Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Apple pensó en un iPhone Nano, ¿habría tenido sentido?

Publicado el
iPhone Nano

Corría el año 2010, Apple tenía en el mercado el iPhone 4, y a Steve Jobs se le ocurrió una idea interesante, dar forma a un iPhone Nano, un smartphone que se perfilaba como el sustituto del iPhone 3GS. Eso es lo que se puede leer de la documentación que ha sido extraída del juicio que libran Apple y Epic Games, y la verdad es que es muy interesante.

No se especifica qué diseño podría haber tenido ese iPhone Nano, pero está claro que, al tratarse de un sustituto del iPhone 3GS, debería haber tenido más cosas en común con este que con el iPhone 4. Por otro lado, hablamos de un smartphone compacto que sería más pequeño que dicho terminal, cuya pantalla era, como recordarán nuestros lectores, de 3,5 pulgadas. Esto quiere decir que ese iPhone Nano habría tenido una pantalla de entre 2 y 3 pulgadas.

Por lo que respecta a las especificaciones, no ha trascendido nada tampoco, pero de nuevo podemos tirar de lógica y pensar que habría sido un modelo a medio camino entre el iPhone 3GS y el iPhone 4. Para contextualizar un poco, os recuerdo que este último contaba con un SoC Apple A4 con CPU mononúcleo a 1 GHz, una GPU PowerVR SGX535, 512 MB de RAM y 8 GB de capacidad de almacenamiento.

iPhone Nano

¿Habría sido una buena idea lanzar un iPhone Nano?

En aquel momento no me atrevo a decir que no. La orientación del smartphone como dispositivo multimedia, y la importancia del tamaño y la resolución de pantalla, era algo evidente y cada vez tenía más peso, pero todavía no habían terminado de despegar los terminales de gran tamaño, y el debut del Galaxy Note como un producto de nicho confirmó que todavía había espacio en el mercado para smartphones pequeños.

Con eso en mente, no entiendo por qué Apple optó al final por abandonar este proyecto. A título personal, una parte de mi cree que la compañía creyó más rentable mantener los iPhone 4 y iPhone 4S como alternativas de menor tamaño al iPhone 5, en lugar de invertir en el desarrollo de un nuevo smartphone que, al final, podría no haber tenido el éxito esperado.

También cabe la posibilidad de que a Apple no le salieran las cuentas, o de que simplemente no le convenciera el diseño final de ese iPhone nano. Nunca sabremos, a ciencia cierta, qué fue lo que motivó el abandono del iPhone Nano, pero podemos decir sin miedo a equivocarnos que el iPhone 12 Mini es, en cierta manera, su «sucesor espiritual», entre comillas porque aquel nunca existió.

Según las informaciones más recientes, Apple lanzará un iPhone 13 (o iPhone 12s) Mini, pero podría abandonar esta serie con la generación de 2022 si las ventas no terminan de ser buenas. Esto tiene una explicación, y es que, aunque el iPhone 12 Mini es más económico que el iPhone 12, su menor tamaño de pantalla lo hace menos atractivo para el comprador medio, que consume una cantidad considerable de contenidos multimedia en su smartphone, y que prefiere una pantalla más grande para disfrutarlos a otro nivel.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído