Análisis: Moonlighter (PC – Steam)

Análisis: Moonlighter (PC – Steam)
28 de mayo, 2018
Total



9

  • Historia
  • Controles
  • Jugabilidad
  • Ambientación y gráficos
  • Innovación

Mañana estará disponible Moonlighter, este proyecto presentado por la desarrolladora independiente española Digital Sun Games con la colaboración de 11bit Studios. Este juego de Acción-RPG de estilo Rougue-lite, nos presenta una curiosa vuelta de rosca de una historia secundaria presente en todos los juegos de rol: los mercaderes.

¿De dónde sacarán estos mercaderes siempre todas las cosas que necesitan nuestros héroes? La respuesta: de las mismas mazmorras. Moonlighter nos presenta un “doble juego” en el que controlaremos a Will, encargándonos de la gestión de su negocio por el día, y explorando las mazmorras en búsqueda de objetos para la tienda por las noches.

Javier Giménez, CEO de Digital Sun Games, nos definió Moonlighter: “A nivel de tema, es un juego sobre un tendero que sueña con ser un héroe, algo que nos pasa un poco a todos… A nivel de género, es un roguelite/ARPG; no es un roguelike puro ya que, aunque hay generación procedural y la muerte está penalizada, no se borra el progreso del jugador, sino que hay una historia, con un final. En ese sentido se parece más a la estructura de un Rogue Legacy que a un The Binding of Isaac, aunque obviamente tiene fuertes influencias de ambos; así como de otros títulos como Harvest Moon o los Zelda clásicos”.

La historia de Will y Moonlighter

Soñando desde niño con ser un héroe, Will siempre jugaba con los otros niños de su ciudad, Rynoka, combatiendo con espadas de madera. Y es que un día, junto a su ciudad natal, surgieron unos extraños portales que llevaban a unas mazmorras llenas de tesoros y monstruos, que poco a poco fueros llamando la atención de todos los héroes cercanos.

Sin embargo, su familia ostentaba una pequeña tienda, Moonlighter, y querían que Will aprendiese el oficio para poder heredarla algún día. Con el paso de los años, el chico tuvo que apartarse de sus sueños de aventuras dedicándose más a la tienda según iba creciendo. Mientras tanto, las mazmorras se fueron volviendo más y más peligrosas, acabando selladas para evitar mayores desgracias.

Al morir sus padres, Will se quedó con la tienda, encargándose íntegramente del negocio y teniendo que entrar en las mazmorras restantes para abastecerse. Sin embargo, siempre mantuvo esa pequeña chispa heroica en su interior, lo que le llevaba a adentrarse cada vez más en las mazmorras con la simple ayuda de su escoba para defenderse, hasta que esto casi acabó en desastre.

Sólo gracias a la ayuda de Zenon, un anciano de la aldea, que lo encontró moribundo y lo rescató. Reconociendo la sed de aventuras de Will, el anciano le concedió una espada y un escudo que antaño blandió, para que, si de verdad desea adentrarse a por los más profundos tesoros de las mazmorras, cuente con una defensa. Así es como comienza nuestra historia.

Controles y sistema de combate

Aunque hemos jugado a la versión de PC, tanto el propio juego como nosotros os recomendamos encarecidamente que uséis un mando. Con un sistema de combate muy sencillo basado en golpear, esquivar y curarnos, Moonlighter nos enfrentará a diversas mazmorras de generación aleatoria (eso sí, con unos patrones bastante fáciles de detectar), en las que haremos frente a distintos monstruos para ir acumulando tesoros.

Pero no todo será tan sencillo, y es que estaremos jugando a un Rogue-Lite, lo que implica que morir nos hará perder nuestro progreso de la partida. Sin embargo, este título ha querido centrarse en que los jugadores podamos disfrutar de su historia, por lo que esta pérdida de progreso se basará sólo en la mazmorra que estemos investigando, manteniéndose todo el progreso anterior. Otro de los detalles de este género, es que podremos ver un recuento de los enemigos derrotados y los tesoros descubiertos una vez completemos, huyamos, o muramos en una mazmorra.

Con cuatro mazmorras principales y una mazmorra final cargada de narrativa e historia, cada una de estas zonas nos enfrentará a tres pisos llenos de monstruos y secretos. Unos monstruos que variarán según la mazmorra, cambiando en comportamiento, fuerza, e incluso en resistencias.

Por ello contaremos con la posibilidad de variar los estilos de combate mediante el uso de distintas armas, cada una con una función especial: espadas y escudos, espadones, lanzas, arcos y puños. Además, todas las armas contarán con dos variantes, unas con mayor potencia de daño, y otras con un atributo mágico o elemental. Todas estas armas se podrán encontrar, con una probabilidad más baja, en algunos de los cuerpos abandonados que encontraremos a lo largo de las mazmorras; y también se podrán crear en el herrero de la ciudad a cambio de materiales que recolectemos en estas.

En este herrero también podremos crear nuestras armaduras, contando con los tres típicos sets de los juegos de rol: una armadura ligera que sacrificará algo de defensa para darnos una mayor libertad de movimiento, una armadura media, y una armadura pesada que reducirá nuestra velocidad bajo una mayor protección.

Retoma la gloria de Ryonoka

A medida que vamos avanzando en las mazmorras y desbloqueando las siguientes, también provocaremos la curiosidad del resto de aventureros y mercaderes. Mediante el tablón de anuncios del pueblo podremos ir accediendo a estos nuevos servicios, que nos ofrecerán desde mercancías raras para mejorar nuestra tienda, encantamientos para nuestras armas, hasta un banquero que invertirá nuestro oro y nos repartirá los beneficios.

Y es que, si el pueblo prospera, la tienda Moonlighter no se puede quedar atrás. A través de este mismo tablón podremos también acceder a mejoras para nuestra tienda, pudiendo aumentar el tamaño de la misma (aunque curiosamente nunca se amplíe la estructura exterior de la casa), añadir espacio y almacenamiento personal, e incluso mejorar nuestra cama, que nos dará un bonus especial de salud cuando la usemos.

“A buen negociador, pocos oros no bastan”

El sistema de gestión de la tienda me ha resultado de lo más curiosa y divertida. Partiremos desde cero, sin saber el valor de ninguno de los objetos, y teniendo que vender “a ciegas” tratando de adivinar si sacaremos ganancias, o si enfadaremos a nuestros clientes. Pero no todo será un trabajo de memoria, ya que contaremos con un diario en el que se irán actualizando los precios y las reacciones de los clientes ante ellos, para así poder llegar a una gestión adecuada.

Además, Moonlighter presenta también un sistema de talismanes que nos ofrecerá, mediante un pequeño peaje, la capacidad de huir en cualquier momento siempre que lleguemos a un valor mínimo de recompensas o llenemos nuestra bolsa, por lo que podremos realizar incursiones y asegurar nuestros tesoros sin tener que enfrentarnos a todos los enemigos. Según progresemos en el juego, obtendremos un segundo talismán que nos permitirá no sólo abandonar la mazmorra, sino que dejará un portal abierto para que podamos continuar saqueándola.

Gráficos, ambientación y música

Aun con pocos escenarios, la estética de Moonlighter resulta muy agradable y completa. Al más puro estilo de los juego retro, los gráficos se basan en un estilo “píxel” en 2D, en vez de abogar por la alta definición, algo de agradecer en un título que requiere de la mayor tasa de refresco y fluidez posible, corriendo siempre fluido a máxima resolución.

Sin embargo esto no implica que el juego cuente con menos detalles, todo lo contrario: el humo de las chimeneas, las sombras de nubes, elementos secundarios del escenario destruibles, animaciones y físicas del viento, así como numerosos detalles a la hora de los combates. A estos gráficos le acompaña una banda sonora que, aunque sutil, ofrece una gran inmersión, variando no sólo según el escenario, sino también dependiendo de los distintos enemigos que nos encontremos.

Conclusiones

Sin duda Moonlighter es un título único y muy recomendable de jugar. Aunque la historia si que quizás se puede llegar a “rushear” y completar en pocas horas (no sin un buen esfuerzo), está muy bien presentada y nos ha gustado bastante. Moonlighter ofrece bastantes horas de juego con muchos contenidos dentro de él para desbloquear, así como más de 50 logros desbloqueables en su versión de Steam.

El cambio de estilos del juego, mezclando la gestión de la tienda y el “dungeon crawling” se hace muy llevadero, llegando a una sinergia muy buena y nunca haciendo sentir que sobra ninguna de las partes. Y es que muchas veces entraremos a las mazmorras únicamente para saquear botines, más que realmente para tratar de vencerlas.

Los controles y el estilo de juego son muy sencillos de entender, eso sí, siempre que juguemos con un mando (personalmente los controles en teclado me han resultado algo menos cómodos). Además, el hecho de que esta versión del juego esté disponible a través de Steam, nos da la posibilidad de utilizar tanto mandos de Xbox y PS4, como el propio Steam Controller.

A continuación os dejamos los requisitos mínimos para Moonlighter:

  • SO: Windows 7
  • Procesador: Intel(R) Core(TM)2 Quad 2.7 Ghz, AMD Phenom(TM)II X4 3 Ghz
  • Memoria: 4 GB de RAM
  • Gráficos: GeForce GTX 260, Radeon HD 5770, 1024 MB, Shader Model 3.0
  • Almacenamiento: 4 GB de espacio disponible
  • Tarjeta de sonido: DirectX compatible

Moonlighter se pondrá a la venta mañana, 29 de mayo, por el momento sólo en formato digital bajo un precio final de 19,99€ para PlayStation 4, Xbox One y PC. También anunciado para Nintendo Switch, esta versión ha sufrido algunos retrasos, y llegará algunos meses más tarde. Aunque por el momento los desarrolladores no han hablado oficialmente de una fecha, hemos podido encontrar que la web Xtra Life ha catalogado ya el juego de Switch para el 28 de septiembre, pudiendo tratarse de una filtración.

Apple Watch Series 3, análisis

  • Share This