Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Intel mete el dedo en el ojo a AMD y dice que ellos sí llegan a los 5 GHz

Publicado

el

AMD ha hecho un excelente trabajo con los procesadores Ryzen 3000, esto no admite discusión, pero ha cometido un error de bulto al anunciar unas frecuencias de trabajo en modo turbo que estos son incapaces de alcanzar, lo que ha generado una importante polémica que Intel no ha dudado un segundo en aprovechar.

Ya os lo contamos al detalle cuando hablamos de AMD y su problema con los 5 GHz. La firma de Sunnyvale decidió eliminar el vídeo en el que promocionaba sus procesadores Ryzen Pro como capaces de llegar a los 5 GHz, un acto con el que reconoce de forma tácita que esto no era cierto, y de a Intel vía libre para promocionar el Core i9 9900KS como un chip que «sí alcanza, de verdad», las frecuencias de trabajo máximas de las que presume.

Ese comentario que ha hecho Intel es toda una llamada de atención a AMD. La compañía que dirige Lisa Su emitió un comunicado oficial diciendo que el 10 de septiembre lanzarán una actualización de BIOS para mejorar la situación actual del modo turbo en sus procesadores Ryzen 3000, pero esto no quiere decir, ni mucho menos, que vayan a ser capaces de alcanzar los 5 GHz por «arte de magia».

No obstante, lo importante es que tampoco lo necesitan. Como dije en su momento AMD tiene en el mercado una arquitectura excelente. Zen 2 ofrece un IPC al nivel de Coffee Lake Refresh, aunque ésta última se salva de perder en rendimiento bruto monohilo gracias a sus mayores frecuencias de trabajo.

Si miramos al rendimiento multihilo y ponderamos los precios que tienen los procesadores Intel Core 9000 y los Ryzen 3000 la conclusión es clara, AMD tiene un catálogo más atractivo y con mejor relación calidad-precio. No necesita, por tanto, entrar en polémicas por las frecuencias de trabajo y debería poner fin a una situación que, obviamente, no le beneficia en absoluto.

El Core i9 9900KS contará con 8 núcleos y 16 hilos a 3,6 GHz-5 GHz, modo normal y turbo. Cuando la carga de trabajo lo requiera podrá utilizar todos sus núcleos y subirlos a 5 GHz de forma automática, esa es la diferencia que presenta frente al Core i9 9900K, un chip que funciona a 3,6 GHz-4,7 GHz, modo normal y turbo con todos los núcleos activos.

Lo nuevo del gigante del chip llegará en octubre y tendrá un precio estimado de 499 euros.

Intel reconoce que debe tomar en serio a AMD

Han sido unos días bastante movidos. Además de aprovechar la polémica del modo turbo de los Ryzen 3000 para meter el dedo en el ojo a AMD en Intel han reconocido que están perdiendo cuota de mercado en el sector CPU a nivel de consumo (portátiles y sobremesa).

Jason Grebe, vicepresidente de márketing y ventas de procesadores de Intel, dijo en la Citi Global Tech Conference de este año que la competencia representa un desafío mayor y reconoció que deben empezar a tomarla en serio.

El ejecutivo de Intel no aludió de forma directa a AMD en ningún momento, quizá para evitar una declaración positiva que pudiera impulsar, aunque fuese de forma mínima, el valor de las acciones de AMD, pero está claro que se referían a la compañía que dirige Lisa Su, ya que es la única que compite actualmente con el gigante de Santa Clara en el sector CPU x86 de consumo general.

Intel mantiene su apuesta por la inteligencia artificial y por dar forma a su propia GPU dedicada, dos proyectos que están más unidos de lo que pueda parecer a simple vista. Como sabrán muchos de nuestros lectores GPU e inteligencia artificial tienen una vinculación muy estrecha, una realidad que Intel podría aprovechar para crear soluciones más potentes y atractivas.

Si nos centramos en el mercado CPU está claro que Intel ha tenido momentos mejores. Ahora mismo se encuentra estancada en el proceso de 14 nm, y todo parece indicar que los procesadores Sunny Cove, basados en la arquitectura Ice Lake S (10 nm y alto rendimiento), no llegarán hasta finales de 2020 o principios de 2021, así que tiene todavía tiene más de un año por delante que afrontará, en principio, con Comet Lake S en el mercado de consumo de alto rendimiento y las líneas Ice Lake y Comet Lake series Y-U para equipos de bajo consumo, portátiles y convertibles.

Será interesante ver cómo evoluciona la situación durante los próximos trimestres, pero podemos dar por hecho que la lucha que están librando Intel y AMD ahora mismo en todos los niveles del mercado CPU seguirá traduciéndose en precios más atractivos para los consumidores, algo que, sin duda, nos beneficia a todos.

No importa si quieres comprar una CPU Intel o una CPU AMD, gracias a la marcada competencia que existe ahora mismo entre ellas tienes opciones de ambas compañías a precios muy buenos que, hace cosa de un par de años, no nos habríamos podido ni imaginar.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído