, de ahí su menor potencia en FP64, y no están optimizadas a nivel de software para trabajar con aplicaciones profesionales. Con las Quadro y Tesla ocurre todo lo contrario.

Tarjetas gráficas de NVIDIA: generaciones

Identificar la generación de una tarjeta gráfica es fundamental, ya que esto representa no solo la arquitectura que utiliza, sino también si se trata de un modelo “obsoleto” o si por el contrario estamos ante una solución de última generación.

Lo primero que debemos tener claro es la estructura de nombre comercial que utiliza NVIDIA. Ya sabemos que GeForce GTX o GeForce RTX son los distintivos de los productos de consumo general del gigante verde, pero debemos hacer tres aclaraciones previas:

  • GTX: se refiere a los modelos que ofrecen un rendimiento lo bastante bueno como para jugar con garantías.
  • GT: se refiere a modelos de baja potencia y bajo consumo, cuyo rendimiento es inferior al de las GTX.
  • RTX: introducido recientemente. Se refiere a modelos de alto rendimiento que son compatibles con trazado de rayos (raytracing).

Junto al nombre GeForce GTX o RTX tenemos una serie de números que como dijimos representan la generación, y también la gama en la que se ubica cada modelo concreto. Hasta la serie GTX 900 el primer número, el “9”, se refiere a la generación. Con las GTX 1000 y RTX 2000 esto se ha extendido a los dos primeros números, es decir, al “10” y al “20”.

Con esto en mente podemos establecer esta división en las tarjetas gráficas GeForce más recientes:

  • GTX 200: basadas en la arquitectura Tesla (65 nm y 55 nm) y compatibles con DirectX 10. Están obsoletas.
  • GT 300: fueron un renombre de las anteriores. Tuvo una disponibilidad muy limitada y también están obsoletas.
  • GTX 400: basadas en la arquitectura Fermi (40 nm) y compatibles con DirectX 11 y DirectX 12. Aún son capaces de ofrecer un rendimiento aceptable incluso en juegos actuales.
  • GTX 500: están basadas en la arquitectura Fermi (40 nm) de segunda generación, y por tanto son compatibles con DirectX 11 y DirectX 12. Rendimiento aceptable en juegos actuales.
  • GTX 600: están basadas en Kepler (28 nm). Son compatibles con DirectX 11 y DirectX 12. Ofrecen un rendimiento aceptable en juegos actuales.
  • GTX 700: es una generación complicada. Las GTX 750 y GTX 750 TI están basadas en Maxwell de primera generación, y las GTX 760 y superiores en una revisión menor de Kepler. Todas utilizan el proceso de 28 nm y ofrecen todavía un buen rendimiento en juegos, sobre todo en los modelos superiores.Compatibles con DirectX 11 y DirectX 12.
  • GTX 800: estuvo limitada a portátiles. En general se trató de un renombre basado en Kepler y Maxwell. Estuvieron fabricadas en proceso de 28 nm, y son compatibles con DirectX 11 y DirectX 12.
  • GTX 900: esta generación es bastante reciente y todavía se vende en algunos minoristas. Está basada en Maxwell de segunda generación y fabricada en 28 nm. Compatible con DirectX 11 y 12 y capaz de ofrecer un rendimiento excelente en juegos actuales, sobre todo en los modelos más potentes (GTX 970 y superiores).
  • GTX 10: conocida también como GTX 1000. Es una generación actual, basada en Pascal y fabricada en proceso de 16 nm y 14 nm, según modelo. Compatible con DirectX 11 y DirectX 12, y capaz de mover sin problemas juegos actuales.
  • RTX 20: también conocida como RTX 2000. La generación más reciente de NVIDIA, fabricada en proceso de 12 nm y compatible con DirectX 11, DirectX 12 y trazado de rayos. Lo más potente que existe en el mercado.

Es importante tener en cuenta que la generación importa no solo por el rendimiento, sino también por el consumo y las tecnologías soportadas. Por lo general una nueva generación será capaz de ofrecer un rendimiento superior con un consumo menor que el de su antecesora. Por ejemplo, una GTX 1060 de 6 GB consume menos que una GTX 960 y rinde como una GTX 980.

Tarjetas gráficas de NVIDIA: gamas

Ahora que tenemos claro el tema de las generaciones nos toca hablar de las gamas. El número que viene después del que indica la generación nos permite diferenciar la gama en la que se encuadra una tarjeta gráfica concreta.

Por lo general NVIDIA ha mantenido una estructura bastante clara en este sentido, así que no es complicado saber si nos encontramos ante un modelo de gama alta, media o baja, aunque debemos tener claro que no es un indicador absoluto, ya que en ocasiones ha utilizado otros elementos para diferenciar modelos aparentemente idénticos, lo que ha añadido algo de confusión.

  • Números 9, 8 y 7: indican que estamos ante un modelo de gama alta. Por ejemplo, una RTX 2070 y una RTX 2080 son tarjetas gráficas de gama alta.
  • Número 6: se utiliza para referirse a tarjetas gráficas de gama media. Por ejemplo, una GTX 1060 es una tarjeta gráfica de gama media.
  • Número 5: en este caso se refiere a tarjetas gráficas de gama media-baja: La GTX 1050 es un claro ejemplo.
  • Números 3, 2 y 1: se refieren a tarjetas gráficas de gama baja, como la GT 1030 por ejemplo.

Tened en cuenta que con esto nos referimos siempre a la gama que ocupa cada tarjeta gráfica en su generación correspondiente. Cuando se produce el lanzamiento de una nueva generación todas las tarjetas gráficas de la generación anterior bajan como mínimo un peldaño, lo que significa que los modelos que fueron gama alta pueden pasar a ser gama media, y los que fueron gama media pueden quedar como modelos de gama media-baja.

No es algo absoluto, pero nos permite establecer un criterio a modo de guía para no perdernos. Por ejemplo, la GTX 980 era un modelo de gama alta, pero pasó a ser gama media cuando llegó la GTX 1060.

Tarjetas gráficas de NVIDIA: otras cosas a tener en cuenta

Ya sabemos qué representan los números y la distinción GTX-RTX y GT en una tarjeta gráfica NVIDIA, pero como hemos indicado el gigante verde utiliza otros elementos diferenciadores que debemos tener en cuenta para no confundirnos.

Uno de los más habituales es el distintivo “TI”, que se utiliza para indicar que un modelo es superior a aquél con el que comparte numeración. Por ejemplo, una GTX 1050 TI es superior a una GTX 1050, y lo mismo ocurre con una GTX 1080 TI y una GTX 1080.

Otra forma de diferenciar tarjetas gráficas que utiliza NVIDIA es el tipo y la cantidad de memoria gráfica. No es algo muy habitual, pero no podemos pasarlo por alto. Por lo general una tarjeta gráfica GTX con más cantidad de memoria será más potente que otra con menos memoria, aunque compartan numeración. Por ejemplo, la GTX 1060 de 6 GB es superior a la GTX 1060 de 3 GB.

En cuanto al tipo de memoria una versión con memoria más rápida también será superior, aunque las diferencias dependerán de la gama. Por ejemplo, una GT 1030 con GDDR5 es muy superior a una GT 1030 con DDR4, mientras que una GTX 1060 con GDDR5 a 9 GHz es solo un poco más potente que una GTX 1060 con GDDR5 a 8 GHz.

Por suerte NVIDIA ha abandonado de momento otras marcas que usaba anteriormente, como “GT” y “SE”, con las que se refería normalmente a versiones más potentes y menos potentes de varias tarjetas gráficas con una misma numeración.

Notas finales

Con todo lo que hemos explicado no deberíais tener problemas para identificar todos los modelos de tarjetas gráficas de NVIDIA que existen ahora mismo en el mercado. Por lo general los modelos “TI” se encuentran ubicados en la gama media y en la gama alta, y como dijimos las nuevas generaciones marcan avances importantes que vale la pena tener en cuenta, aunque no siempre es imprescindible ir a por lo último.

A la hora de hablar del rendimiento podemos fijar un patrón básico que se cumple en la mayoría de los casos, y  que puede serviros como guinda final para completa esta guía y tener más claro qué tarjeta gráfica elegir:

  • Tarjetas gráficas de gama alta: permiten jugar hasta en 4K con garantías.
  • Tarjetas gráficas de gama media: permiten jugar hasta en 2K con garantías.
  • Tarjetas gráficas de gama media-baja: permiten jugar en 1080p con garantías.
  • Tarjetas gráficas de gama baja: permiten jugar en resoluciones inferiores a 1080p con garantías.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído