Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tres cosas que necesitas para disfrutar del juego en la nube

Publicado

el

El juego en la nube se ha convertido en una opción muy popular, y es comprensible ya que gracias a este servicio podemos disfrutar de juegos de última generación en equipos que no llegan ni siquiera a cumplir con sus requisitos mínimos.

No es magia, esto es posible porque el juego realmente se ejecuta en un servidor, y este envía la señal en streaming a nuestro equipo utilizando un cliente que debe haber sido instalado previamente. La comunicación entre el servidor y nuestro equipo se realiza mediante nuestra conexión a Internet.

Todo esto implica que no tenemos que cumplir con los requisitos del juego, sino con los del cliente que tenemos que instalar. Nuestra conexión a Internet también debe estar dentro de los valores mínimos que recomienda el proveedor del servicio, ya que de lo contrario podríamos acabar teniendo problemas.

¿Qué necesito para jugar en la nube?

Ya te hemos adelantado algunas claves en la introducción, pero a continuación vamos a repasar tres de los puntos más importantes para que no te quede ninguna duda sobre este tema. Con todo, si al terminar de leerlo te queda alguna cuestión sin resolver puedes dejarla en los comentarios y te ayudaremos a resolverla.

Primer punto: una conexión a Internet aceptable

No es necesario que tengas una conexión a Internet de banda ancha capaz de alcanzar velocidades de infarto, pero sí que es imprescindible que esta llegue a un nivel aceptable. Por ejemplo, si quieres utilizar GeForce Now deberás contar como mínimo con una conexión a Internet de 15 Mbps para jugar en 720p a 60 FPS. Sin embargo, lo ideal es contar con una conexión más rápida para que todo vaya como la seda.

En caso de que utilices una modalidad superior, como por ejemplo la que permite disfrutar de resolución 4K y 60 FPS es imprescindible que nuestra conexión llegue, como mínimo, a los 40 Mbps. Los requisitos de otros proveedores de servicios de juego en la nube son similares, así que partiendo de esta información podemos decir que a partir de 50 Mbps tendríamos un mínimo suficiente para jugar con todas las garantías, ya que superaríamos los niveles mínimos y tendríamos margen suficiente.

Como vemos el juego en la nube no requiere de una conexión ultra rápida, pero es fundamental que superemos los mínimos establecidos, ya que de lo contrario acabaremos teniendo problemas con la calidad de imagen y con el rendimiento, y la experiencia no será buena.

Segundo punto: una latencia reducida

La latencia es el retraso que se produce en las comunicaciones bidireccionales entre el servidor y nuestro equipo. Es importante porque todas las acciones que ejecutemos en el juego deberán llegar al servidor, y este tendrá que devolvernos después las «consecuencias» de esas acciones. Si se produce una latencia elevada esas comunicaciones irán con retraso, y tendremos lo que popularmente se conoce como «lag»: nuestras acciones se reflejarán tarde en el juego, y la experiencia será terriblemente mala.

Por todo ello, el juego en la nube es más exigente con la latencia que con la velocidad de conexión a Internet, y debemos tener mucho cuidado en este sentido ya que si no mantenemos nos valores aceptables no podremos jugar bien. El mínimo puede variar en función de cada servicio, pero por lo general lo ideal es que la latencia se mantenga siempre por debajo de los 80 milisegundos. Cuando superamos los 100 milisegundos ya se empieza a notar un pequeño retraso en las acciones que puede ser aceptable, pero nada agradable.

Tercer punto: conexión cableada o Wi-Fi 5

Para jugar en la nube lo ideal es contar con una conexión a Internet cableada. Esto tiene una explicación, y es que este tipo de conexiones tienden a ser más estables y tienen una latencia inferior, ya que no están expuestas a los clásicos problemas de las conexiones inalámbricas, como la pérdida de rendimiento por la distancia y los efectos de las interferencias y de los obstáculos en el alcance y la estabilidad.

Sin embargo, esto no quiere decir que sea imprescindible utilizar cable para jugar en la nube. Con una conexión Wi-Fi 5 podremos disfrutar de una buena experiencia también, siempre que nos mantengamos dentro de unos valores aceptables en términos de distancia y de calidad de la señal.

Contenido ofrecido por AVM FRIZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído