Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Microsoft valora cambios en el desarrollo de sistemas y Windows 12 asoma en el horizonte

Publicado

el

Windows 12 asoma en el horizonte

Windows 12 asoma en el horizonte si damos por cierta una información de Windows Central (de momento un rumor sin confirmar) que habla de un cambio importante en el modelo de desarrollo de los sistemas Windows.

Según la información, Microsoft piensa en un nuevo cronograma de ingeniería para Windows que haría que la compañía retomase un ciclo de lanzamiento de tres años para las versiones mayores de Windows. O lo que es lo mismo, un nuevo Windows cada tres años. Este ciclo no es nuevo y ya se utilizó en Windows 7 o Vista.

Al mismo tiempo, en compensación y para mantener mejor actualizada la última versión publicada, Microsoft aumentaría el lanzamiento de nuevas funciones con cuatro entregas anuales. Este programa de ingeniería se llama internamente «Momentos» y permitiría tener al día el sistema con una entrega más rápida de características.

Este enfoque tiene sus ventajas. Uno de los principales beneficios es que los administradores TI solo tendrían que actualizar a las versiones principales de Windows cada tres años frente a las una o dos veces anuales del ciclo actual. Los usuarios también se beneficiarían, ya que las nuevas funciones se podrían incluir de manera más rápida. Y un nuevo Windows cada tres años mejoraría la estabilidad general y calidad de software.

En términos prácticos, el nuevo sistema operativo de Microsoft que se encuentra actualmente en las primeras etapas de planificación e ingeniería y lleva por nombre en clave ‘Next Valley’, podría lanzarse en 2024 como Windows 12. Antes, Windows 11 recibiría la última actualización mayor de la versión ‘Sun Valley 3’.

¿Otro cambio en el desarrollo de Windows? ¿Windows 12?

Cuando Microsoft lanzó Windows 10 aseguró que sería «su último sistema operativo« en referencia a que no serían necesarios otros, ya que la actualización continua a modo de ‘rolling release’, con la entrega de dos actualizaciones mayores anuales, permitiría mantenerlo siempre actualizado.

La compañía no ha podido sostener este modelo de desarrollo (por ser suaves porque algunas actualizaciones fueron desastrosas en términos de estabilidad), realizó cambios eliminando una de las actualizaciones anuales y finalmente sí lanzó un nuevo sistema operativo, un Windows 11 con la base de Windows 10, algunos de los aspectos estéticos desarrollados para Windows 10X y renovación de las aplicaciones y herramientas internas que se entregan con el sistema.

Veremos. Microsoft lleva una década pensando en implementar una «revolución» en Windows dejando atrás una buena parte de componentes legado, algunos derivados de Windows 95. El problema ha sido (y es) soportar el enorme ecosistema de Windows en hardware y software. Algún día tendrá que llegar…

Nota. Un portavoz de Microsoft ha declarado que la compañía «no tiene nada que compartir con respecto a esta especulación» y remite a un artículo del blog de Windows publicado en febrero donde Panos Panay habló por última vez de la cadencia de actualización de Windows.

Lo más leído