Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Skoda Kodiaq 2021, reflejos

Publicado el
Skoda Kodiaq 2021

I heard your voice through a photograph Red Hot Chili Peppers (Californication, 1999)

Tengo sueño, he dormido mal. Abro los ojos, me incorporo con la compostura y agilidad de una momia a la que le hubiera despertado la transgresión de una maldición milenaria. La boca me sabe a la mezcla de alcohol resultado de la sesión de autoayuda vespertina de ayer. Me ayudó a tener dolor de cabeza. Ah, y a trazar el plan, claro. Me lavo los dientes observando mis ojeras que cuelgan como dos bolsas de unos grandes almacenes. Mientras el cepillo eléctrico va recorriendo las encías y el esmalte decido que es mejor reconocerlo: estoy nervioso. Hoy tengo una entrevista de trabajo. Mi antiguo trabajo. El que me quitaron hace diez días. Un viernes por la tarde que no olvidaré. El espejo me devuelve la mirada de un tipo lleno de ansiedad que además tiene el pelo rubio. No me queda mal. No es cierto. Es un desastre, tengo como mechas, parezco un surfero al que se le ha acabado el dinero de la gomina. Pero tengo mi plan. Que por cierto tiene un pequeñísimo fallo. Soy un cobarde. Podría coger el coche pero alguien igual lo reconoce. Estimo que los adhesivos «open source» que tapan mis escarceos con las columnas del aparcamiento no van a pasar desapercibidos.

Bajo al metro, el andén está repleto de gente desconocida y sospechosa. Hay personas a las que perderse en la masa les ayuda a relajarse, a fluir. Yo me siento un bicho raro empapado en sudor. El abrigo de pieles a lo capo de la droga de Miami igual no ha ayudado. Me equivoco de línea. La culpa la tienen las enormes gafas de sol. En realidad por exceso de precaución por pensar que algún ex compañero me pudiera reconocer. Todo previsto, he salido con tiempo porque soy muy bueno en una cosa: anticiparme a mis torpezas. Salgo del metro ensayando la voz que voy a poner. He descargado un tutorial con todos los consejos para camuflar la voz. Lo cual me ha provocado una ronquera muy dolorosa que en realidad es de gran ayuda. Ahora mi voz no la reconocería ni mi madre (si la hubiera llamado estos últimos diez años, claro). Me dirijo con poca decisión a la puerta y pregunto en recepción por el despacho del director de tecnología. Una voz a mi espalda. «Antonio ¿eres tú?» Dios. Me han descubierto. Salgo corriendo dejando atrás la bolsa del portátil y una de las zapatillas. Sin aliento doblo la esquina y me derrumbo en el suelo temblando como una hoja. Entonces me doy cuenta. Yo no me llamo Antonio.

Han pasado ya cinco años desde que Skoda apostara por el segmento de los SUV que superan los 4,7 metros de largo, un mercado que compite en popularidad con los modelos de menor tamaño que podo a poco van cogiendo su sitio en el mercado. El Kodiaq nació con la misma filosofía que ha seguido el fabricante checo con sus modelos de turismo de mayor tamaño: el Octavia y el Superb que consiste en aprovechar al máximo la plataforma y el chásis proveniente de Volkswagen para conseguir el máximo de espacio y habitabilidad.

Skoda Kodiaq 2021

Modelo analizado Skoda Kodiaq
Motor y acabado TDI 150 CV DSG 4×2 Ambition 7 plazas
Potencia 150 CV
Velocidad máxima 204 Kmh
Aceleración o-100 9,8 s
Largo/ancho/alto 4697/1882/1681 mm
Potencia máxima RPM 150 CV
Par máximo Nm/RPM 360 Nm
Caja de cambios Automático
Web https://www.skoda.es/
Precio 35.910 euros

Este modelo del 2021, que hemos tenido la ocasión de probar, es en realidad una actualización del que pudimos conocer en su versión anterior que incluye retoques estéticos en la parte exterior del coche además de cambios en el equipamiento y en la gama de motores. En Skoda parece que no quieren modificar demasiado la fórmula que les ha dado un éxito considerable en un mercado competitivo y es que el Skoda Kodiaq es uno de los SUV de gran tamaño con mejor prensa.

Pocos cambios exteriores

Para detectar los cambios estéticos en la carrocería del Kodiaq hay que fijarse con detenimiento. En la parte frontal el aspecto parece exactamente el mismo, pero si comparamos imágenes encontraremos para empezar que los faros tienen un diseño modificado más afilado y dinámico que ya no sigue las líneas de la rejilla del ventilador. También los pilotos auxiliares cambian el dibujo que sigue siendo trapezoidal pero que invierte la disposición.

Skoda Kodiaq 2021

También se han añadido unas voluminosas molduras en plástico negro que enmarcan la rejilla inferior. Ésta ya no se encuentra dividida en dos sino que es una pieza única que sigue utilizando elementos de tipo nido de abeja. El lateral del coche es idéntico, con la misma «cintura alta» y el mismo diseño y distribución de las ventanillas y superficies acristaladas aunque se ha ensanchado la moldura de plástico de la parte inferior para darle un aspecto algo más off-road. También cambia el diseño de algunas llantas que se encuentran ahora disponibles para este modelo.

En la parte trasera enseguida destaca el spoiler que ha aumentado considerablemente de tamaño con respecto a la versión anterior ya que queda rematado por una pieza de plástico negro que sobresale del portón. El resto de elementos se mantienen iguales a los de la anterior versión, con la diferencia evidente del logotipo de la marca que ahora se ha sustituido por las letras que se extienden a lo largo del portón del maletero como en los modelos más actuales de Skoda.

Interior amplio

En el interior encontramos la amplitud que ya pudimos comprobar en el modelo anterior y que es realmente grande. Hemos explorado materiales y acabados y hemos encontrado el mismo cuidado que reserva Skoda en sus modelos superiores, sin ser de lujo siempre encontramos el material correcto y las terminaciones bien conseguidas para que la sensación del conjunto sea agradable sin olvidarse de la orientación principal que busca el fabricante a la practicidad.

Skoda Kodiaq 2021, reflejos 31

En el modelo que probamos la instrumentación tras el volante es totalmente digital (también estaba disponible en la versión anterior) mientras que el sistema de información y entretenimiento también mantiene la misma pantalla y con un sistema actualizado que dispone de conectividad Android Auto y Apple Car Play. Ahora la conexión física con el teléfono móvil ha adoptado el conector USB-C, como en los modelos actuales de VolksWagen.

El bloque de controles que encontramos debajo de la pantalla del sistema de información y entretenimiento es el mismo que equipaba la versión anterior con una generosa dotación de botones «de verdad», cosa que preferimos, y tres diales que nos permiten controlar las funciones del sistema de climatización sin tener que acceder a ellas desde la pantalla táctil, cosa inevitable en muchos modelos que están llegando al mercado.

Asientos cómodos

Los asientos de este nuevo Kodiaq tienen un diseño y acabados muy parecidos a los de la versión anterior, lo que es una buena noticia ya que siguen destacando por ser cómodos y envolventes, capaces de sujetar en los trayectos más virados. El volante tiene un diseño distinto, sobre todo en lo que respecta a la zona de los controles que ahora es más grande así como los botones y el dial de selección a ambos lados del radio y que ahora es de material metálico y más rugoso y con mejor tacto.

Skoda Kodiaq 2021, reflejos 33

En la parte posterior los elementos son los mismos que en la versión anterior con un espacio suficiente para tres personas adultas aunque con un espacio para las piernas que no sobresale. Siguen disponiendo de dos salidas de ventilación y se mantiene el único conector de corriente tradicional de tipo mechero y no es posible conectar directamente el dispositivo USB como en otras marcas que ofrecen hasta dos para los pasajeros de la parte trasera.

El maletero sigue siendo amplio, con los mismos 650 litros que es una cifra muy alta incluso para un coche de este tamaño. Igualmente en la versión que probamos dispone en el mismo de una fila de asientos adicional que puede desplegarse de forma sencilla. Lo que es ya menos sencillo es acceder a estas plazas ya que hay que plegar el respaldo de los asientos exteriores de la segunda fila lo que no deja demasiado espacio para entrar.

Plazas de emergencia

En cualquier caso son plazas adicionales en las que con buena voluntad pueden viajar incluso adultos de un tamaño contenido que nunca vienen mal. El maletero puede ampliar el espacio o bien desplazando la segunda fila de asientos, lo cual nos da un total de 735 litros de carga disponible,  o bien plegándola y dejando una superficie más o menos plana, lo que permite alcanzar una capacidad de carga considerable que supera los 2.000 litros.

Skoda Kodiaq 2021, reflejos 35

En lo que respecta a la motorización para la prueba dispusimos de un modelo con el nuevo motor TDI diesel del grupo con 150 caballos. Los cambios en estos nuevos motores son fundamentalmente para optimizar su rendimiento pero sobre todo contener emisiones. No disponen de sistema de hibridación y en nuestro modelo se había equipado el sistema de cambio automático DSG que ya hemos tenido ocasión de utilizar otras veces.

Al volante del Kodiaq la primera impresión es que se trata de un motor silencioso a pesar de ser de gas oil, algo menos cuando se encuentra frío. Es un propulsor moderno que empuja desde abajo y es capaz de mantener la potencia por encima de las 4.000 revoluciones, por lo que se trata de un motor bastante versátil. Nos ha gustado el comportamiento en ciudad con un empuje sueve y progresivo ideal para enfrentar el tráfico urbano.

En carretera

En carretera y si queremos dar algo de alegría a este SUV tendremos que optar por la configuración Sport para que el cambio DSG saque el máximo partido al propulsor ya que si no lo notaremos algo perezoso para subir de vueltas, quizás porque nos parece que la orientación está algo más dirigida al confort de marcha. Si viajamos tranquilos el cambio DSG y este propulsor nos darán muchos y plácidos kilómetros con una reserva de potencia suficiente.

Skoda Kodiaq 2021, reflejos 37

En cuanto al comportamiento en curva el Kodiaq nos recuerda de forma amable que se trata de un SUV grande y tranquilo por lo que no es demasiado fácil enganchar virajes de forma inmediata. Es un coche con comportamiento austero pero siempre seguro, sobre todo gracias a la ingente cantidad de sistemas de ayuda a la conducción que siempre están dispuestos a corregir las posibles veleidades del vehículo en situaciones algo más comprometidas.

Skoda Kodiaq 2021: conclusiones

Está claro que con este Kodiaq Skoda ha renunciado a hacer experimentos y simplemente ha retocado algunos detalles para seguir manteniendo las excelentes cualidades de un SUV que siempre sorprende por la calidad que ofrece por el precio al que es comercializado. Sigue siendo un coche muy amplio y muy cómodo con numerosos detalles prácticos y un equilibrio prácticamente prefecto entre acabados y materiales.

Skoda Kodiaq 2021, reflejos 39

Es un coche muy cómodo para viajar y con mucho espacio al que se le ha actualizado la gama de motores, aunque también de forma tímida sin grandes apuestas por propulsores híbridos. Desde luego el Kodiaq sigue siendo una de las opciones más recomendables para los SUV de su tamaño, sobre todo por su equilibrio entre su precio y lo que ofrece, aunque para una siguiente generación creemos que los cambios tendrán que ser mucho más radicales.

Valoración final
8 NOTA
NOS GUSTA
Buena habitabilidad
Confort elevado
Muchos detalles prácticos
A MEJORAR
Comportamiento poco deportivo
RESUMEN
Esta nueva versión del Skoda Kodiaq mantiene todas las características del modelo anterior actualizando propulsores y detalles estéticos para mantener la fórmula de éxito.
Prestaciones7.5
Diseño8
Consumo7.5
Confort9
Sistema de infoentretenimiento8

Lo más leído