Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Samsung patenta un Galaxy S con pantalla flexible abatible

Publicado el
Renders Patente Samsung Galaxy S pantalla flexible

Samsung es el líder indiscutible en el espacio de pantalla flexible, postulándose como la primera compañía en aventurarse en el territorio de los smartphones plegables con los Galaxy Fold, primero en formato phablet, más tarde tipo concha, e incluso con los rumores de un modelo enrollable. Pero parece que la compañía no quiere detenerse aquí, buscando otras formas de aprovechar su actual dominio en con la patente de un nuevo producto premium para su gama Galaxy S.

Así lo han compartido desde LetsGoDigital, quienes recientemente han encontrado una nueva idea en la que está trabajando la compañía para un «dispositivo electrónico con espacio interno expandible» que fue publicada el pasado 15 de octubre de 2020 por la OMPI. En ella podemos apreciar un dispositivo de dimensiones normales que esconde una pantalla flexible abatible desde la parte superior, sobresaliendo del marco principal creando una pequeña curvatura y un espacio de resonancia en el teléfono que permitirá «un mejor sonido«.

Con todavía algunas incógnitas sobre su estructura y componentes final, tal y como apunta la propia patente, esta pantalla flexible estaría hecha de algún tipo de polímero de plástivo. Aunque Samsung se estaría guardando la posibilidad de realizar algún cambio en este ámbito, manteniéndose la posibilidad de apuntar a un terminal de carácter más premium, con su consiguiente aumento de precio, utilizando el vidrio ultrafino de los Galaxy Z Flip.

Aunque más sorprendente es el hecho de que este teléfono contaría con el soporte para los lápices ópticos. Y es que por el momento el S Pen de Samsung sólo ha sido compatible con los Galaxy S y Gamazy Note, dejando de lado a los actuales modelos de pantalla flexible. Aunque ya desde hace algún tiempo hemos visto como comenzaban a surgir rumores sobre el hecho de que Samsung estuviera trabajando en ello.

La idea es obviamente un truco que tendría otros efectos secundarios, como una durabilidad reducida y una menor resistencia al agua y al polvo, aunque sin duda se trata de una flexibilidad bastante menos agresiva que la que podemos ver en los terminales actuales. Además, sin duda se trata de una opción innovadora que logrará discernir a los próximos Galaxy S del resto de opciones cada vez más clónicas del mercado.

Como siempre, cabe destacar que pese a que se trate de una patente ya aprobada, esto no implica que necesariamente vayamos a ver estos dispositivos. Y es que solo el tiempo nos podrá confirmar si se trata de un producto real de Samsung, o tan sólo un concepto de pruebas.

Lo más leído