Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Así funciona la tecnología Precision Boost Overdrive en los procesadores Ryzen 3000

Publicado el

El lanzamiento de los procesadores Ryzen 3000 está a la vuelta de la esquina. AMD tiene previsto hacer un lanzamiento internacional a partir del 7 de julio, aunque gracias a varias filtraciones y listados tempraneros por parte de varios minoristas online conocemos tanto sus especificaciones como sus precios.

Sabemos que los Ryzen 3000 llegarán en cuatro grandes configuraciones: 6 núcleos y 12 hilos en la gama Ryzen 5, 8 núcleos y 16 hilos en la gama Ryzen 7 y 12 núcleos y 24 hilos en la gama Ryzen 9, aunque dentro de ésta habrá una versión superior con 16 núcleos y 32 hilos que llegará más tarde. Todos estos procesadores utilizan la arquitectura Zen 2, están fabricados en proceso de 7 nm y son compatibles con las placas base B350, X370, B450, X470 y X570.

A nivel de rendimiento y de consumo ya sabemos que AMD ha logrado, por fin, volver a superar a Intel en rendimiento bruto. No, en contra de lo que creen algunos «expertos» la serie Ryzen 3000 no ha marcado ese punto de inflexión. ¿Os suenan los Athlon 64? Pues su rendimiento era tan grande que la compañía de Sunnyvale utilizaba numeraciones que superaban la frecuencia de trabajo de cada chip para ofrecer al usuario una referencia del rendimiento equivalente en un Pentium 4.

La imagen adjunta explica esto a la perfección, ya que un Athlon 64 3000+ no funcionaba a 3 GHz, sino a 1,8 GHz y, a pesar de todo, vemos que rendía al mismo nivel que un Pentium 4 a 3 GHz. Esta regla se extiende a todos los Athlon 64 de esa generación, incluyendo el mítico Athlon 64 4000+. Con esto en mente es fácil entender por qué dichos procesadores están entre los mejores de toda la historia de AMD.

Volviendo a los Ryzen 3000 de AMD, tenemos claro todo lo que ofrecen y estamos a la espera de ver los resultados que ofrecen en diferentes configuraciones. En particular tengo especial interés en ver si existe una penalización importante de rendimiento al utilizarlos en placas base B350 y X370, sobre todo en los modelos más económicos. Personalmente creo que es muy probable, más que nada porque estas soportan memoria RAM a velocidades más modestas y eso al final acabará afectando al rendimiento, pero estoy casi seguro de que la pérdida no va a ser demasiado grande.

Por otro lado Robert Hallock, responsable de marketing técnico en AMD, ha participado en un interesante vídeo donde explica cómo funcionará la tecnología Precision Boost Overdrive en los Ryzen 3000, una vieja conocida que ya está presente en los Ryzen serie 2000, y la idea es muy sencilla y fácil de explicar.

Con la llegada de los procesadores Core 2000 y los FX de primera generación se produjo el debut de las frecuencias de trabajo en modo turbo, diferenciadas de las frecuencias de trabajo en modo base. Al hablar de frecuencia base estamos haciendo referencia a la velocidad a la que trabaja de forma normal el procesador, mientras que el modo turbo representa un overclock automático que se produce para mejorar el rendimiento cuando se cumplen determinados requisitos.

Intel y AMD han mejorado de forma notable esta idea, tanto que sus procesadores pueden ajustar de forma dinámica e inteligente las frecuencias en función de la carga de trabajo. Así, un procesador que trabaje con todos sus núcleos activos puede, por ejemplo, subir de 3,6 GHz a 4,4 GHz, y llegar a los 5 GHz cuando solo trabaje un núcleo.

Pues bien, la tecnología Precision Boost Overdrive toma como punto de partida la velocidad máxima de los procesadores Ryzen 3000, es decir, el modo turbo, y cuando detecta que la carga de trabajo es elevada valora tres elementos clave para subir las frecuencias de trabajo en un máximo de 200 MHz. Esos elementos son, como habréis imaginado, la temperatura, la alimentación (vatios que puede consumir) y la intensidad eléctrica (amperaje que puede suministrar el VRM).

Cuando esos valores se encuentran en un nivel «óptimo» el algoritmo asociado a Precision Boost Overdrive eleva la frecuencia de trabajo y la mantiene hasta que alguno de ellos entra en niveles «peligrosos». Así, si un procesador Ryzen 3000 funciona a 4,5 GHz en modo turbo dicha tecnología podría subir esa frecuencia hasta un máximo teórico de 4,7 GHz.

Sé lo que estás pensando, ¿será compatible con placas base equipadas con chipsets 300 y 400? En principio no debería haber nada que lo impida, pero tened en cuenta que para que funcione de forma óptima deberemos utilizar un buen sistema de refrigeración, y el VRM de nuestra placa base deberá estar a la altura.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

3 comentarios
  • Howard Uub

    Me recordé de mi antiguo Athlon X2 5200+ a 2.7GHz. Ni una sola queja tuve de de ese procesador, una joyita sin lugar a dudas.

  • Howard Uub

    Y eso que se le heredé a una tía y aún sigue dando batalla!

  • miguel pozos

    Recuerdo que mi tía quería una PC.
    Fuimos a las tiendas departamentales y vimos una todo en uno.
    Desechando todos por es que se veía como la mejor opción.

    Valía como 300 dólares.
    Recuerdo qué la wea esa era una bestia dado que incluía gráficos Radeon de la serie no recuerdó cuál.
    No había juego que se le resistiera a esa PC.

    Tan buena estaba que volaron en cuestión de días. 😲

Top 5 Cupones

Lo más leído