Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Ryzen 7 2700X frente a Ryzen 7 5800X y Core i7-11700K

Publicado

el

El Ryzen 7 2700X  fue, en su momento, el procesador estrella de AMD para el mercado de consumo general. Este chip se perfilaba como una pequeña evolución del Ryzen 7 1800X, ya que utilizaba la arquitectura Zen+, una revisión menor de la arquitectura Zen que reducía el proceso de fabricación de 14 nm a 12 nm, aumentaba ligeramente las frecuencias de trabajo y el IPC (entre un 2% y un 3%), y ofrecía un mejor soporte de memorias RAM de alta velocidad y baja latencia.

Al contar con 8 núcleos y 16 hilos, el Ryzen 7 2700X nació como un procesador hecho para durar, aunque como inversión por valor precio-prestaciones el Ryzen 7 2700 era una opción mucho más interesante, ya que costaba menos dinero y tenía las mismas especificaciones que aquel. La única diferencia entre ambos estaba en las frecuencias de trabajo que traían de casa, ya que el perimo era más rápido. Sin embargo, los dos soportaban overclock, así que, al final, podíamos reducir las diferencias entre ambos casi a cero.

Hace unos meses, aproveché el montaje de mi nuevo PC para compartir con vosotros una comparativa centrada en ver cómo se comparaban, utilizando la misma configuración de hardware, el Ryzen 7 5800X y el Ryzen 7 1800X. La evolución que marcó el primero era enorme, eso quedó claro, ¿pero qué habría pasado si hubiésemos utilizado el Ryzen 7 2700X? No tenía uno a mano, ya que como os he dicho en muchas ocasiones, la mayoría de las muestras para análisis rotan y al final no podemos quedárnoslas durante largos periodos de tiempo, pero gracias a Hardware Unboxed podemos salir de dudas.

Dicho medio ha publicado una interesante comparativa en la que enfrentan, en igualdad de condiciones, a los Ryzen 7 2700X, Ryzen 7 5800X y Core i7-11700K, y los resultados son, como vamos a ver, muy interesantes. Antes de entrar en materia, vamos a recordar las especificaciones de cada chip.

Ryzen 7 2700X

Ryzen 7 2700X

  • Arquitectura Zen+ en 12 nm.
  • Ocho núcleos y dieciséis hilos a 3,7 GHz-4,35 GHz, modo normal y turbo.
  • Caché L3 de 16 MB.
  • TDP de 105 vatios.
  • Multiplicador desbloqueado (soporta overclock).

Ryzen 7 5800X

  • Arquitectura Zen 3 en 7 nm.
  • Ocho núcleos y dieciséis hilos a 3,8 GHz-4,7 GHz, modo normal y turbo.
  • Caché L3 de 32 MB.
  • TDP de 105 vatios.
  • Multiplicador desbloqueado (soporta overclock).

Core i7-11700K

  • Arquitectura Cypress Cove en 14 nm+++.
  • Ocho núcleos y dieciséis hilos a 3,6 GHz-5 GHz, modo normal y turbo.
  • Caché L3 de 16 MB.
  • TDP de 125 vatios.
  • Multiplicador desbloqueado (soporta overclock).

El Ryzen 7 2700X tiene, todavía, mucho que decir

La tarjeta gráfica utilizada en esta comparativa ha sido una Radeon RX 6900 XT, el modelo más potente que tiene AMD ahora mismo en el mercado de consumo general y que, como sabrán muchos de nuestros lectores, es solo un poco más lenta que la GeForce RTX 3080 Ti.

Si os fijáis en el vídeo, veréis que las diferencias son claras y que entran dentro de lo que cabía esperar. En un juego CPU dependiente como Battlefield V, el Ryzen 7 2700X logra prácticamente el mismo resultado en 1080p que en 1440p, 143 FPS y 140 FPS, lo que confirma un importante cuello de botella. Por contra, el Ryzen 7 5800X consigue 234 FPS y 217 FPS, respectivamente, superando al Core i7-11700K, un procesador que, curiosamente, tampoco sale bien parado, ya que acaba quedando incluso por detrás del Core i7-10700K.

En otros juegos que tienen una menor dependencia de la CPU, las diferencias son más sutiles. Watch Dogs Legion es un claro ejemplo, ya que, en 1440p, el Ryzen 7 2700X logra medias de 91 FPS, mientras que el Ryzen 7 5800X consigue 101 FPS, y el Core i7-11700K alcanza los 98 FPS. Aunque la diferencia en FPS medios es menor, la diferencia en FPS mínimos es grande, porque el Ryzen 7 2700X queda en unos modestos 64 FPS, mientras que los otros dos chips consiguen, respectivamente, 82 FPS y 79 FPS. Esto afecta a lo que ya os comenté en su momento, a esa mayor sensación de estabilidad y de fluidez, sin tirones y sin tener esa molesta sensación de «micro stuttering».

La tendencia es clara durante toda la comparativa, en 1080p el Ryzen 7 2700X es un enorme cuello de botella, y también lo es en muchos casos en 1440p, siempre que estemos utilizando una tarjeta gráfica de gama alta. El Ryzen 7 5800X y el Core i7-11700K están en otro nivel, pero las diferencias se reducen de forma notable cuando subimos la resolución a 4K, y si miráis detenidamente, os daréis cuenta de que al Ryzen 7 2700X solo se le atraganta realmente un juego, el Microsoft Flight Simulator, un título que no destaca precisamente por su optimización.

De media, el Ryzen 7 2700X es un 23% más lento (en esta comparativa) que el Ryzen 7 5800X en 1080p, un 13% más lento en 1440p y un 4% más lento en 4K. Poniendo todo esto en contexto, y tenemos en cuenta que ninguno de los juegos de la comparativa ha llegado a utilizar todos los núcleos del Ryzen 7 2700X, la conclusión es simple y clara, dicho chip está aguantando bastante bien el paso del tiempo, todavía es capaz de mover casi cualquier juego con una fluidez total, y tiene todavía bastante vida por delante.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído