Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Twitter, denunciada por su casero de San Francisco

Publicado

el

Twitter, denunciada por su casero de San Francisco

Durante las últimas semanas se ha estado hablando de las polémicas decisiones de Elon Musk al frente de Twitter. Desde las más sonadas, como el despido de una enorme parte de su masa laboral, hasta otras más pequeñas pero significativas, como la eliminación de buena parte de las comodidades de las que disfrutaban los trabajadores en las oficinas de la compañía o, como te contábamos ayer mismo, la subasta de mobiliario y enseres de sus oficinas para intentar arañar unas cuantas decenas de miles de dólares, una cantidad que puede parecer  mucho para el común de los mortales, pero que para las cuentas de Twitter es como el puñado de monedas de uno y dos céntimos que tenemos cogiendo polvo en un cenicero de casa.

Una de las «brillantes» medidas adoptadas por Elon Musk ha sido dejar de pagar el alquiler de las oficinas a los propietarios, algo que ya planteó un problema hace unas semanas, forzando a que los empleados de la sede central de la red social, en San Francisco, tuvieran que teletrabajar durante varios días. Según trascendió en aquel momento, parecía que la situación se había resuelto, ya que los empleados pudieron regresar a la oficina a llevar a cabo sus tareas habituales, pero por lo que sabemos ahora, es posible que aquello solo fuera un espejismo.

Twitter, denunciada por su casero de San Francisco

Según podemos leer en Business Insider, el propietario del inmueble en el que se encuentran las oficinas de la red social ha denunciado a Twitter por no pagar el alquiler. El edificio, ubicado en el número 1355 de Market Street, supone un alquiler de 3,2 millones de dólares al mes y, según dicha información, la compañía propietaria del mismo ha demandado a la tecnológica por el impago de los alquileres de diciembre y enero, por un total de 6,4 millones de dólares.

No es el primer problema de Twitter con los alquileres desde la llegada de Elon Musk. A principios de este mes el propietario del edificio Hartford de Twitter en 650 California Street demandó a la compañía por 136.260 dólares por la misma razón, impago del alquiler.  Sumar esto a la subasta de la que hablábamos ayer mismo tiene un efecto terriblemente nocivo en la imagen de Twitter, lo que actúa como repelente para anunciantes, de los que la dependencia económica es crítica para sanear las cuentas. De poco o nada sirve reducir los costes operativos si, por el camino, se defenestran los elementos fundamentales para poder seguir operando con normalidad y, por lo tanto, generando ingresos.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído