Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

¿Qué tarjetas gráficas quedarán «obsoletas» cuando lleguen PS5 y Xbox Scarlett?

Publicado el

La llegada de Xbox Scarlett y PS5 va a marcar una importante transición que tendrá consecuencias directas en el mundo del gaming en PC, hasta tal punto que estamos convencidos de que buena parte de los procesadores y tarjetas gráficas que hoy nos permiten disfrutar de una buena experiencia acabarán quedando obsoletos.

No es la primera vez que el lanzamiento de una nueva generación de consolas obliga a dar un salto a nivel de requisitos en los juegos de nueva hornada. Ya lo vivimos con PS3 y Xbox 360, y también con PS4 y Xbox One, aunque con estas últimas esa transición se ha producido en dos fases muy marcadas:

  • Una primera fase (2013) en la que contar con 6 GB de RAM era suficiente, y donde los procesadores de cuatro núcleos y las tarjetas gráficas de gama media del momento con 2 GB de memoria gráfica podían ofrecer una buena experiencia.
  • La segunda fase (en la que nos encontramos y cuyo inicio se produjo en 2017) donde se produjo el salto a los 8 GB de RAM, a los procesadores de cuatro núcleos y ocho hilos (o seis núcleos) y a tarjetas gráficas de gama media del momento con 4 GB como nivel óptimo.

Esta diferenciación es muy importante y debemos tenerla clara desde el principio para poder entender todo lo que vamos a ver en este artículo. Ya os lo adelantamos cuando analizamos si los procesadores de cuatro y seis núcleos acabarán quedando obsoletos con el lanzamiento de PS5 y Xbox Scarlett, y hoy vamos a aplicar el mismo enfoque a las tarjetas gráficas.

Como dijimos en su momento, y como hemos indicado ahora, tendremos en cuenta esas dos fases que normalmente se producen con el lanzamiento de cada nueva generación de consolas, y valoraremos también una cuestión muy importante: el trazado de rayos.

Tarjetas gráficas de gama media: el Grial de la nueva generación

Una GPU AMD Radeon de última generación (arquitectura RDNA)

La gama media ha sido desde siempre la reína del sector por su buena relación precio-prestaciones, pero con el paso del tiempo se ha ido diluyendo de tal manera que hoy la única manera de poner un poco de orden entre la enorme cantidad de modelos que se integran en la misma es establecer subdivisiones de tipo gama media-alta y gama media-baja.

Por ejemplo, las GTX 970, GTX 1060 de 3 GB y Radeon RX 570 son tarjetas gráficas de gama media, y lo mismo ocurre con las Radeon RX 580 y GTX 1060, pero también encajan en esa gama las GTX 1660 Super y las RX 590, a pesar de que tienen un rendimiento claramente superior a las anteriores. Esa diferencia es más marcada con las RTX 2060 y las Radeon RX 5700, dos tarjetas gráficas que tienen una potencia muy superior, aunque no lo suficiente como para ser consideradas de gama alta. Por ello, y para evitar confusiones, es buena idea encajarlas en la gama media-alta.

Lo mismo ocurre a la baja. Por ejemplo, las Radeon RX 560 y GTX 1650 son tarjetas gráficas no merecen ser consideradas como de gama baja, ya que ofrecen un buen rendimiento en juegos con resoluciones 1080p y calidades medias o altas, pero tampoco quedan al nivel de una auténtica tarjeta de gama media, así que lo más justo es considerarlas como de gama media-baja.

Con esto claro tenemos la base que necesitamos para no perdernos en las próximas líneas. Normalmente las consolas de nueva generación tienen una solución gráfica que encaja, a grandes rasgos, con la gama media de la época en la que llegan al mercado, y PS5 y Xbox Scarlett no van a ser una excepción.

¿Podemos predecir entonces a qué tarjeta gráfica equivaldrá la solución gráfica que montarán PS5 y Xbox Scarlett? A grandes rasgos sí, puesto que todavía hay algunos detalles asociados al trazado de rayos que no están nada claros. En términos de potencia bruta cabe esperar un rendimiento similar al que ofrece la RX 5700 de AMD, y sí, cuando decimos «similar» significa que puede ser igual, ligeramente superior o un poco menor.

Es importante tener en cuenta que AMD normalmente integra mejoras importantes en sus GPUs semipersonalizadas, principalmente tecnologías avanzadas que no siempre están disponibles en sus tarjetas gráficas de consumo general en un momento determinado, lo que significa que cabe la posibilidad de que la solución gráfica de PS5 y Xbox Scarlett utilice una arquitectura superior y que cuente con novedades que le permitan aguantar mejor el paso del tiempo a pesar de que su potencia bruta será, como dijimos, muy parecida a la que ofrece la RX 5700.

Sobre el tema del trazado de rayos está confirmado que tanto PS5 como Xbox Scarlett van a contar con soporte a nivel de hardware. Esto es, sin duda, lo que más dudas ha generado hasta el momento, ya que la arquitectura RDNA de primera generación que utilizan las tarjetas gráficas Radeon serie 5000 de AMD no cuentan con elementos dedicados a nivel de silicio que puedan manejar trazado de rayos.

La conclusión es, a priori, bastante simple y clara, y nos lleva a pensar que ambas consolas estarán equipadas con una GPU Radeon basada en la arquitectura RDNA de segunda generación, aunque tampoco podemos descartar que se trate de una versión «1.5», es decir, de una solución a medio camino entre la generación actual y aquella.

¿Quedarán obsoletas las tarjetas gráficas sin trazado de rayos?

Una escena que muestra el realismo que ofrece el trazado de rayos aplicado a reflejos y refracción (Battlefield V)

Creo que vamos a afrontar una transición parecida a la que vivimos cuando llegó la tecnología T&L (transformación e iluminación, por sus siglas en inglés). La implantación del trazado de rayos va a adquirir una importancia cada vez mayor y será más marcada cuando se produzca la llegada de las consolas de nueva generación, pero no se impondrá como un requisito indispensable para la mayoría de los juegos hasta dentro de unos años.

No puedo daros una fecha exacta porque al final todo dependerá del empuje de los desarrolladores y de otras partes interesadas, pero estoy seguro de que la consagración del trazado de rayos se completará con la nueva generación de consolas, es decir, que en la recta final del ciclo de vida de PS5 y Xbox Scarlett sí será realmente una locura comprar una tarjeta gráfica sin aceleración por hardware de dicha tecnología.

Bien, ¿y quiere esto decir que las tarjetas gráficas que no soporten trazado de rayos quedarán obsoletas? Sin duda, no ocurrirá de una manera súbita, y desde luego las tarjetas gráficas sin aceleración de trazado de rayos podrán tirar de potencia bruta para mover juegos que obliguen a ejecutar dicha tecnología (en aquellos que no sea obligatoria bastaría con desactivarla), pero al final se acabará imponiendo.

Es simple evolución, nada que no hayamos vivido en ocasiones anteriores. Ya hemos citado  el ejemplo de la tecnología T&L, pero también hemos pasado por otras transiciones muy marcadas que hicieron que las tarjetas gráficas anteriores acabaran quedando «obsoletas» casi al instante. ¿Creéis que exagero? En absoluto, recordad lo sucedido con la llegada de la arquitectura de shaders unificados.

Sé que es probable que te preguntes si deberías decidirte a comprar entonces una tarjeta gráfica que no tenga soporte de trazado de rayos por hardware, y mi respuesta es un «depende». Lo ideal ahora mismo es esperar a ver qué pasa cuando lleguen PS5 y Xbox Scarlett, pero si no puedes (o no quieres) hacerlo lo mejor es que repases nuestra guía de compras de tarjetas gráficas y elijas la que mejor se ajuste a tu presupuesto, sin más.

Puede parecer contradictorio, pero como he indicado la imposición del trazado de rayos no ocurrirá a corto plazo, sino más bien en la etapa final del ciclo de vida de PS5 y Xbox Scarlett (dentro de unos cinco o seis años), y puede que para entonces ya estés pensando en volver a cambiar de tarjeta gráfica.

Notas finales: ¿qué debo sacar en claro?

Imagen de la RTX 2060 Super de NVIDIA

Todas las tarjetas gráficas de gama media que estén por debajo de una Radeon RX 5700 (hasta la GTX 1060-RX 570) seguirán ofreciendo un buen rendimiento en juegos, no quedarán obsoletas de forma súbita y serán perfectamente viables en resoluciones 1080p, especialmente durante la época de transición en la que PS5 y Xbox Scarlett coexistirán con PS4 y Xbox One.

Cuando el proceso de transición avance y se complete el salto a la nueva generación de consolas vamos a tener un escenario muy distinto. Recordad lo ocurrido con PS4 y Xbox One, en su debut las GTX 460 y Radeon HD 5850 con 1 GB eran capaces de ofrecer una buena experiencia incluso en juegos con resolución 1080p, y ahora mismo para mover juegos en dicha resolución con un buen nivel de calidad gráfica y fluidez necesitamos contar con una GTX 970 o una Radeon RX 470 de 4 GB como mínimo.

Los juegos de nueva generación que moverán PS5 y Xbox Scarlett van a representar un salto importante tanto en complejidad gráfica (carga geométrica, peso de las texturas, efectos gráficos, étc) como en animaciones, inteligencia artificial y amplitud de los mundos. Todo esto va a hacer, en conjunto, que se incrementen de forma significativa los requisitos de memoria RAM, CPU y GPU.

Teniendo en mente todo lo que hemos expuesto hasta ahora tengo claro que las GTX 970-Radeon RX 470 y sus equivalentes directos podrían acabar por convertirse en los requisitos mínimos de esa nueva generación, y que todo lo que quede por debajo de ellas podrá ser considerado como «obsoleto», en el sentido de que no serán capaces de ofrecer una fluidez mínima manteniendo una calidad gráfica pasable.

Por contra a partir de una GTX 1070-Radeon RX Vega 56 con 8 GB de memoria gráfica deberíamos poder afrontar la transición a la nueva generación con ciertas garantías, aunque el mínimo recomendable arrancará en las RTX 2060 Super y Radeon RX 5700 XT. Sé lo que estáis pensando, ¿necesitaremos una tarjeta gráfica más potente que la que montarán ambas consolas? Sin duda, y la explicación ya la conocéis de sobra, los desarrollos se centran y se optimizan para las consolas, lo que en la mayoría de los casos hace que un mismo juego acabe siendo más exigente en compatibles.

Si tienes tarjetas gráficas de generaciones anteriores, como una GTX 780 Ti o una Radeon R9 290 ten en cuenta que llegas por los pelos a ese nivel mínimo que hemos dicho, aunque la primera utiliza una arquitectura que está envejeciendo terriblemente mal (Kepler) y puede que el salto que marcarán PS5 y Xbox Scarlett sea el clavo  definitivo en su ataúd. Las GTX 960, Radeon R9 380X e inferiores deberían acabar quedando «obsoletas» tras la llegada de la nueva generación, especialmente los modelos limitados a 2 GB de memoria gráfica.

¿Tienes dudas? Pues compártelas con nosotros en los comentarios y estaremos encantados de ayudarte.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

12 comentarios
  • Gregorio Ros

    Yo creo que técnicas como el trazado de rayos, muy glotonas de recursos, son muy agradables a la vista indudablemente, y quien pueda no dudará en incorporarlas. Pero un juego no es bueno solo por sus gráficos, la trama y la adicción p.e. no tienen nada que ver con los gráficos y llegados a un «mínimo» de calidad gráfica son factores mas importantes. La transición será lenta, con ir a configuración y desactivar/reducir alguno de esos parámetros tan glotones iremos aguantando mientras no se nos quede demasiado anticuado el equipo. Afortunadamente los usuarios de PC solemos jugar con configuraciones mas potentes que las consolas, con títulos adaptados de estas últimas que no terminan de sacar partido a la máquina, es normal que cuando sale una consola nueva tengamos un cierto margen para amortizar el cambio.

  • Alex

    Como siempre excelente guía Isidro, el tema del raytracing con ps5 y scarlett siempre me generaron un par de dudas y me gustaría saber tu opinión.

    1. Al no tener mucha información sobre raytracing con AMD, y al incluir hardware dedicado en ps5, que tan potente seria esta tecnología en ps5, comparado con una RTX 2060 super de $400(que según entiendo tiene potencia básica en raytracing), teniendo en cuenta, altos costes y temperaturas para ps5 y siendo el raytracing tecnología nueva y verde para Amd.

    2. De la pregunta 1 en las RTX 2000, respecto al raytracing son tecnología verde, costosa y que necesita de una buena potencia bruta para mostrar buenos resultados, las rtx 3000 parece que mejoraran todos estos aspectos y acá la pregunta es en que posición quedara el raytacing en ps5.

    3. Y por ultimo crees que el raytracing se convierta en algo obligatorio u opcional en el futuro, debido a que se requiere de mucha potencia, para obtener resultados aceptables y tener tarjetas de vídeo $200-$300 con raytracing decente.

    Saludos.

  • Antonio Ivars Badía

    Yo creo que los desarrolladores seguirán sacando sus productos con una iluminación clásica y con RTX (Los dos enfoques para dos sistemas) durante mucho tiempo. Es decir: No harán la iluminación de su juego en exclusiva para RTX, resultando en que, si quieres poder jugar, necesitarás tener activada forzosamente esa tecnología. Por lo que dudo mucho que las gráficas que no puedan usar RTX quedarán obsoletas en breve.
    Por supuesto es solo mi opinión, basada en la actitud conservadora de los estudios, que prefieren que su juego pueda disfrutarse en cuantos más dispositivos mejor. Ya veremos como se desarrolla, pero me parece estúpido tratar de loco a quien se compre una 1660ti en lugar de una 2060, por ejemplo (Como hizo el propio Jensen Huang el pasado agosto)

  • El problema de estar a la última es que cuando llegan los juegos buenos para esa tecnología la última entonces va el doble de rápido.

    Mejor es ir a la penúltima, y en 2 años podrás comprar la gran mayoría de juegos rebajados y con casi todos sus defectos solucionados (lo de los defectos y los programas comerciales es de nota).

    Otra alternativa es ir a la última de la gama media, creo que mi GTX 750 Ti que compré por 100 € ha sido mi mejor compra, incluso subió de precio durante su uso.

    Espero que mi futura AMD RX 5500 (me ha convencido que tenga controladores libres en Lignux) me dure tanto.

  • Hector MA

    La transición va a ser mucho más tardada y lenta que con T&L, ya que en ese caso los resultados eran mucho más notorios y las tarjetas incluyeron esa tecnología sin disparar los precios al cielo. En este caso los precios son muy elevados, viene una recesión económica mundial y los resultados no son tan impresionantes en la mayoría de los juegos.

  • Hector MA

    Para cuando los desarrolladores aprenden esa tecnología, ya casi el 60% de las tarjetas cuenta con ella, en una versión más avanzada y a un precio muy inferior del que tú pagaste por estar «a la última», por eso critico tanto estas notas tan tontas y fantasiosas que insisten en promover algo que ni siquiera es relevante ni lo va a ser en mucho tiempo.

  • Tizkel

    Ey.. lo mismo decían cuando salió ps4 y una catracha como la gtx 560 le pasaba el trapo….

    Y respecto al raytracing.. alguien se acuerda del HDR? no iba a ser ese el futuro del gaming y bla bla? Por ahora puro humo, tarjetas carísimas que a duras penas van 60fps en 1080p.

  • Isidro Ros

    No, la GTX 560 no le pasaba el trapo, de hecho la GPU de PS4 está entre una Radeon HD 7850 y una HD 7870.

    Lo que pasa es que hubo una etapa de transición en la que aún se podía jugar de forma aceptable con una GTX 460-560, como decimos en el artículo.

    Es increíble que seis años después del lanzamiento de PS4 haya gente que aún crea esas cosas.

    Saludos.

  • Isidro Ros

    Hola Alex, gracias, como siempre. Te contesto:

    1.-Creo que el trazado de rayos se implementará a un nivel básico, es decir, con una calidad relativamente baja para evitar un consumo desproporcionado de recursos, y que por tanto quedará por debajo del potencial que ofrece la RTX 2060 con dicha tecnología. Obviamente me puedo equivocar, igual AMD se saca de la manga un hardware súper optimizado, aunque es poco probable.

    2.-La optimización siempre será una carta a favor de las consolas, y PS5 no va a ser la excepción. Con todo ten claro que no va a estar al nivel de las RTX serie 30, eso seguro, es simple sentido común si pensamos en los costes, en el consumo y las temperaturas.

    3.-Sí, creo que acabará siendo obligatorio, pero habrá una transición lenta (varios años como decimos en el artículo), así que de momento no te preocupes.

    Saludos.

  • David Rico

    Mas bien opino que como nVidia es propietaria de los rayitos, lo que hará AMD será sacar una tecnología alternativa, y seguramente libre de uso. Supongo que en los drivers podría destinar nucleos específicos a las tareas de rayos, mientras que los otros se comporten normalmente, hablando que las consolas tendrán seguramte motor basado en Vulkan, y si se implementa en Xbox/Windows supongo que Microsoft hará una actualización de su motor DirectX si quiere que Vulkan no le coma terreno. Si en el pasado ya oímos decir a AMD que los rayos de nVidia eran una chorrada (refiriéndose a que se puede obtener el mismo resultado de distintas formas), creo que los tiros irán por esta vía.

  • Andres Felipe Lopez

    osea que el portatil que compre hace algunos meses con una gtx 1050 ya esta obsoleto ? :/

  • Dan

    Muy sencillo la generación anterior/actual era muy floja en CPU estando cada núcleo prácticamente al nivel de un Atom mientras que la arquitectura Core tenía mucho más IPC y frecuencia, así que un Buen Dual Core es más potente que el procesador de 8 núcleos de una PS4 o Xbox One, por lo que con un Dual Core como por ejemplo el i3 7950k, i7 7600U, i5 7300U o el Athlon 200GE y el reciente Athlon 3000G podrías tirar a un framerate jugable todos los juegos han salido y saldrán para la generación actual y respecto a la gráfica sería suficiente una Radeon 7970 lo malo de esta es su VRAM de solo 3GB comparado con los 8GB compartidos por las consolas actuales, y dicho sea de paso por eso en PC para tirar todo lo de PS4 se necesitan entre 4GB y 8GB de RAM para tirar cualquier juego lanzado para ellas.

    Así basandome en el comportamiento de otras generaciones para tirar todo lo que podrá tirar la nueva generación pasaríamos de un buen Dual Core a un procesador actual de 8 núcleos Zen 2/3000 o Intel 9900/K debido en la mejora masiva esperada en procesador (ya que seguramente traigan un Zen 2 o Zen 2+ a frecuencias no muy altas, hay quien dice que puede venir hasta con Zen 3 pero con las frecuencias esperables los procesadores que dije serán suficiente) respecto a tarjeta gráfica una en potencia equivalente a una GTX 1080, otra cosa es la VRAM y RAM ya que estimo que esta generación venga tambien con una memoria compartida que oscile entre 16 y 24GB de RAM, todo esto hoy en día puede parecer mucho pero, al final de generación podría ser lo necesario para tirar los juegos en mínimos como la configuración que mencioné para la actual de hoy en día (la única duda será el tema de si el Ray Tracing será exigido a final de genración pero con una gráfica con potencia de GTX 1080 y ray tracing sales de dudas, hoy en día eso te lo cumple una RTX 2060 la cosa es como de avanzado será el Ray Tracing de esas consolas, podría o bien equivales a lo que tienen hoy en día las RTX 2000 o más parecido a el que tendrán las RTX 3000 bajo Ampere, pero eso solo el tiempo lo dirá)

Top 5 Cupones

Lo más leído