Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cuatro editoras pretenden que Internet Archive elimine los libros digitales y su servicio de préstamos

Publicado

el

Internet Archive

Con 27 años de existencia, Internet Archive se ha consolidado como la gran biblioteca de Internet. En ella se pueden encontrar no solo vestigios de la web que ya no están en funcionamiento, sino también una gran cantidad de recursos digitales, entre ellos libros, películas y música. Sin embargo, Internet Archive se enfrenta desde hace dos años a una demanda que podría provocar su cierre, ya que cuatro editores acusan a la biblioteca y a su servicio de préstamos haberles causado perjuicios y de violar derechos de autor.

Uno de los servicios más populares de Internet Archive es Controlled Digital Lending (CDL), que concede a los usuarios acceso a una biblioteca digital de libros. Su funcionamiento consiste en que los usuarios pueden tomar prestados tantos ejemplares de un libro como Internet Archive y sus socios posean físicamente, así que, si Internet Archive solo tiene una copia de un libro, solo puede prestarlo a una persona, mientras que el resto de personas que están interesadas en el libro deberán esperar a su regreso. Básicamente, es una implementación digital del típico funcionamiento de las bibliotecas físicas.

La Electronic Frontier Foundation (EFF) explica que CDL es una forma empleada por Internet Archive para mantener en circulación libros de los que sus editores han perdido el interés comercial. Sin embargo, las editoras Hachette, HarperCollins, Wiley y Penguin Random House piensan que el servicio viola los derechos de autor, así que decidieron presentar una demanda el 1 de junio de 2020 para pedir la destrucción de todas las presuntas copias ilegales de las obras ofrecidas por la biblioteca digital y que esta les compense por los hipotéticos daños que CDL les ha causado.

Biblioteca digital

Fuente: Pixabay

La vista oral inicial de la causa se llevó a cabo el lunes de esta semana en el juzgado del Distrito Sur de Nueva York. Internet Archive ha expuesto como defensa los derechos digitales de todas las bibliotecas, argumentando para ello que una biblioteca tiene derecho a hacer y prestar una copia digital de un libro impreso que posee sin necesidad de obtener una autorización oficial del editor original. Como es de esperar, las editoras no están de acuerdo.

Internet Archive cuenta en estos momentos con aproximadamente 1,3 millones de libros en formato digital a través de CDL. La biblioteca digital ha expuesto que, con su servicio, esencialmente hace los mismos procesos que con los préstamos de las bibliotecas tradicionales y que no representa un daño real para los autores o la industria editorial. También ha dicho que las bibliotecas han pagado colectivamente a los editores miles de millones de dólares para incluir libros en sus colecciones impresas, además de que está invirtiendo muchos recursos en la digitalización con el fin de preservar esos libros.

Las editoras demandantes exigen no solo un pago por los presuntos perjuicios ocasionados, sino también la destrucción de los millones de libros que han sido digitalizados por Internet Archive. Brewster Kahle, fundador de Internet Archive, ha etiquetado la petición de las editoras como “horrenda” y que, de salir adelante, provocará “un efecto paralizante en las cientos de bibliotecas que prestan libros digitalizados como lo hacemos nosotros. Este podría ser el momento de la quema de la Biblioteca de Alexandria: millones de libros de las bibliotecas de nuestra comunidad, desaparecidos”.

Veremos cómo acaba este asunto, pero el gran poder que tiene la industria relacionada con los derechos de autor es bien conocido, así que es lógico pensar que Internet Archive se ha topado con un hueso duro de roer.

Lo más leído