Microsoft prepara un sistema operativo de nueva generación

Microsoft prepara un sistema operativo de nueva generación
12 de julio, 2018

La empresa Synaptics ha publicado un anuncio en el que menciona de forma expresa que Microsoft está trabajando en un sistema operativo de nueva generación. No entran en detalles y es normal ya que el objetivo de dicho anuncio es promocionar el FS7600 Match-in-Sensor, un lector de huellas dactilares que trabaja como unidad aislada e independiente, pero podemos sacar algunas conclusiones interesantes si lo unimos a informaciones anteriores.

Synaptics Incorporated (…) ha anunciado una iniciativa conjunta centrada en ofrecer una nueva referencia industrial en autenticación biométrica a través de sistemas de identificación de huellas dactilares de alta seguridad para PC portátiles empresariales / comerciales y de consumo, basados en la plataforma AMD Ryzen Mobile de próxima generación y en el sistema operativo de nueva generación de Microsoft. Esta colaboración permitirá alcanzar un nuevo nivel de seguridad en portátiles basados ​​en AMD Ryzen Mobile aprovechando la tecnología que ofrece el sensor de huellas dactilares Match-in-Sensor exclusivo de Synaptics, unido al sistema operativo de nueva generación de Microsoft y a Windows Hello“.

Con Windows 10 Microsoft llevó a cabo una apuesta por el modelo de servicio como sustituto del modelo de producto. Esto quiere decir que dicho sistema operativo es la base “definitiva” del gigante de Redmond, que no tendrá un sucesor real y que sobre el mismo se irán lanzando actualizaciones periódicas tanto a nivel de funciones como de rendimiento y de seguridad para mantenerlo al día, un sistema que Apple lleva siguiendo un tiempo OSX y macOS.

Este planteamiento choca con la idea de que Microsoft pueda lanzar un sistema operativo de nueva generación, pero lo cierto es que tiene una explicación bastante sencilla como veremos a continuación.

Windows Core OS: un sistema operativo modular

Tomando como punto de partida las últimas informaciones que tenemos y los pocos datos que aporta Synaptics en su anuncio podemos sacar en claro que no estarían hablando de un sistema operativo de nueva generación en referencia a un sucesor real de Windows 10, sino más bien a una versión construida sobre la base de aquél que tendría un enfoque claramente modular.

Ahí es donde entra en juego lo que conocemos como Windows Core OS, un nombre con el que se identifica a ese núcleo común y básico que da forma a Windows 10, y al que sería posible añadir o quitar diferentes módulos para simplificarlo o mejorarlo, tanto a nivel funcional como de rendimiento y de seguridad.

Windows Core OS podría funcionar como esos pilares básicos sobre los que Microsoft y los OEMs podrían construir una experiencia totalmente personalizada y adaptada a las particularidades de cada dispositivo, y no sólo en lo relacionado a sus funciones sino también a sus especificaciones.

Para entenderlo mejor podemos poner un ejemplo sencillo. Imagina una tableta de pequeño formato (8 pulgadas) con unas especificaciones de hardware bastante limitadas y un portátil de alto rendimiento con una pantalla de 15,6 pulgadas. Windows Core OS podría ser la base de ambos dispositivos y su única diferencia estaría en las capas (módulos) necesarios para personalizar la experiencia que ofrece cada uno.

En el caso del portátil Windows Core OS tendrá muchos más módulos y ofrecería un conjunto de funciones que podríamos considerar como “pleno”, mientras que en la tableta Windows Core OS sería una versión ligera que incluiría lo más básico.

Obvia decir que ese sistema operativo encajaría en cualquier dispositivo y equipo, sin importar si hablamos de un procesador ARM o x86, y tampoco la interfaz o el formato. Sí, habéis acertado, con esto queremos decir que Windows Core OS podría ser utilizado en un portátil gaming y también en el rumoreado Surface Phone, también conocido como Project Andromeda, ese concepto de smartphone con doble pantalla del que ya hemos hablado en noticias anteriores.

  • Share This