Windows 7 pudo ser así…

Windows 7 pudo ser así…

En un interesante artículo de TechRadar descubrimos algunas ideas y bocetos del entorno gráfico de Windows 7 que se propusieron durante su desarrollo pero que se desestimaron. En la mayoría de los casos podemos decir que por suerte… Podemos ver ideas originales como iconos animados con aspecto de lámpara de lava o ventanas que parecen proyectadas sobre el escritorio en una selección de más de 400 bocetos originales.

 

La feria de diseño y desarrollo web MIX 2009 fue el escenario de una interesante conferencia por parte del diseñador de Microsoft Stephan Hoefnagels en la que se expusieron algunos de los 400 bocetos y propuestas que desde principios de 2006 han circulado por los laboratorios de Microsoft como propuestas para el interfaz gráfico de Windows 7.  En TechRadar han recogido parte de esta conferencia y de las imágenes de estos curiosos bocetos.

 

 

Algunas de las ideas eran originales pero inviables, otras maduraron hasta convertirse en elementos que actualmente luce Windows 7 en su versión beta. En algunos casos las propuestas llegaron a las manos de probadores que dieron su veredicto sobre su aspecto y usabilidad, en otros las ideas murieron en el propio boceto sin llegar a imlementarse en ninguna de las build.

 

La primera propuesta se remonta a 2006, con la idea de transformar la barra de tareas. Los informes revelaron que a los usuarios les agradaban los thumbnailsEn respuesta a este estudio se intentó que se mostraran en ella una versión reducida de las ventanas, pero esto presentó varios inconvenientes como que estas imágenes ocupaban demasiado espacio y que en ocasiones las ventanas, muchas veces casi en blanco salvo la barra de los menús, mostraban menos información que los propios iconos de los programas.

 

 

El siguiente prototipo de entorno gráfico se propuso en 2007, con una curiosa idea a la que los desarrolladores pusieron el nombre de Bat-señal. Cuando se movía el ratón sobre un icono de la barra de tareas se mostraba una imagen de la ventana del programa como si estuviera proyectada sobre el escritorio, imitando la señal utilizada para llamar a Batman. Este sistema evolucionó en el Aero Peek, mucho menos vistoso pero más práctico.

 

 

En la línes de la estética comic, en uno de los bocetos mostrados por Hoefnagels se puede ver cómo se propusieron bocadillos con onomatopeyas como “Ouch” o “Bam” para indicar errores o acciones. También se mostró un boceto de icono de sistema con efecto “lámpara de lava” o distintas lentes cóncavas y convexas e incluso una flor animada para distintos estados del sistema.

 

 

También se propuso una idea llamada “Aladino” que consistía en que si se “frotaba” una de las ventanas con el ratón el resto de ellas se ocultaban. Esto permitía trabajar sobre la ventana previsualizada mientras siguiéramos “frotando” pero resultaba algo incómodo, sobre todo si teníamos que escribir en ella. Esta función evolucionó en el Aero Shake, que permite dejar a una ventana activa y ocultar las demás simplemente “sacudiéndola” con el ratón. En cualquier caso “Aladín” marcó el camino para las acciones gestuales de Windows 7.

 

 

Las Jump List también recibieron diversos retoques desde sus primeras versiones. Al principio se propusieron distintas formas para que las jump list aparecieran haciendo clic en distintas zonas del icono del programa en la barra de tareas. Finalmente los estudios revelaron que la mejor forma era utilizar el botón derecho, con el que los usuarios están más familiarizados de lo que los desarrolladores pensaron en un principio.

 

 

En definitiva un repaso interesante a lo que pudo ser el interfaz gráfico de Windows 7 que a más de uno le recordará el aspecto y funciones de los entornos de otros sistemas operativos.

 

  • Share This