Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Zen 3 de AMD utilizará una arquitectura totalmente nueva en proceso de 7 nm+

Publicado

el

AMD lleva un tiempo trabajando en Zen 3, una arquitectura con la que la compañía de Sunnyvale espera superar definitivamente a Intel tanto en rendimiento monohilo como multihilo. Como sabrán nuestros lectores habituales Zen 2 ha supuesto un importante revulsivo gracias a su enorme mejora a nivel de IPC, pero las altas frecuencias de trabajo que alcanzan los procesadores Core han permitido a los de Santa Clara mantener el liderato en rendimiento monohilo.

Esa situación podría cambiar por completo con el lanzamiento de Zen 3, una arquitectura que, según Forrest Norrod, vicepresidente sénior y director general del grupo comercial de Soluciones Integradas y Centros de Datos en AMD, no será una simple evolución de Zen 2, sino algo totalmente nuevo. La idea que nos deja este ejecutivo es muy interesante, ya que da a entender que habrá cambios muy importantes, tanto que serían incluso más grandes que los que vimos con el salto de Zen+ a Zen 2.

Son palabras mayores, y no hablo sin razones. Zen 2 supuso la creación del chiplet, una unidad básica que suma dos unidades CCX con núcleos CPU y cachés, sin más, ya que todos los elementos I/O y la controladora de memoria se trasladaron a un chip fabricado en proceso de 12 nm. Según Forrest Norrod en AMD no han partido de esa base para crear Zen 3, sino que han adoptado una arquitectura totalmente nueva y «diseñada desde cero».

La verdad es que esto nos deja muchas puertas abiertas. Cabe la posibilidad de que Zen 3 marque el regreso de AMD a la arquitectura de núcleo monolítico, pero viendo los resultados que ha conseguido con el diseño MCM y el valor que éste presenta en términos de costes no termino de «encajarlo». Creo que la compañía repetirá el enfoque multichip en su nueva generación de procesadores y que los cambios más importantes estarán centrados en el chip I/O y en el sistema de comunicación Infinity Fabric.

Zen 3 promete mayor densidad y eficiencia, y un 15% más de IPC

Con esta nueva arquitectura se producirá el salto al proceso de 7 nm+ de TSMC, y gracias a ello AMD podrá aumentar la densidad de transistores en un 20% y la eficiencia en un 10%. Esto quiere decir que no solo veremos procesadores más potentes, sino que también serán más eficientes (mejor valor rendimiento por vatio).

Hemos dicho que Zen 3 estrenará una nueva arquitectura, y esto suele traducirse, normalmente, en un aumento importante del IPC. Según Norrod la mejora será, de media, de un 15%, lo que significa que un núcleo Zen 3 a la misma frecuencia que un núcleo Zen 2 rendirá un 15% más. Interesante, sin duda, ¿pero por qué iba AMD a optar por una arquitectura nueva si Zen 2 ha funcionado tan bien?

Sé que es difícil de entender, pero tiene una explicación relativamente sencilla que podemos dividir en dos opciones. Por un lado puede que Zen 2 esté agotada y que tenga un margen mínimo de mejora en términos de rendimiento y de eficiencia, o que, por otro lado, no tengan ningún margen de mejora y que por ello AMD se haya visto obligada a desarrollar algo totalmente nuevo.

La segunda opción tienen más sentido, pero ambas son totalmente válidas, al fin y al cabo lanzar Zen 3 como una revisión menor de Zen 2 con un 2% más de IPC habría sido una mala idea, sobre todo ahora que AMD puede presionar de verdad a Intel, antes de que la compañía de Santa Clara lance sus primeros procesadores de alto rendimiento en 10 nm.

Si todo va según lo previsto la arquitectura Zen 3 debería ser presentada oficialmente durante la primera mitad de 2020, pero los primeros procesadores no llegarían hasta finales de dicho año, y en el mejor de los casos.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído