Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Qué es Web3 y cómo puede cambiar por completo nuestro mundo

Publicado el
Web3

Web3 es un conjunto de tecnologías que promete ofrecer la mejor versión de la gran red informática mundial World Wide Web, realizando cambios importantes en la forma en que nos conectamos y nos comunicamos en la web mediante la creación de una Internet descentralizada que sea accesible para todos, respetando su privacidad y anonimato. Casi nada…

Si estás familiarizado con las criptomonedas, los NFT o el metaverso, debes saber que Web3 está ligada a esas tecnologías y a otras que están por llegar. Como con otros grandes cambios, su aplicación masiva no será sencilla. Hay intereses muy poderosos en su contra y el gran público o las desconoce o es todavía escéptico de su potencial, pero pueden cambiar por completo nuestra vida y no solo la virtual. Lifehacker ha publicado un buen resumen de lo básico que necesitamos saber y que te vamos a comentar.

World Wide Web: inicios, mejoras y problemas

El gran Sir Tim Berners-Lee propuso un sistema de distribución de documentos de hipertexto o hipermedios interconectados y accesibles vía Internet y ese fue el germen de la red informática de ámbito mundial que conocemos. Tres décadas después, el «padre» de la Web no está satisfecho de su funcionamiento actual, ha señalado sus deficiencias y problemas, y ha estado trabajando con otros pioneros para desarrollar Solid, un proyecto de código abierto que tiene el objetivo de “restaurar el poder de los individuos en la web”. Por ahí va Web3.

La versión original «Web 1.0» era bastante simple. Las redes sociales y los motores de búsqueda monolíticos eran inexistentes y el negocio de las publicaciones en línea era prácticamente inexistente. Las conexiones a Internet estaban al alcance de muy pocos y conseguir un buen diseño, alojamiento y la ejecución de un sitio web era bastante complicado.

La «Web 2.0» cambió por completo la situación con la característica diferencial que supuso la participación colaborativa de los usuarios. No por nada se ha denominado como la «Web social». La mejora de las conexiones en línea, en el acceso a Internet y también entre usuarios, facilitó su explosión y permitió que una enorme cantidad de contenido llegara a grandes audiencias. Gran parte de ese contenido se centralizó en plataformas específicas, desde Facebook a Google pasando por Youtube, y centenares más.

Todo parecía muy bonito, pero la enorme dependencia de esas grandes empresas y sus servidores ha señalado los problemas de la Web actual. Si las grandes plataformas caen, los usuarios no pueden acceder al contenido ni comunicarse entre ellos. Además, el control del contenido está en sus manos, así como los datos personales recopilados masivamente y no siempre con la debida transparencia. Por no hablar de las fakes, la desinformación, la censura, el ciberespionaje gubernamental o el interés de romper con la neutralidad de red.

Web3 tiene como objetivo solucionar los problemas inherentes tanto a la Web 1.0 como a la 2.0 mediante la creación de una Internet descentralizada que sea fácilmente accesible para todos, respetando su privacidad y anonimato, unos conceptos a los que el usuario cada vez otorga mayor importancia y solo hay que ver el aumento de la búsqueda de alternativas a los grandes servicios de Internet.

Web3

Cómo funciona Web3

Gran parte de la visión de Web3 se basa en la tecnología blockchain. Esta cadena de bloques es básicamente una red descentralizada construida sobre conexiones de igual a igual. Cada dispositivo en la red maneja una pequeña porción de la computación y la comunicación que ocurre en la red, creando una red en línea sin necesidad de servidores y por ende sin el control de las grandes plataformas y/o gobiernos.

Ya hemos visto este tipo de conexiones peer-to-peer en acción. Algunas más recientes como las aplicaciones de malla que se utilizan para mensajería instantánea y que mantuvo a los activistas conectados durante las protestas de Hong Kong y de manera anónima. Otras se usan desde hace décadas, como las redes bittorrent que no necesitan servidores centralizados ya que las computadoras de cada usuario almacenan trozos de los datos. Si se implementa a escala global, teóricamente podría eliminarse por completo la necesidad de servidores centralizados. Con lo que ello supondría. 

Si bien las posibilidades de la comunicación entre pares son emocionantes, la cadena de bloques es hasta ahora más conocida por impulsar las criptomonedas y los NFT, esos tókenes únicos que se están usando ya en varios ámbitos. Aunque no tengan la mejor publicidad son tecnologías importantes de la Web3 y tienen todo un mundo de posibilidades de uso para usuarios y profesionales más allá de los más conocidos, ejemplo el arte digital.

Seguramente el proyecto Web3 más ambicioso sea el «metaverso«. La idea general ha existido en la ciencia ficción desde hace décadas, pero ha saltado al mundo ‘real’ global tras el anuncio de Mark Zuckerberg (cambio de nombre de Facebook a Meta incluido) como espacios virtuales 3D donde los usuarios interactuarían en tiempo real en entornos creado con realidad virtual/aumentada. Vamos a oír mucho de ello en los próximos meses porque Microsoft y otras grandes tecnológicas tienen planes para impulsarlo. 

Web3

Tendremos que esperar a ver hacia dónde avanza todo esto y si el objetivo inicial de una Web que devuelva el control al usuario no termina convirtiéndose en otra manera más avanzada y distinta de hacer negocio. Tenemos un ejemplo reciente en la misma tecnología Blockchain, concebida originalmente como una forma de crear una «computadora mundial» descentralizada que conectaría a todos a una red masiva sin servidores, pero que ha terminado girando principalmente a manejar las transacciones de criptomonedas y NFT.

Tampoco está claro que los que mandan hoy permitan una Web3 con más libertad, anonimato y control de nuestras vidas en línea…

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

6 comentarios
  • doc

    Gran proyecto, muchas dudas. Generalmente asocio descentralización como algo bueno, en este caso creo que lo sería. Y aunque nos libraría de las mañas de las grandes empresas que comercializan la socialización en Internet no nos librarían de nuestras propias mañas -acoso, fake news, etc-, pero sí sería una mejora importante. La pregunta que me surge es ¿seremos capaces de mejorar algo que depende un poco mas de nosotros y nos da algo mas de libertad de acción?

  • Eduardo

    Ja ja, un paso a la vez…

  • Demetrio_Diaz

    La libertad exige que el individuo tenga criterio propio.

  • doc

    Y pensamiento social, ambos cuentan. Aunque algunos podrían objetar que pensar socialmente quita grados a la libertad individual, en realidad somos animales sociales.

  • Luis Bedoya

    Gracias, pero no. Y si tenemos en cuenta el consumo de electricidad que se requiere para ciertas operaciones descentralizadas, pues…

  • Sele Asuka

    Que inventen ya el sword art online, asi escapo de las visitas familiares :v

Lo más leído