Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Citröen C5 Aircross, miradas

Publicado el
Citröen C5 Aircross, miradas 38

«It’s the eye of the tiger, it’s the thrill of the fight» Survivor (Eye of the tiger, 1982)

Te vi y eso lo cambió todo. La primera vez solamente pude distinguir tu silueta a lo lejos. En ese momento aún no sabía quién eras, solamente una sombra anónima algo más alta y que se movía con seguridad por esas calles. Desde arriba pude distinguir que no eras una persona cualquiera, que eras importante. Los demás se apartaban o se giraban para verte y por eso me llamaste la atención. La siguiente vez ya te estaba esperando y te localicé enseguida. Reconocí tu chaqueta verde y tu peinado y el reflejo de tus gafas del sol de mediodía, la hora que elegías cada día para salir a encontrarte con la multitud.

Otras veces te cambiaste de chaqueta, algunas veces luciste una gorra y finalmente te desprendiste de las gafas y pude verte los ojos. Una mirada segura que adornaba esa sonrisa convincente que tanto gustaba a todo el mundo. Las manos siempre en movimiento cuando hablabas transmitiendo seguridad y calma. Ni siquiera el viento o la lluvia que llegó en primavera lograron perturbar el peinado de tus cabellos castaños de un color algo anodino. Casi siempre recorrías la plaza cubriendo las mismas etapas, entrando en el mismo bar cuando todo había terminado. Pero tú no sabes quién soy, no me conoces. Seguiré vigilándote desde aquí, esperando órdenes.

Dentro de la oferta de vehículos del grupo PSA (cuya familia ha crecido mucho últimamente primero con la compra de Opel y posteriormente con la fusión con el grupo Fiat Christler), Citröen tiene su propio espacio con modelos con una estética reconocible, soluciones técnicas diferentes y conceptos novedosos en lo que respecta al enfoque práctico de ciertos elementos.

Citröen C5 Aircross, miradas 40

Ficha técnica del Citröen C5 Aircross

Se trata de una marca con una larguísima tradición que introdujo apuestas arriesgadas desde el punto de vista del diseño y la tecnología y que ahora, aún compartiendo plataforma con otros modelos de la marca, sigue apostando por diferenciarse. Por eso el modelo C5 Aircross que hemos podido probar no puede considerarse una simple versión del 3008 o el Opel Grandland a pesar de compartir muchos elementos.

Desde del punto de vista del diseño exterior este C5 sigue las pautas de Citröen para sus SUV con un frontal en el que mandan las líneas verticales desde la parte superior donde domina el «Chevron» o símbolo de la marca que se alarga en dos tiras metálicas que encuadran el intermitente y la luz de posición. Más abajo el resto de luces también y otras bandas metálicas que recorren en frontal y en el centro la rejilla de las tomas de aire.

Citröen C5 Aircross, miradas 42

En el faldón inferior en color negro otra toma de aire y en los laterales, en el color de la carrocería, se encastran las luces antiniebla. El parachoques es voluminoso y junto con el resto de elementos hace que el aspecto del frontal tenga un aspecto muy personal de la marca además de mostrar cierto «músculo» que le da un aspecto robusto.

Citröen C5 Aircross: Líneas austeras

Las líneas del coche no son precisamente atrevidas, son las de un SUV de «espaldas anchas», con una línea menos deportivas que práctica comparándolo con sus primos de Peugeot y Opel por ejemplo. En la parte posterior las líneas son mucho más sencillas con dos grupos ópticos que se dividen por la apertura del portón del maletero, que se encuentra bastante elevado por encima de un parachoques también de tamaño grande.

Citröen C5 Aircross, miradas 44

El interior del Aircross es amplio y al igual que el diseño exterior transmite un aire de familia que ha conseguido imprimir la marca francesa a sus modelos. Hay grandes bloques en color claro que se alternan con plásticos de buena calidad lo que da un aspecto minimalista, moderno  y agradable al interior del coche.

Los acabados y la calidad de la tapicería son muy buenos tanto en lo que respecta al tacto como a lo bien resueltos que están el ensamblaje, las costuras y otros elementos. Nos ha gustado especialmente lo luminoso que es el interior y como consecuencia la excelente visibilidad gracias a las grandes superficies acristaladas, consecuencia en parte de ese diseño exterior menos deportivo y más funcional.

Plazas cómodas

Otro de los puntos fuertes del coche es el de los asientos. En la parte delantera las butacas son muy amplias y bien acolchadas con un diseño bastante original en tonos claros con una textura de tela muy agradable. Tienen un generoso soporte lumbar, útil para esta versión más «alegre» y potente, y unos reposacabezas grandes y cómodos.

Citröen C5 Aircross, miradas 46

En la parte trasera Citröen ha optado por una solución más propia de monovolúmenes de cierto tamaño ya que consta de tres asientos individuales que son reclinables y pueden desplazarse longitudinalmente, lo que permite mucha versatilidad para configurar el espacio interior y por otro lado resultan muy cómodos y prácticos, por ejemplo para disponer sillas infantiles.

Aunque el espacio para las piernas es correcto y no hay túnel central que nos estorbe, el espacio para las piernas de los pasajeros traseros es menor que el del Opel Grandland y el 3008. En la parte de atrás se dispone de conexión USB y dos salidas de ventilación. Hay suficientes huecos para almacenar objetos aunque no tanto como la que suelen ofrecer los monovolúmenes de la marca.

Mucho espacio de carga

Otro de los puntos fuertes de este modelo es el maletero. Nada menos que 580 litros que además ofrece un volumen muy regular y dos bolsillos laterales para colocar objetos pequeños que no vayan rodando por el maletero. Además de desplazar los asientos de la segunda fila, obteniendo hasta 720 litros de capacidad pero con unas plazas traseras poco aprovechables para adultos, también es posible abatirlos por partes (en este caso los tres por separado) y lograr hasta 1.630 litros.

Citröen C5 Aircross, miradas 48

En lo que respecta al equipamiento tecnológico, el C5 Aircross dispone de una pantalla multimedia de 8 pulgadas que como es habitual se coloca en el medio del salpicadero para que pueda ser accesible por parte del conductor y el acompañante. Se encuentra empotrada entre cuatro salidas de ventilación en los laterales y en la parte inferior encontramos los botones parta acceder a las funciones principales, que en este caso son táctiles y por ello menos prácticos para ser utilizados sin tener que desplazar la vista sobre ellos.

El control de las opciones de climatización se hace exclusivamente desde la pantalla táctil accediendo mediante uno de los mencionados botones, otra opción que no nos gusta demasiado frente a la posibilidad de utilizar botones y un dial para marcar la temperatura deseada. En la parte central encontramos un reposabrazos, que se abre de forma peculiar en dos mitades para revelar un espacio grande para almacenar objetos.

Citröen C5 Aircross, miradas 50

Delante de la palanca selectora de cambios encontramos el habitual espacio para apoyar el móvil con la toma USB y en nuestro caso sistema de carga inalámbrica. A su lado un dial para seleccionar el tipo de función del coche según el terreno que actúa sobre todo sobre el control de tracción y que facilita la conducción por superficies deslizantes o fuera de la carretera.

Indicador digital

El indicador tras el volante es totalmente digital y permite distintas configuraciones para poder visualizar los datos de uso del coche como velocidad, revoluciones o temperatura, pero también podremos mostrar el mapa del navegador con las indicaciones o por ejemplo la información del radar del control de crucero y sistema anticolisión en el centro de la pantalla. En general un sistema vistoso que se aleja mucho del sistema de información al que estamos acostumbrados y al que cuesta un poco adaptarse.

Citröen C5 Aircross, miradas 52

En lo que respecta a la conducción los primeros pasos del C5 Aircross son silenciosos, a pesar de que se trata de un cuatro cilindros y 177 caballos diesel. El cambio de nuestra unidad era automático de ocho relaciones, con un comportamiento muy bueno en ciudad aunque algo menos eficaz cuando se intenta sacar el máximo partido del propulsor. Cuando seleccionamos la modalidad Sport o si hacemos uso de las levas para actuar sobre el cambio esto se compensa parcialmente.

Al salir a la carretera el C5 ha mostrado sobre todo un comportamiento plácido. El motor sube de vueltas sin titubeos gracias a la elevada cifra de par en cualquier situación y el cambio contribuye a una conducción relajada. Siempre parece tener una reserva de potencia suficiente y su comportamiento en curva es previsible a pesar de la altura del coche lo que permite una conducción rápida en cualquier circunstancia aunque en ningún caso da sensaciones deportivas (incluso en modo Sport).

Citröen C5 Aircross, miradas 54

Otra gran contribución al confort de marcha, además del bajo nivel de ruido, los cómodos asientos y el comportamiento del motor y del cambio, es el de la suspensión. Como en otros modelos Citröen ha incorporado un sistema hidráulico que interviene cuando los amortiguadores tienen que trabajar con mayor recorrido para suavizar su respuesta. El resultado es un gran nivel de estabilidad y que al pasar por terrenos bacheados o irregulares apenas se note en el habitáculo.

Conclusiones

Este C5 Aircross es sobre todo un coche espacioso, práctico y confortable con características propias de un monovolumen, como los asientos individuales en la segunda fila y el gran maletero, en una carrocería de SUV con claras señas de identidad de la marca que lo distinguen de la mayoría de sus competidores.

Citröen C5 Aircross, miradas 56

Nos ha gustado mucho también la motorización, el cambio y las suspensiones que contribuyen a un confort de marcha muy destacado para esta franja de precios. Algunas soluciones dejan margen de mejora como la elección de botones táctiles o el display tras el volante pero en general se trata de uno de los SUV a tener muy en cuenta.

Valoración final
7.7 NOTA
NOS GUSTA
Asientos cómodos, tres independientes en la segunda fila
Suspensión muy confortable
Gran maletero
Excelente confort de marcha
A MEJORAR
Respuesta del cambio poco brillante
Indicadores y botones mejorables
RESUMEN
Se trata de un SUV con muchas de las ventajas de un monovolumen, como el espacio y la comodidad, con un muy buen confort de marcha
Prestaciones8
Diseño7.5
Consumo7.5
Confort8.5
Sistema de infoentretenimiento7

 

Lo más leído