Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Nuestros lectores hablan: ¿cuál fue vuestro primer teléfono móvil?

Publicado

el

Tener un teléfono móvil se ha convertido hoy en algo imprescindible, aunque el concepto tradicional ha vivido en la última década una evolución enorme que nos ha llevado al concepto de smartphone, un término que en una traducción completa podríamos definir como teléfono móvil inteligente.

A día de hoy hay varios tipos de teléfono móvil. Está el modelo que podemos considerar como tradicional tanto por diseño como por funciones, y que se limita a ofrecer la posibilidad de realizar llamadas telefónicas y de enviar mensajes cortos de texto. También existe el modelo híbrido, ese que se sitúa un peldaño por encima de aquél y que añade un conjunto de funciones más amplio (el nuevo Nokia 3310 sería un claro exponente), y en lo más alto tenemos al smartphone, que viene a ser prácticamente como un ordenador de bolsillo con pantalla táctil.

Cada uno ofrece unas prestaciones diferenciadas y se dirigen a un sector concreto del mercado que representa la telefonía móvil, pero hace un par de décadas la realidad era totalmente distinta. En la década de los noventa empezó a llegar el móvil a aquellos que tenían suficiente dinero como para permitirse uno. Su alto coste los convirtió en un primer momento en un objeto «de lujo» que muchos llevaban encima como símbolo de estatus, ya que las tarifas resultaban disparatadas y llamar era carísimo.

En la recta final de los noventa los precios empezaron a bajar y empezaron a llegar algunos modelos asequibles como el Alcatel One Touch Easy, un móvil con un diseño, un tamaño y un peso que hoy nos haría llevarnos las manos a la cabeza, pero que en su momento fue todo un éxito.

Contaba con unas prestaciones muy justas, ya que permitía llamar y enviar SMS bajo 2G pero su memoria era tan escasa que no podías almacenar más de 20 mensajes de texto. Su batería ofrecía entre 3 y 4 horas de autonomía, pero permitía utilizar tres pilas AAA, una opción muy socorrida que podía sacarte de un apuro. Las tarifas seguían siendo bastante altas, pero los SMS nos ayudaron a salir del peso. Cómo olvidar aquella etapa en la que estirábamos al máximo las 25 pesetas (unos 15 céntimos de euro) que costaba enviar un SMS reduciendo los caracteres al máximo.

Estoy seguro de que más de uno se preguntará cómo recuerdo tan bien todo esto y la respuesta es simple, porque viví esa época y porque el Alcatel One Touch Easy fue precisamente mi primer teléfono móvil. No recuerdo el precio exacto, pero creo que rondaba las 15.000 pesetas en 1998, una cifra que hoy equivale a unos 90 euros.

Ha llovido mucho desde entonces. Por mis manos han pasado muchos teléfonos móviles y muchos smartphones, y he tenido la suerte de vivir toda la evolución del sector móvil. Mirar atrás hace que esos momentos en el balcón escribiendo con el teclado gomoso del Alcatel One Touch Easy parezcan tan lejanos que es casi como haber vivido en dos épocas totalmente distintas. Ahora os toca a vosotros, ¿cuál fue vuestro primer teléfono móvil?

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído