Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Windows 10 reducirá la pérdida de rendimiento causada por Spectre

Publicado el

Spectre y Meltdown han sido los dos fallos de seguridad más importantes de todo lo que llevamos de año. Su impacto ha sido tan grande que prácticamente todos los procesadores Intel lanzados en los últimos 12 años están afectados, y las soluciones que han ido llegando a nivel de sistema operativo y BIOS no han sido del todo satisfactorias por la pérdida de rendimiento que producen, una realidad que Windows 10 cambiará con su próxima actualización semestral.

Como ya os hemos contado en ocasiones anteriores Spectre es la vulnerabilidad más grave, y también es la que mayor coste tiene a nivel de rendimiento cuando se resuelve mediante software, un proceso que requiere un parche a nivel de sistema operativo y una actualización de la BIOS. No hay dados uniformes debido a las diferentes arquitecturas de todas las series de procesadores Intel afectados, pero en Windows 10 se estima que la caída de rendimiento tras parchear dicha vulnerabilidad puede ir del 5% al 30%.

El caso es que los sistemas de Google dedicados a la computación en la nube apenas se han visto afectados en términos de rendimiento tras parchear Spectre. Según las últimas informaciones esto ha sido posible gracias a Retpoline, una solución que fue desarrollada por los propios ingenieros de Google y que se define como:

«Una estrategia de mitigación que intercambia ramas indirectas por retornos para evitar el uso de predicciones que provienen de la BTB, que son precisamente las que pueden convertirse en el objetivo de un atacante».

Estamos ante un cambio que se aplica en la manera en la que trabaja la ejecución especulativa, y que se perfila como una alternativa segura que permite seguir aprovechando las mejoras en rendimiento que ésta representa.

Retpoline ya ha sido utilizada en varias distros Linux como Red Hat y SUSE y ha sido un rotundo éxito, así que no debería extrañarnos que Microsoft haya decidido llevarla a Windows 10.

Esta solución estará disponible con el lanzamiento de Redstone 5, es decir, con la actualización Windows 10 April Update 2019. Tras instalar dicha actualización la pérdida de rendimiento debería ser casi anecdótica (un 1% o un 2%).

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído