Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Inteligencia Artificial o Humana, ¿cuál es más capaz?

Publicado el

En apenas unos años hemos visto como el progreso nos permitía alcanzar resultados con los que tan sólo parecía ser posible soñar, con la llegada del hombre a la luna y la planificación de nuevos viajes a Marte, el paso de las marionetas a la creación de elementos y personas digitales, y finalmente, la inminente llegada de los robots con inteligencia artificial.

Y es que este rápido avance nos trae también nuevas dudas e incluso miedos, viendo muchos una posibilidad de que finalmente acabemos siendo superados por nuestras propias creaciones.

Ambos bandos acumulan victorias

Enfrentadas en diversos terrenos, todavía parece haber una ligera superioridad por parte de los humanos, que a fin de cuentas no dejan de ser los que forman y establecen las capacidades principales de estas inteligencias artificiales.

Algunos de los escenarios más repetidos han sido por ejemplo los videojuegos, que más allá de meras formas de ocio, suponen también un reto de coordinación, planificación y capacidad de razonamiento y adaptación, donde el jugador profesional surcoreano Song Byung-gu venció sin problemas a su rival.

Otro nuevo caso lo presenta la propia IBM, quien hoy mismo ha enfrentado a la inteligencia artificial de su Proyecto Debater contra uno de los campeones mundiales de debate, Harish Natarjan. En esta ocasión, el objetivo era tratar de convencer a una mayoría de los asistentes sobre una de las opiniones mediante la argumentación.

IMB Proyect Debater

Así, pese a alzarse victoriosa la inteligencia humana, vemos que antes del debate el 79% de la audiencia apoyaba los argumentos de Natarjan, mientras otro 13% lo rechazaba. Resultados bastante distintos al 62% de apoyo y 30% de rechazo que logró esta inteligencia artificial.

Sin embargo, los mayores logros surgen sin duda de la combinación de ambas. La inteligencia artificial de DeepMind ha demostrado ser de gran ayuda para muchos terrenos en los que las personas encontramos mayores limitaciones, con grandes avances en sectores tan importantes como la medicina, donde la rápida capacidad de análisis, sumadas con la precisión milimétrica de una máquina, nos han permitido crear nuevos diagnósticos y tratamientos.

Los peligros de la Inteligencia Artificial

Se trata de uno de los temas que más debate generan en la actualidad, siendo contemplada en algunos casos la inteligencia artificial como uno de los grandes riesgos para el futuro de la humanidad actual.

Y es que parece que nadie quiera quedarse fuera a la hora de opinar sobre este tema, con intervenciones como la de Elon Musk, quien se llegó a cuestionar la supervivencia del ser humano si ésta evoluciona hasta un nivel demasiado elevado.

Inteligencia artificial peligros superioridad

Como comentábamos más arriba, no hay duda de que la inteligencia artificial tiene un gran valor y puede sernos de gran ayuda, pero como toda herramienta, las intenciones del que la utiliza acaban determinando si finalmente resulta en un bien o un mal a la humanidad.

En más de una ocasión los expertos han indicado que los sistemas de inteligencia artificial actuales ya están siendo utilizados con fines criminales, y han dado la voz de alarma detallando riesgos concretos para los entornos digitales, políticos, e incluso físicos, pudiendo verse afectadas maquinarias automatizadas, drones, y próximamente, otros vehículos tripulados.

¿Qué sucedería si adquiriesen la capacidad de decidir por si mismas?

Ya hemos podido presenciar algunos casos, como el de algunos chatbots que aprendían en base a sus interacciones con humanos, y que finalmente desarrollaron una serie de prejuicios que se manifestaban en forma de comentarios racistas y sexistas, e incluso que atentaban contra la seguridad de la humanidad, con hipótesis que rozaban el genocidio.

Sin embargo, todavía contamos con el respaldo de que las inteligencias artificiales desarrolladas se sostienen sobre unos principios fundamentales con base en las leyes de la robótica de Isaac Asimov, a modo de «código moral» de los robots, y establecen que:

  • Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitirá que un ser humano sufra daño.
  • Un robot debe cumplir las órdenes dadas por los seres humanos, a excepción de aquellas que entrasen en conflicto con la primera ley.
  • Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o con la segunda ley.

No obstante, igual que estas leyes fueron fruto de la literatura de ciencia ficción, han sido muchos los casos en los que otras obras han optado por mostrarnos una posible rebelión de las máquinas, con algunas ejemplos adaptados al cine como «Terminator» o «Yo, robot».

¿Hasta que punto es «inteligente» una IA?

Hace poco más de un año que os hablamos del curioso experimento realizado por los Investigadores de la división de IA de Google, quienes realizaron una serie de pruebas para medir el cociente intelectual de su propia inteligencia artificial, así como las de Siri y el asistente de Bing.

Inteligencia artificial mentalidad niño

Si bien los resultados sirvieron para establecer una pequeña superioridad entre ellas, nos dejó unos todavía más curiosos resultados: estas inteligencias artificiales están por debajo de la media que tendría un niño humano de seis años.

Así pues, Google alcanzaría un máximo de 47,28 puntos, mientras que Siri se queda en los 23,9 puntos. Esto supondría la mitad del cociente medio que podríamos esperar de un recién considerado adulto de 18 años, establecido en los 97 puntos.

Y es que gran parte de la inteligencia de estas máquinas viene otorgada por la facilidad y rapidez de su razonamiento, más que en la propia profundidad de los mismos.

¿Qué nos deparará el futuro?

Tal y como decíamos al abrir esta entrada, los avances cada vez más agigantados nos han permitido no sólo cumplir muchos de los sueños que sólo tenían cabida en la ficción, si no incluso sobrepasar muchos de ellos.

Es normal que ni los propios expertos ni nosotros seamos capaces de sacar una premisa única a la hora de realmente establecer lo que nos espera de aquí a una década, pero de nuevo, tenemos la opción de soñar. ¿Qué esperáis vosotros?

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído