Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tres años de cárcel para el responsable del hackeo de Twitter

Publicado el
Hackeo de Twitter: Tres años de cárcel para el responsable

Con permiso del culebrón protagonizado por TikTok y Donald Trump, el hackeo de Twitter del pasado mes de julio fue, sin duda, uno de los principales frentes informativos del verano de 2020. En unas pocas horas, todo el mundo estaba hablando de la red social, primero dudando si lo que se podía leer en las cuentas afectadas era cierto, y posteriormente preguntándose cómo había podido ocurrir, qué consecuencias había tenido y qué medidas pensaba tomar Twitter al respecto.

En caso de que no lo recuerdes, o si no lo supiste en su momento, el hackeo de Twitter de julio del año pasado consistió en que, por sorpresa, algunas de las cuentas de usuario más reconocidas de la red social, todas ellas verificadas, empezaron a publicar mensajes en los que se invitaba a los seguidores a realizar un ingreso, en bitcoins, en un monedero determinado. Si lo hacían, obtendrían de vuelta el doble del dinero enviado.

Suena a estafa, y lo hace a kilómetros, pero el problema es que los mensajes fueron publicados en cuentas que estaban fuera de toda sospecha: Joe Biden, Barack Obama, Elon Musk, Kanye West, Bill Gates, Jeff Bezos, Mike Bloomberg, Warren Buffet, Floyd Mayweather, Kim Kardashian, Apple, Uber… cuentas con el suficiente prestigio como para que algunas personas cayeran en el engaño del hackeo de Twitter e ingresaran dinero en el monedero de los ciberdelincuentes que lo organizaron.

Y es que, obviamente, ni las personalidades ni las empresas cuyas cuentas fueron empleadas por los responsables del hackeo de Twitter tuvieron nada que ver. Tal y como reveló Twitter, la ingeniería social fue un elemento clave en este ataque, y una política un tanto laxa en lo referido al control de la seguridad interna propició que llegara tan lejos, comprometiendo hasta 130 cuentas verificadas de la red social, y proporcionando a sus responsables alrededor de 100.000 euros.

Poco duró la alegría, eso sí, para los responsables del hackeo de Twitter, puesto que las pesquisas llevadas a cabo sirvieron para dar rápidamente con ellos, y que el largo brazo de la justicia empezara a moverse para que los responsables pagaran por su fechoría. Y hoy sabemos, por The Tampa Bay Times, que el principal responsable, Graham Ivan Clark, ha llegado a un acuerdo por el que reconoce su culpabilidad y acepta una pena de prisión de tres años, seguidos de otros tres años de libertad condicional, y la prohibición de emplear ordenadores sin supervisión policial.

Como parte del acuerdo, y dada su edad (tenía 17 años el verano pasado), el responsable del hackeo de Twitter podría pasar parte de la condena en un campamento de entrenamiento de estilo militar, y queda la duda de si el resto del tiempo, o parte del mismo, podría pasarlo en un centro de menores, en vez de en una institución penitenciaria para adultos. Queda ahora por saber qué ocurrirá con Nima Fazeli, también de Estados Unidos, y Mason Sheppard, del Reino Unido (y que se encontraba en España en esas fechas), que también fueron acusados ​​de varios delitos por el hackeo de Twitter.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído