Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Facebook amenaza con abandonar Europa: ¿es un farol?

Publicado el
Facebook amenaza con abandonar Europa: ¿es un farol?

Que la GDPR es un dolor de cabeza para muchas compañías como Facebook no es nada nuevo. En realidad, La norma que regula qué pueden y qué no pueden hacer las empresas con los datos de los ciudadanos nació precisamente para evitar el mal uso de los mismos. Un mal uso que, como hemos ido sabiendo con el paso de los años, era bastante más común de lo que nos habría gustado pensar, y que debía ser acotado de alguna manera.

Las empresas que operan principalmente en Europa no tienen (o al menos no deberían tener) ningún problema con lo marcado por dicha norma, pues al ser de las más restrictivas del mundo, permite adaptarse a otros marcos jurídicos sin grandes problemas. No ocurre lo mismo, claro, para las multinacionales que tienen su origen fuera del continente y con modelos de funcionamiento que no se adaptan a lo que marca la legislación en este territorio. Tal es el caso de Facebook.

La red social transfiere los datos de los usuarios europeos fuera de nuestra jurisdicción empleando un sistema que, según ha determinado la justicia irlandesa (recordemos que la filial europea de Facebook tiene su sede en Irlanda), no es acorde a lo indicado por la GDPR y, por lo tanto, en la práctica no se puede usar. Una decisión que, en principio, obliga a la red social a modificar su operativa, lo que puede ser solo un problema técnico, también, un derechazo a su modelo de negocio, si cuando los datos de los ciudadanos europeos llegan a Estados Unidos son empleados de algún modo incompatible con la GDPR.

Y hoy sabemos, por la Agencia Reuters, que la respuesta dada por Facebook a la justicia irlandesa, pero que en realidad va dirigida, evidentemente, a las autoridades comunitarias, es que si los reguladores congelan su mecanismo de transferencia de datos fuera de Europa, no es capaz de ver cómo mantener sus operaciones en Europa. Una amenaza que incluye la propia red social, pero que también compromete la presencia en Europa de Instagram y, quien sabe, quizá también de Whatsapp.

Esto es lo que se extrae del texto remitido por Yvonne Cunnane, directora de protección de datos de Facebook Irlanda y asesora general asociada al tribunal irlandés, en una petición para que se congele la orden que impide a Facebook seguir procediendo de este modo, una comunicación que no se ha hecho pública pero a la que habría tenido acceso el Sunday Business Post.

La duda es, claro, ¿renunciaría Facebook a Europa? En principio parece más un farol dirigido a los reguladores europeos que una amenaza real. No estamos hablando, al fin y al cabo, de una jurisdicción «pequeña», como podría ser la de un país, sino de 27 naciones (sin contar Reino Unido, pese a que el Brexit todavía no se haya completado) integrantes de la Unión Europea. Hablamos de una porción de tarta demasiado grande para que Facebook renuncie a ella sin más, en vez de adaptar su modelo de funcionamiento a lo marcado por la norma.

Y partiendo de esa premisa, resulta un tanto desagradable comprobar como una empresa que, como bien sabemos todos, no es precisamente un ejemplo en lo referido a la gestión de los datos y de la privacidad de sus usuarios, no solo no se adapte al marco legal que debería respetar, sino que además intente forzar a los reguladores para que miren hacia otro lado y permitan sus prácticas fuera de la ley. Hablamos de la misma Facebook del escándalo Cambridge Analytica, la de las múltiples filtraciones de datos, la que no se preocupa por la privacidad de sus usuarios

No creo equivocarme al pensar que cuando se gestó la GDPR, los reguladores europeos ya tenían a Facebook en el punto de mira. No como objetivo a abatir, obviamente, pero sí como ejemplo del tipo de prácticas que pretendían evitar. Por eso, precisamente por eso, espero que el farol de Facebook no encuentre respuesta alguna en los reguladores, que la justicia irlandesa siga adelante con su decisión y que la red social tenga que adaptarse a las reglas de juego de la Unión Europea. Cualquier otra resolución me sorprendería y/o preocuparía.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

11 comentarios
  • prisciliano

    Es farol cristalino, todo lo de facebook es sustituible de inmediato y ya no tendría vuelta atrás. Mira hasta me gustaría que se fueran para que Telegram ocupe su lugar.

  • Álvaro Lázaro Laín

    Facebook no está en condiciones de imponer nada ni dar lecciones de moral. Si se va, pues me fastidiaría algo, pero no puedes amenazar cuando está demostrado que eres un capullo. Yo he visto a muchos Youtubers que sólo están en Telegram y Twitter.
    Saludos

  • Anti-Haters

    Al que no le interesa que esa mina de datos voluntarios llamada Facebook deje Europa es a EEUU

  • Eduardo Medina

    Ya es hora de que la Unión Europea le muestre la puerta de salida a los gigantes estaounidenses. Si no les gusta un mercado compuesto por países democráticos, de alto poder adquisitivo y con seguridad jurídica, que cojan sus trastos y se vayan a China, que parece que tienen menos reparos en aceptar lo que dicta unilateralmente Xi Jinping sin ninguna garantía democrática ni jurídica.

    La Unión Europea tiene una potente munición, sus propios habitantes. Pocas zonas del mundo tienen una calidad y unos niveles de vida equiparables al nuestro, y sabiendo que aquí hay seguridad jurídica, si Facebook, Apple, Google y Amazon se largan ya vendrán otros a cubrir sus huecos, y si los europeos no somos capaces de cubrirlos por nosotros mismos, yo le abriría las puertas de par en par a los gigantes de Japón.

  • CSimon

    Nadie les echará de menos.

  • Lev

    ¿En serio los países europeos son tan maravillosos? «países democráticos, de alto poder adquisitivo y con seguridad jurídica».

  • Leonmafioso

    Más que América Latina diría que si.

  • Eduardo Medina

    Maravillosos no son, pero si quieres entrar en la Unión Europea tienes que tener unos mínimos de calidad democrática y seguridad jurídica. O sea, que la Venezuela de Maduro o el Chile de Pinochet no podrían entrar en la UE.

    Ningún país es maravilloso, pero está claro que en calidad de la vida democrática, leyes, derechos civiles y calidad de vida muy pocas zonas del mundo están al nivel de la Unión Europea, y es una pena las ampliaciones de este último siglo, porque a mí me gustaba muchísimo más la antigua UE de los 15 de los años 90 que la actual, porque éramos menos países, pero había más consenso y de media teníamos unos estándares más altos. La presencia de países como Hungría y Polonia en la última década, que han retrocedido en materia democrática y de garantías jurídicas, ha sido demasiado incómoda.

  • Oclord

    Si renuncian y se largan, un favor que nos hacen.

  • -.-

    En comparación al resto del mundo…

    Y es que el mundo está bastante jodido.

  • -.-

    A nadie le conviene más estar en cualquier parte que a Facebook y a USA, tanto que son capaces de inventar un «Internet gratis» (aunque lo del Internet gratis quizás era una patraña con un transfondo militar, por ejemplo tener un red mundial para el control de drones y otras cosas) y de bailar al son que le toquen en China.

    Más todavía un mercado como el Europeo.

Lo más leído