Windows 7 beta y los juegos

Windows 7 beta y los juegos

Hemos podido comprobar, tanto en nuestro laboratorio como en otras páginas especializadas, las bondades de Windows 7 beta. Pero ¿cómo se comporta con los juegos? ¿Funciona más rápido o más lento? Hemos recogido varias pruebas realizadas en distintos medios en la web y hemos hecho nuestros propios test para comprobar compatibilidad y rendimiento de los juegos con la versión beta del nuevo sistema operativo.

 

Windows 7 está aterrizando en el mundo PC con fuerza y el sector de los juegos no podía permanecer indiferente a la llegada del nuevo sistema operativo. Al mismo tiempo los ingenieros de Redmond también son conscientes de la importancia de los juegos para PC para el futuro del nuevo sistema operativo, por lo que no solo han trabajado para que los títulos más actuales puedan funcionar correctamente con el nuevo sistema, sino que han incorporado mejoras tanto desde el punto de vista de la facilidad de uso como de las propias prestaciones de los juegos desde el punto de vista de los gráficos.

 

En el apartado de la integración de los juegos en Windows, la última versión de este sistema sigue los pasos que se iniciaron con Vista integrando todos los juegos en la aplicación Games explorer pero dando unos pasos más allá. En Windows 7 no solo podemos acceder a los títulos que tengamos instalados desde el explorador y ver parte de la información sobre los mismos. En Windows 7 también es posible visualizar información básica simplemente pasando el cursor sobre el icono que representa al juego.

 

 

 

Quizás el cambio más importante sea la posibilidad de acceder directamente del explorador de juegos a la comprobación de actualizaciones de los juegos. Los desarrolladores podrán así poner de forma fácil a disposición de los usuarios parches y actualizaciones de forma sencilla e intuitiva para ellos. El sistema avisa de cuando hay actualizaciones diponibles y es posible configurar el comportamiento del explorador en este caso.

 

 

 

Además de las mejoras en el Game Explorer, los programadores de Windows 7 han trabajado para optimizar el funcionamiento del sistema con procesadores de varios núcleos y el de las tarjetas gráficas. Ambos caminos contribuyen a que la respuesta gráfica del sistema sea más eficaz. Al igual que hiciera con Vista y DirectX 10, Windows 7 viene con DirectX 11 bajo el brazo, con nuevas prestaciones y un sistema que permite utilizar tarjetas gráficas no compatibles gracias a una emulación residente en los controladores. Sin embargo la preocupación principal de Microsoft es que los juegos funcionen correctamente y que Windows 7 esté preparado para los últimos adelantos técnicos de las tarjetas gráficas.

 

Contenido del especial

 

1. Windows 7 beta y los juegos

2. Juegos y Windos 7: compatibilidad y rendimiento

 

  • Share This