Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Microsoft estaría planeando volver al ciclo trienal de lanzamientos de Windows

Publicado

el

windows

Hoy mismo hablábamos del fin de soporte de Windows 7, o más bien de su ampliación por un periodo exacto de tres años, aduciendo además la existencia de alternativas con la que reemplazarlo, y he aquí una nueva información que apunta un cambio profundo en la estrategia de Microsoft para con los ciclos de vida de las versiones del sistema.

De acuerdo a la información que facilita Windows Central, la compañía estaría planteándose volver al ciclo de lanzamientos trienal que rompió con Windows 10, por lo que de ser así, la próxima versión mayor de Windows, Windows 12, aparecería en escena tan pronto como en otoño de 2024. Este nuevo ciclo alteraría también las etapas de actualizaciones del sistema.

Así, mientras que la vuelta de tuerca que se propone sería por un lado una vuelta al pasado más inmediato, tal y como sucedió con Windows Vista (2006) Windows 7 (2009), Windows 8 (2012) y Windows 10 (2015), la novedad estaría en las actualizaciones de las versiones en curso, esas que Windows 10 recibía dos veces al año y que desee el lanzamiento de Windows 11 se han tornado anuales.

Pues bien. Según esta información, las respectivas versiones de Windows no recibirían una ni dos, sino cuatro actualizaciones anuales (llamadas internamente «momentos»), una por trimestre, incluyendo ahí nuevas características y no solo correcciones de errores o parches de seguridad (estos últimos no se tocan, parece). Este nuevo proceder se implantaría en 2023 con Windows 11.

Bug en Windows

Por supuesto, ya se le ha preguntado a Microsoft acerca de eta información y la respuesta a ha sido la típica, que ni confirma ni desmiente. En el argot propio del medio, que Microsoft «no comenta rumores o especulaciones». No obstante, son unos cuantos medios lo que han dado veracidad a estos planes, cuando menos en lo que a discusión interna se refiere.

La cuestión de fondo, sin embargo, es compleja, porque se trata de un cambio de paradigma profundo, el cual… ¿qué beneficios traería? Es decir, Microsoft no necesita atraer a los usuarios a su plataforma, la número uno en el segmento que ocupa. Por el otro lado, los problemas con cada actualización de Windows son una constante desde hace años y acelerar así el ritmo de desarrollo y liberaciones no se antoja como la mejor solución.

Por no mencionar a los profesionales que confían en Windows y que conforman uno de los grupos más delicados para forzar a actualizar máquinas en producción cada tres años… ¿o quizás serían más? Esa es otra: nueva versión de Windows cada tres años, sí, pero… ¿con cuánto tiempo de soporte para cada una? Esta y las demás cuestiones que suscita el tema, son por ahora mera teoría.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

Lo más leído