Web Analytics
Conecta con nosotros
portada portátiles portada portátiles

Guías

Seis cosas que fueron un error y que no deberían utilizarse nunca más en ordenadores portátiles

Publicado

el

El mundo de los ordenadores portátiles ha experimentado una evolución enorme en las últimas cuatro últimas décadas, y esta se ha producido tanto de forma cualitativa como cuantitativa. Puede que alguno me diga que estoy exagerando, pero nada más lejos de la realidad, y vamos a verlo con un sencillo ejemplo. El Osborne 1 fue el primer ordenador «portátil» que tuvo un gran éxito comercial, llegó al mercado en 1981, contaba con una CPU Z80 a 4 MHz, tenía 64 KB de RAM y pesaba la friolera de 11 kilogramos. La pantalla que integraba era enana, y transportarlo no era nada sencillo.

Hoy, 41 años después, podemos encontrar portátiles como el ASUS ExpertBook B9, que integra una pantalla de 14 pulgadas a todo color, puede montar un procesador Intel Core i7-1255U con dos núcleos P a 3,500 MHz-4.700 MHz y ocho núcleos E, admite hasta 32 GB de RAM y tiene un peso de partida, en su configuración base, de 880 gramos. Este equipo es muy potente, y tan ligero que podemos moverlo con una mano sin hacer grandes esfuerzos.

He querido comparar dos extremos porque creo que es la manera más sencilla y rápida de entender lo grande que ha sido esa gran evolución que ha vivido el sector de los ordenadores portátiles. Venimos de una época en la que la miniaturización, la movilidad y la autonomía no encajaban nada bien con el concepto de ordenador portátil, aunque poco a poco hemos sido capaces de convertirlos en valores fundamentales que hoy en día están presentes en la mayoría de los portátiles.

A lo largo de esos 41 años de evolución también nos hemos encontrado con numerosas tecnologías que, para bien o para mal, se implementaron con mayor o menor éxito en este tipo de ordenadores. No todas marcaron un punto de inflexión ni dejaron su particular huella en la historia, pero muchas de las que lo lograron acabaron siendo eliminadas, y no tendrían cabida en ningún equipo actual.

En este artículo quiero compartir con vosotros seis de esas cosas que en su momento pudieron tener una cierta importancia en los ordenadores portátiles, pero que al final fueron abandonadas y que, por una razón u otra, no deberían volver nunca más a utilizarse en un portátil. Como siempre, os invito a que ampliéis este artículo con vuestra opinión, y a que nos contéis en los comentarios otras tecnologías o claves que creeis que ya no tienen cabida en los portátiles actuales.

1.-Dos GPUs dedicadas en un portátil

doble gpu portátil

Seamos sinceros, la era del SLI y el CrossFire hace tiempo que llegó a su fin, y por muchas razones. En el sector profesional combinar varias GPUs tiene sentido, pero en el mercado de consumo general ocurre todo lo contrario porque:

  • El escalado de rendimiento no era nada bueno.
  • La falta de optimización y de soporte era tan clara que muchos juegos ni siquiera utilizaban dos GPUs, solo corrían en una.
  • El aumento de consumo y de calor generado eran muy elevados.
  • Los juegos priorizan el uso de una GPU.

Con esto en mente, es lógico que al final el uso de dos o más GPUs en el mundo del PC acabe siendo abandonado, y si lo trasladamos al sector portátil tiene todavía más sentido. Montar dos núcleos gráficos dedicados en un portátil era, al final, una importante fuente de problemas porque:

  • El coste era enorme para el consumidor y no compensaba en términos de rendimiento.
  • Obligaba a hacer importantes sacrificios en materia de diseño, de tamaño y de movilidad. Los portátiles eran más grandes y pesados, y tenían que montar sistemas de refrigeración más voluminosos, ruidosos y caros.
  • Generaban mucho calor, lo que podía acabar dando problemas a medio y largo plazo.
  • Reducían muchísimo la autonomía del equipo.

2.-Pantallas de baja resolución y baja calidad

Quiero dejar claro que no me refiero a un tipo concreto de panel, ya que al final entiendo que cada tecnología (TN, VA e IPS) tienen su público y su espacio en el mercado, me centro más bien en esos paneles que tienen una calidad muy baja tanto en lo que respecta al brillo máximo como a la reproducción del color, y que encima adoptan una resolución de pantalla muy reducida, lo que limita enormemente el espacio de trabajo que tenemos disponible.

Las pantallas de baja calidad llevan mucho tiempo presentes en el sector portátil, y aunque han caído en desuso es cierto que todavía no han sido totalmente abandonadas. Esto tiene una explicación, y se encuentra en la importancia que todavía tienen los portátiles de menos de 300 euros, pero es algo que tenemos que superar cuanto antes, y es que francamente no creo que haya excusa para seguir montando paneles de 15 pulgadas con resolución 720p o 768p.

Puede que alguno me diga que de esa forma se reduce el precio de venta, pero creo que esto no es más que una mala excusa, sobre todo tras ver que equipos como el ASUS Chromebook Z1500CN, que cuesta poco más de 218 euros, viene con un panel de 15,6 pulgadas cuya resolución es 1080p. No digo que todos los portátiles deban montar un panel VA o IPS, entiendo que no es posible por razón de costes, pero sí que debemos completar de una vez esa transición que nos lleve a abandonar las pantallas de baja resolución y baja calidad.

3.-Cargadores propietarios

cargador

Los cargadores propietarios son aquellos que solo se pueden utilizar con un producto determinado, y durante muchos años se convirtieron en un problema constante dentro del sector portátil. Por suerte, con el paso del tiempo hemos visto una clara tendencia a estandarizar los cargadores, algo que implica que podemos utilizar un mismo cargador para recargar la batería de diferentes equipos, y que lo perdemos o si se estropea podremos comprar uno genérico, o utilizar directamente el cargador de otro portátil.

Al final, está claro que los cargadores propietarios no son nada bueno para el usuario, y tampoco para el medio ambiente, ya que su vida útil suele ser más reducida, y cuando dejamos de utilizar el portátil al que estaban vinculados se convierten directamente en un trozo de basura electrónica. En este sentido, el puerto USB Type-C ha jugado un papel muy importante, tanto que incluso podemos utilizar cargadores de smartphones para recargar la batería de equipos ultra ligeros, aunque la verdad es que todavía queda mucho camino por recorrer.

Lamentablemente, una parte importante de los portátiles para gaming, especialmente aquellos más pesados y voluminosos que utilizan tecnologías de carga rápida, siguen utilizando cargadores con conectores propietarios, lo que hace que este tema sea aún una cuenta pendiente. Con todo, está claro que al final la estandarización alrededor de un único conector para cargar dispositivos, portátiles incluidos, se acabará completando, y esto es bueno para todos nosotros.

4.-Discos duros como almacenamiento principal

Los discos duros son un auténtico lastre para el sector portátil, y por muchas razones. La primera radica en su tamaño, y es que incluso los modelos de 2,5 pulgadas utilizan un espacio interno muy valioso que podría ser aprovechado para integrar otros componentes y reducir el tamaño del equipo. La segunda reside en su propia construcción, ya que tienen partes mecánicas, lo que hace que sean más ruidos y vulnerables a golpes, sacudidas y vibraciones.

Por otro lado, los discos duros también son más lentos y pueden degradar considerablemente el rendimiento del equipo si no se realiza un mantenimiento mínimo con cierta frecuencia debido, principalmente, al clásico problema de la fragmentación. Sé que alguno me dirá que tienen a su favor la ventaja de ofrecer una mayor cantidad de espacio a un precio más bajo, pero esto no compensa todo lo anterior cuando hablamos de un portátil.

Si pensamos en cómo influye en el precio de venta, debemos tener presente que el auge de la memoria eMMC y de las unidades SSD de bajo coste han cercado tanto a las unidades HDD en el sector portátil que, francamente, estas no tienen ya sentido ni siquiera en los equipos de bajo coste, donde las soluciones eMMC o los SSD SATA III ofrecen un valor mucho más interesante. Si necesitamos más espacio podemos ampliar con una segunda unidad de almacenamiento, o recurrir a una unidad externa.

Sé que para algunos usuarios la capacidad de la unidad de almacenamiento puede ser importante, pero incluso en esos casos renunciar a las ventajas que ofrece un SSD en un ordenador portátil no tiene sentido, es mejor buscar equipos que monten un SSD como unidad principal y un HDD como unidad secundaria, o recurrir directamente a unidades externas si tenemos que almacenar muchos datos y archivos pesados.

5.-Lectores de unidades ópticas

Lenovo unidad óptica

La verdad es que nunca me han gustado las unidades ópticas en un portátil. Entiendo que hubo una época en la que era fundamental contar con disqueteras y con unidades para leer CDs y DVDs, pero con la democratización de las unidades USB y el desarrollo de los servicios de streaming, tanto de pago (Netflix, Amazon Prime y otras) como gratuitas (Youtube como principal exponente) estas han perdido todo su sentido, y al final no son más que un estorbo.

Para montar una unidad óptica en un portátil es necesario utilizar un espacio muy valioso, como ocurre con los discos duros. Esto hace que los equipos que integran ese tipo de unidades sean más gruesos y más pesados, y esto afecta también a la estructura interna del equipo, a la distribución de componentes y al sistema de refrigeración. Si necesitas contar con este tipo de unidad porque todavía utilizas CDs y DVDs con cierta frecuencia es mejor que recurras a un lector externo, ya que son muy económicos y funcionan sin problema.

En caso de que tengas un portátil relativamente antiguo con una unidad óptica y ya no la utilices, puedes extraerla y aprovechar el espacio disponible para montar un SSD de 2,5 pulgadas. Eso fue lo que hice yo para dar una segunda vida a un portátil Lenovo IdeaPad Z500T que compré en 2015, y que todavía funciona sin problemas. Gracias al salto que hice a un SSD sigue ofreciendo un rendimiento muy bueno.

6.-Diseños y configuraciones extremas

ASUS portátil

No me interpretéis mal, estoy a favor de la innovación y de la adopción de nuevos diseños y factores de forma en el sector portátil, pero siempre que estos se ejecuten desde una perspectiva razonable, ya que en caso contrario es fácil encontrarse con excesos que al final no tienen ningún sentido, ni siquiera dentro de los nichos de mercado a los que se dirigen.

Con esto me refiero a los portátiles que adoptaban configuraciones extremas buscando ofrecer un rendimiento «idéntico» al de su equivalente en PC, y también a aquellos que utilizaban un factor de forma enorme y que tenían un peso desmedido (más de 5 kilogramos). Podría poner muchos ejemplos, pero uno de los más célebres fue el ASUS ROG GX800, un portátil que tenía un peso de 5,3 kilogramos y que podía conectarse a un sistema de refrigeración externo que pesaba 4,7 kilogramos. Haz cuentas, en total este «dúo dinámico» sumaba un peso de 10 kilogramos.

Por suerte ese tipo de diseños y de configuraciones han quedado casi totalmente abandonadas. Hoy en día es raro encontrar un portátil que pese más de 3 kilogramos, incluso en aquellos casos en los que vienen configurados con componentes de alto rendimiento, y tanto AMD como NVIDIA e Intel han apostado por la especialización, es decir, por el desarrollo de componentes de alto rendimiento, y también de alta eficiencia, adaptados a las particularidades de los ordenadores portátiles.

Así, hoy en día es posible encontrarnos con tarjetas gráficas tan potentes como las GeForce RTX 3080 Ti Mobile configuradas con distintos perfiles de TGP, y capaces de funcionar sin problema en portátiles de menos de tres kilogramos de peso. Tampoco podemos olvidarnos de las APUs Ryzen serie 6000 Mobile, que montan CPUs de 8 núcleos y 16 hilos y vienen acompañadas de GPUs integradas que son también bastante potentes y eficiencias. Intel también ha marcado un importante punto de inflexión en este sentido con el Core i9-12900HX, el primer procesador de 16 núcleos (8 de alto rendimiento y 8 de alta eficiencia) y 24 hilos para portátiles.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído