Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Peugeot 3008 HYBRID4, mezclas

Publicado el
Peugeot 3008 HYBRID4, mezclas 30

Thunder only happens when it’s raining Fleetwood Mac (Dreams, 1977)

Las voces de mis amigas se diluyen en la oscuridad «Elena, acuérdate del examen de sociales de mañana» pero ya no las escucho porque me he alejado y algo me está pasando. Las luces de las farolas se están encendiendo y se despliegan como estrellas recién nacidas, la humedad de la tierra inunda mi olfato y explota en matices de plantas desconocidas, hongos, hojas pudriéndose en el suelo, after shave barato, la merienda de un niño en una papelera… Escucho pasos detrás de mi y me vuelvo pero no hay nadie, pero hay pasos también delante, por todas partes y susurros y gritos y jadeos y canciones y juramentos y promesas y peleas y sexo… Me tapo los oídos pero no sirve, siguen estando ahí y empiezo a reconocerlos uno a uno. Es la noche que me llama con una voz de cientos de miles de años. La voz de alguien que esperaba pacientemente a que el universo comenzara a existir y que ahora me llama por mi nombre.

Pero ese no es mi nombre. Todo esto no es para mi. Viajo en mi cuerpo pero no estoy a los mandos o eso me parece. Durante unos instantes. Y luego todo soy yo. De repente hay una amalgama de olores y ruidos que me golpea hasta hacerme tambalear. Me giro y de repente le veo. Es un tipo borracho de unos sesenta, demasiado gordo para ser fuerte pero con tatuajes para creérselo. Me dice algo que no alcanzo a entender, babeando, un comentario sucio sobre mi cuerpo. Le miro como se mira a un objeto y supongo que eso le desanima así que sigue su camino riéndose y medio ahogándose con su saliva. El asco y el miedo me han impedido darme cuenta al principio de que… le estoy siguiendo. No puedo resistir ese olor a sudor rancio y alcohol. Y de repente se por qué le estoy siguiendo. Tengo miedo, tengo miedo de matarle pero tengo más miedo de que me guste. Y por supuesto también del examen de sociales. No he estudiado.

La vida de los modelos de automóviles pasan diversas fases. Desde la presentación en sociedad, muchas veces en ferias del sector pasan por los famosos restyling más o menos profundos, cambios de plataforma, de motorizaciones y otras actualizaciones con el objetivo de mantener o aumentar las ventas manteniendo el prestigio y la pegada del nombre del modelo.

Peugeot 3008 HYBRID4, mezclas 32

 

Modelo analizado Peugeot 3008 Hybrid4
Motor y acabado GT e-EAT8
Potencia 300 CV (total)
Velocidad máxima 235 Kmh
Aceleración o-100 6 s
Largo/ancho/alto 4447/1841/1623 mm
Potencia máxima RPM 200 CV a 6.000 RPM (gasolina) 110 CV (eléctrico 1) 113 CV (eléctrico 2)
Par máximo Nm/RPM 300 Nm 3.000 RPM (gasolina) 320 Nm (eléctrico 1) 166 Nm (eléctrico 2)
Caja de cambios automático 8 marchas
Web https://www.peugeot.es/
Precio 46.450  euros

 

En el caso del Peugeot 3008 se trata de uno de los primeros SUV de la marca del león que presentó allá por el año 2008 en el prestigioso salón de Ginebra con el objetivo de coger sitio en el codiciado mercado de los crossover. Recientemente el modelo sufrió una renovación estilística profunda que ha visto modernizar sus líneas exteriores e incluso revolucionar algunos conceptos como el de la forma del volante o los indicadores (tal y como hemos podido ver en la prueba que hicimos en su día a este modelo).

Peugeot 3008 HYBRID4: Híbrido enchufable

Pero la actualización quizás más importante del 3008 es la que ha recibido recientemente con la adopción de una mecánica híbrida enchufable. Tal y como ha sucedido como con su hermano pequeño el 2008, en esta ocasión con mecánica eléctrica, es una actualización clave para que la marca pueda afrontar la transición eléctrica tanto desde el punto de vista del mercado como en el aspecto regulatorio (ya que la Unión Europea exige un nivel máximo de emisiones para los vehículos puestos en el mercado).

Peugeot 3008 HYBRID4, mezclas 34

Pero Peugeot no se ha conformado con un apaño, como comentamos en el caso del DS 7 e-tense 4×4 de la misma familia PSA, la apuesta es fuerte en este caso y la base mecánica es potente, alcanza los 300 caballos, e innovadora al ofrecer (como en el caso del DS) tracción a las cuatro ruedas gracias a la presencia de motores eléctricos en ambos ejes.

Por cierto que al haber tenido la oportunidad de realizar las dos pruebas de forma consecutiva hemos podido comparar muchos aspectos de estas dos interesantes propuestas del grupo francés. El 3008 Hybrid4 que pudimos probar nos lo entregaron en un espectacular color rojo combinado con elementos en negro.

De nuevo 3008

Esta combinación resalta las características del diseño de este modelo de la marca del león que ya apuntábamos en nuestro análisis anterior. La línea se aleja de las formas todoterreno que inspiran a estos vehículos (el DS 7, por ejemplo, es más tradicional en esto) y hay múltiples elementos que le hace inconfundible como los grupos ópticos que en la parte delantera aparecen separados por una «lágrima» de plástico en el color de la carrocería y que se integra con el paragolpes.

Una parrilla elevada y una gran toma de aire partida en tres partes en color negro en la parte inferior y debajo una defensa en color gris que también dispone de tres pequeñas tomas de aire junto con los volúmenes resaltados en el capó, el paragolpes y los pasos de rueda le dan a este 3008 un aire moderno a pesar de llevar ya unos años en el mercado.

Peugeot 3008 HYBRID4, mezclas 36

La parte trasera también es inconfundible con una franja negra justo debajo del cristal que se extiende hasta los grupos ópticos de tres elementos que quedan partidos por la apertura del portón. Una franja cromada en el parachoques negro y dos tubos de escape con acabado cromado también completan una zaga muy original.

El interior del 3008 ya lo visitamos cuando hicimos la prueba del modelo Diesel pero sigue impactando esa combinación de detalles de diseño modernos con toques de originalidad. Por supuesto lo que sigue llamando más la atención es el famoso i-cockpit, la instrumentación en pantalla digital con efectos en tres dimensiones que es totalmente configurable.

El volante Peugeot

El volante, como hemos visto en la última hornada de modelos de Peugeot, es de tamaño reducido y a diferencia de cualquier otro modelo de otros fabricantes podemos ver los indicadores por encima del mismo. Esto hace que la colocación del conductor sea algo más trabajosa ya que hay que tener en cuenta la visibilidad de la pantalla tras el volante a la hora de colocarse. Dicho esto las múltiples posibilidades de configuración del asiento y el volante hacen que la tarea no sea demasiado complicada.

Peugeot 3008 HYBRID4, mezclas 38

Como también apuntamos en el test anterior, la pantalla de información y entretenimiento se encuentra colocada en la situación ideal ya que sobresale de la parte superior del salpicadero. El sistema no ha recibido actualizaciones importantes y sigue siendo de buena calidad. El sistema de cámaras permite aparcar de forma más fácil, algo especialmente útil si tenemos en cuenta que la visibilidad trasera a través del cristal del portón no es de las mejores.

Al sistema se ha incorporado un menú con el que podremos controlar el funcionamiento del sistema de propulsión pudiendo visualizar estadísticas de consumo, controlar la carga de la batería y activar y monitorizar la función «esave» que permite reservar parte de la carga. Además podemos visualizar el funcionamiento del sistema desde el apartado «Flujo» en el que podremos ver cuándo el coche está utilizando la batería, qué motor eléctrico, si estamos recuperando energía, si está entrando en funcionamiento el motor térmico…

Peugeot 3008 HYBRID4: como un avión

Siguen presentes por supuesto los botones para accionar ciertas funciones con aspecto de mandos de avión. Los acabados son buenos aunque lejos de ser lujosos, con materiales resistentes y agradables al tacto pero con algunos elementos con plásticos duros menos sofisticados. En este apartado está claro que el DS 7 lleva ventaja (aunque el precio también es mayor).

Peugeot 3008 HYBRID4, mezclas 40

Las plazas traseras se benefician de la misma característica que vimos en el DS 7 y es que al no haber túnel central no hay problemas para el pasajero que se coloca entre los otros dos. Como comentamos en la prueba del 3008 diésel el espacio para las piernas es un poco escaso aunque no supone un verdadero problema y la comodidad de los asientos es alta.

Maletero intacto

Al abrir el maletero nos espera la misma sorpresa que con el DS 7: el espacio está ahí, el mismo que en las versiones de motor de explosión. En realidad esto es mérito de los diseñadores de PSA que al configurar la plataforma que comparten del 3008 y el DS tuvieron en cuenta que éstos iban a disponer de versiones híbridas e híbridas enchufables y el espacio para las baterías está previsto en la parte inferior del coche sin que reste ni un centímetro cúbico de espacio ni de habitabilidad ni de carga.

Peugeot 3008 HYBRID4, mezclas 42

Hasta aquí hemos revisado elementos no mecánicos y prácticamente todo se mantiene igual entre ésta y las demás versiones del 3008. Queda por ver cómo se comporta la mecánica y en particular qué tal responde si la comparamos con el resultado que pudimos comprobar en la prueba del DS 7 e-tense 4×4 con el que comparte mecánica (motores pero también transmisión).

Mirando características

Para empezar lo primero es echar un vistazo a la ficha técnica de ambos vehículos. La primera sorpresa es que el 3008 es 28 kg más pesado que el DS 7. Dada la diferencia de concepto, diseño y materiales nos esperábamos más y que el Peugeot tuviera ventaja. Además el Peugeot es una décima de segundo más lento en llegar de 0 a 100 kilómetros por hora.

Peugeot 3008 HYBRID4, mezclas 44

A cambio el Peugeot saca un kilómetro más de autonomía cuando funciona en modo totalmente eléctrico: 59 kilómetros por los 58 del DS 7. En realidad estas son diferencias muy pequeñas, son mayores por ejemplo en habitabilidad y capacidad del maletero ya que el DS 7 es más largo y dispone de un maletero con mayor capacidad (también por un diseño menos aerodinámico que el 3008).

Dejamos de ver las fichas con lupa y nos ponemos al volante. La respuesta del motor de 300 caballos es espectacular y nos ha parecido un poco más potente que en el DS. En funcionamiento eléctrico el coche responde de forma perfecta y es un poco más maniobrable que su primo aunque se nota que la insonorización es mejor en el DS se viaja casi en silencio cuando prescindimos del motor de explosión.

Urbanita

Este modo que podríamos definir de «urbano» es todo placidez, lo que no quiere decir que los 200 caballos conjuntos de los dos motores eléctricos no nos den buena respuesta arrancando en los semáforos o recuperando para adelantar. La combinación de suavidad y potencia más que suficiente en todo momento hace del 3008 Hybrid4 un coche ideal para trayectos urbanos.

Peugeot 3008 HYBRID4, mezclas 46

En modo híbrido la suavidad también es protagonista y cuando actúa el motor de explosión lo hace de forma suave, incluso un poquito más elegante que en el DS (realmente matices). Muy «interesante» el modo sport que desata los 300 caballos y la tracción total para convertir al 3008 virtualmente en un deportivo aunque la respuesta en carreteras con curvas más «interesantes» no sea precisamente «racing» este modelo sí que se beneficia de un centro de gravedad más bajo por las baterías y se nota un agarre algo más firme.

El territorio ideal sigue siendo la autopista en el que la calidad de rodadura se nota mucho. El confort es alto aunque no llegue a las cotas del DS y es posible hacer trayectos muy largos sin apenas fatiga con la seguridad que cuando necesitemos respuesta del sistema de propulsión la vamos a tener de forma instantánea.

En el modo de tracción total los motores eléctricos de los dos ejes se ocupan de mantener la adherencia en todo momento. Disponer de esta posibilidad es una tranquilidad ya que permite salvar circunstancias de poca adherencia o circular por terrenos fuera del asfalto con mayor seguridad.

Conclusiones

Como decíamos al principio los modelos de coche tienen que evolucionar para mantener su empuje y en una época de electrificación la asignatura es más compleja todavía. PSA se ha desmarcado con unas versiones híbridas enchufables que además de disponer de una potencia considerable aportan la tracción total. En el 3008 desde luego obran un cambio muy reseñable, pero además prolongan la vida útil de la plataforma al ser homologables como de cero emisiones.

Peugeot 3008 HYBRID4, mezclas 48

Además el diseño y el equipamiento del 3008 siguen siendo bastante actuales y los acabados buenos y robustos con la presencia de la apuesta única del conjunto de volante e indicadores que una vez adaptados pueden ser un punto a favor para el que prefiera esta configuración. Se trata de un coche con muchos talentos, versátil y con muchos kilómetros por delante.

Valoración final
8 NOTA
NOS GUSTA
Diseño moderno
Buen funcionamiento en todos los modos de conducción
Confort
A MEJORAR
Espacio para las piernas en la parte de atrás algo escaso/br> Precio
RESUMEN
Esta versión del Peugeot 3008 es potente, versátil y permite circular en modo 100% eléctrico durante casi 60 kilómetros. Una actualización brillante que es muy recomendable aunque el precio es elevado con respecto a otras versiones.
Prestaciones8.5
Diseño8
Consumo7.5
Confort8
Sistema de infoentretenimiento8

Lo más leído