Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

¿Quién usa Windows 11? Muy pocos para lo esperado

Publicado

el

uso de Windows 11

El uso de Windows 11 es mínimo. Por el momento. Pasado un mes desde el lanzamiento, un informe de la firma de gestión de archivos Lansweeper indica que solo un 0,21% de los equipos analizados está ejecutando el nuevo sistema operativo de Microsoft.

La investigación utilizó datos de más de 10 millones de ordenadores personales con Windows que se ejecutan en redes comerciales y domésticas para concluir que Windows 11 es el quinto sistema operativo en popularidad. Con Windows 10 corriendo en la gran mayoría de los equipos analizados, incluso Windows 8 (0,95%) tiene más usuarios. Y lo más preocupante es que la suma de dos sistemas operativos que han finalizado su vida útil y no tienen soporte técnico, Windows XP (3,62%) y Windows 7 (6,40%), todavía se ejecutan en 1 de cada 10 equipos. 

Lansweeper alerta de los riesgos conocidos: «La situación plantea un riesgo de ciberseguridad significativo, ya que Microsoft no ofrece correcciones de errores ni parches de seguridad para Windows Vista, 2000, XP y 7. Aunque la mayoría de los usuarios utilizan sistemas operativos más nuevos, un 10% del ecosistema total de Windows suponen muchos millones de equipos inseguros y abiertos a ataques. Además, pensamos que una gran cantidad de estos sistemas obsoletos se ejecutan en dispositivos empresariales, lo que significa que no es solo información personal la que está en juego«.

¿Por qué el uso de Windows 11 es tan bajo?

Varios factores pueden influir, comenzando por el poco tiempo transcurrido desde el lanzamiento y la poca fiabilidad de Microsoft en la entrega de nuevos sistemas y actualizaciones de los mismos. Una buena parte de usuarios prefiere adoptar una estrategia de «esperar y ver» hasta que el sistema alcance un grado superior de estabilidad. Han sido sonados fallos anteriores y tampoco Windows 11 ha estado libre de errores.

La estrategia de la prudencia es aún más seguida en el mercado empresarial. La consultora Gartner aconsejó a sus clientes empresariales los pasos a realizar con Windows 11, con un resumen que vino a decir: familiarícese con él y planifique su eventual adopción, pero no se apresure a implementarlo. De hecho, la firma de análisis prevé que la adopción no será rápida: «a principios de 2023, Windows 11 estará implementado en menos del diez por ciento de los nuevos PCs empresariales«.

Los requisitos mínimos de hardware también está influyendo. Microsoft elevó estos requisitos mínimos de hardware frente a versiones anteriores de Windows en cuanto a capacidad de memoria RAM, almacenamiento o gráficas con DirectX 12 y añadió componentes como el chip TPM o un firmware UEFI compatible con la función de arranque seguro. Aunque finalmente relajó su obligatoriedad y realmente, Windows se puede instalar casi en cualquier PC con Windows 10, no hay duda que rebaja el número de equipos actualizables. Especialmente en empresas.

Windows 11 no enamora. El sistema se ha construido mezclando la base y últimas novedades de Windows 10 y el trabajo de desarrollo realizado para Windows 10X. Ofrece elementos conocidos, soporta buena parte del legado del gigantesco ecosistema de Windows y ha traído un soplo de aire fresco en aspectos visuales e interfaz de usuario. Pero esencialmente sigue siendo lo mismo y no son pocos los analistas que lo consideran un Windows 10.5 o un Windows 10 ‘tuneado’ a la espera de que características (que se prometieron para el lanzamiento) terminen llegando y ofrezcan otras novedades que verdaderamente interesen a los usuarios, como el subsistema Android para Windows y otras.

uso de Windows 11

El último componente de la ecuación es Windows 10. Simplemente funciona y el anuncio de Microsoft de que su soporte técnico durará -como mínimo- hasta octubre de 2025 es una garantía para muchos usuarios que prefieren esperar a realizar la migración. La versión final de Windows 10 21H2 acaba de aterrizar y aunque tampoco incluye las novedades anunciadas, ha logrado la estabilidad pretendida después de rebajar el número de lanzamientos de actualizaciones.

Hay que señalar que este informe está limitado a los datos accesibles de la firma que lo realiza y hay otras que sitúan la cuota de Windows 11 por encima de ese raquítico 0,21%. Además, suponemos que el mero paso del tiempo y la llegada de los nuevos PCs (todos preinstalarán Windows 11 por defecto) lograrán aumentar su adopción, pero lo cierto es que pasado el tirón inicial de su anuncio y lanzamiento, la mayoría de usuarios y empresas no tienen ninguna prisa en actualizar, aunque sea gratis desde Windows 10.

¿Y tú, cómo lo ves? ¿Crees que hay motivos para actualizar? ¿Lo has hecho ya o prefieres esperar?

Lo más leído