Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Los ingresos de AMD caerán por el éxito de Alder Lake-S, según los analistas

Publicado

el

ingresos de AMD portada

AMD hizo un excelente trabajo con los procesadores Ryzen 5000, tanto que me decidí a montar un Ryzen 5800X cuando monté mi nuevo PC. La verdad es que estoy muy contento con la experiencia que me ha ofrecido no solo dicho procesador, sino también el resto de componentes. La estabilidad ha sido total, el rendimiento ha sido excelente y no he tenido ningún problema de hardware a día de hoy, solo algún conflicto con las actualizaciones de Windows 10, pero esto es harina de otro costal.

El caso es que, con el lanzamiento de los procesadores Alder Lake-S, Intel logró recuperar la corona del rendimiento monohilo, y puso en el mercado una generación de procesadores de alto rendimiento tan interesante y competitiva que AMD no solo tuvo que bajar precios, sino que además se vio obligada a lanzar nuevos modelos basados en las arquitecturas Zen 2 y Zen 3 con los que cubrir mejor la gama media y la gama baja.

Para ilustrar mejor esto basta decir que el Ryzen 7 5800X costaba alrededor de 440 euros, y que tras la llegada de Alder Lake-S llegó a bajar de los 300 euros. Ya lo he dicho en otras ocasiones, y lo repito, la competencia es muy buena, y por eso es importante que tanto Intel como AMD estén fuertes y que compitan de tú a tú, porque al final nos beneficiamos los consumidores con mejores productos y con precios más bajos.

ingresos de AMD portada

Los ingresos de AMD caerán hasta un 26% por el éxito de Alder Lake-S

Joseph Moore, analista de mercado de Morgan Stanley, ha publicado un análisis donde indica que los ingresos de AMD provenientes del sector PC se reducirán notablemente en todo 2022, y señala como principal «culpable» a Alder Lake-S, una generación de procesadores que ha devuelto a Intel al camino correcto y que ha tenido una excelente acogida en el sector. Esa caída en ingresos se proyecta en una base año sobre año, lo que significa que los resultados de AMD todavía podrían ser «buenos».

Puede que AMD consiga recuperar terreno a finales de año con el lanzamiento de sus nuevos procesadores Ryzen 7000, basados en la arquitectura Zen 4, pero todo esto dependerá de muchos factores, y entre ellos se encuentra también el lanzamiento de los que serán sus rivales directos, los procesadores Intel Raptor Lake-S. Las previsiones para 2023 parecen más favorables para AMD y apuntan a una caída de ingresos de solo un 2% frente a 2022, pero no debemos olvidar que vendría de una caída de hasta el 26% en dicho año.

Si se cumplen las últimas informaciones que hemos ido viendo, el lanzamiento de los procesadores Ryzen 7000 de AMD tendría lugar el 15 de septiembre. Por contra, el lanzamiento de los Raptor Lake-S de Intel estaría fijado para finales de octubre o principios de noviembre, lo que le daría una ventaja temporal a la firma de Sunnyvale, que llegará antes, aunque como todavía no hay nada confirmado no podemos dar nada por sentado.

Con todo, creo que lo importante no va a ser quién llegue antes, sino quién ofrezca la opción más interesante, y en las distintas gamas y rangos de precio que podemos encontrar actualmente. Se rumorea que AMD volverá a realizar un lanzamiento centrado en la gama media premium y gama alta, y que Intel repetirá su estrategia de lanzar primero las series K de sus nuevos procesadores Raptor Lake-S. Si esto es así, los Core Gen13 no K no llegarían hasta el primer trimestre de 2023, y AMD tampoco tendría nada nuevo con lo que llenar la gama media económica y la gama baja hasta dentro de unos meses.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído