Análisis AMD Radeon 6790

Análisis AMD Radeon 6790
26 de mayo, 2011

La oferta actual de tarjetas gráficas es impresionante. Si a la espectacular evolución de las soluciones integradas sumamos el amplio portfolio de productos que NVIDIA y AMD tienen en la gama media y de entrada, casi podemos asegurar que existe una solución para cada tipo de usuario.

Ficha técnica

La AMD Radeon 6790 que analizamos es un ejemplo perfecto de producto equilibrado y se posiciona como una de las alternativas más interesantes para usuarios con presupuesto ajustado pero que no quieren renunciar a ejecutar con soltura la mayoría de videojuegos del mercado y mover contenido en alta definición sin ningún problema.

Sucesora natural de la ATI Radeon 5770, la nueva propuesta de AMD compite de manera clara y directa con la NVIDIA GeForce GTX 550 Ti y ofrece prestaciones más que suficientes para el usuario medio. Su tabla de especificaciones revela un producto de rendimiento notable, que trabaja muy rápido y no tiene “cuellos de botella” que limiten artificialmente su potencial.

Como toda la nueva generación de GPU´s de AMD, la Radeon 6790 incorpora la tecnología Eyefinity (para utilizar varios monitores a la vez), sorporte para DirectX 11 y, AMD App Aceleration, entre otras.

Hemos probado la tarjeta con uno de nuestros equipos de referencia. A continuación os detallamos sus especificaciones técnicas:

– Procesador Intel Core i5 760
– Placa ASUS P67 Deluxe
– Disco duro WD Caviar Black 1 Tbyte
– 4 Gbytes de memoria Kingston Hyperx
– Fuente Enermax 800W
– Sistema operativo Windows 7 Professional 64 bits

La propuesta de AMD pasó nuestros tests sintéticos con buena nota, ofreciendo un rendimiento superior a la NVIDIA GTX 550 Ti en los basados en DX10 y 11. Con una puntuación de 3.321 puntos en 3DMark Vantage (1.680 x 1.050, valores por defecto), la AMD Radeon 6790 se situa entre las mejores tarjetas que han pasado por el laboratorio dentro de su rango de precios.

 

Para probar cómo se comporta la nueva tarjeta de AMD nada mejor que someterla a una sesión ejecutando algunos de los videojuegos más populares del mercado. Los resultados fueron muy satisfactorios: la AMD Radeon 6790 permite jugar “a todo” en condiciones más que aceptables (1.680 x 1.050) y sólo títulos especialmente exigentes con las opciones gráficas al máximo consiguen poner en aprietos a una tarjeta que, recordemos, no supera los 130 euros.

El consumo está en la línea de soluciones similares; en nuestras pruebas el equipo con la tarjeta instalada demandaba 160W en reposo y hasta 244W en un escenario de máxima exigencia.

 

Conclusiones

Si el objetivo de AMD era poner en el mercado una rival de la NVIDIA GeForce GTX 550 Ti lo ha conseguido: rinde más, consume menos y es más económica que la propuesta de NVIDIA. En este sentido la marca ofrece un amplio portfolio de productos que, como comentábamos al principio del artículo, cubre a cualquier perfil de usuario.

El único “problema” que podemos achacar a esta apuesta de AMD juega en su propia casa y se llama Radeon HD 6850, una tarjeta que cuesta unos 150 euros y supera al modelo analizado en todos los aspectos (aquí también es justo incluir a la GTX 460). En definitiva, una opción si tenemos un presupuesto muy ajustado.

  • Share This