Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos

Publicado el
Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 29

El Intel NUC 9 Extreme Kit se convirtió en todo un referente de los sistemas «barebone» de gama alta por su diseño, su excelente calidad de construcción, su cuidada distribución de espacio a nivel interno para mantener un buen flujo de aire, y también por la acertada elección de componentes que realizó el gigante del chip en este equipo.

Como hemos anticipado, el Intel NUC 9 Extreme Kit no es un PC compacto, ya que no incluye todos los componentes necesarios para poder utilizarlo de forma directa, es un «barebone», es decir, un sistema que incluye una parte de los componentes básicos que podemos considerar como imprescindibles para dar forma a un ordenador, y merece, por méritos propios, ser considerado como uno de los más potentes que existen actualmente. El usuario puede elegir, y montar fácilmente, el resto de componentes.

Gracias a Intel España, he tenido la oportunidad de probar el NUC 9 Extreme Kit durante varias semanas, y sin tener que utilizar ninguna pieza propia, ya que el equipo que me han enviado venía una configuración completa y bastante potente, tanto que puedo decir que no tiene nada que envidiar a un PC de tamaño estándar y de gama media-alta, como veréis en este artículo.

Intel NUC 9 Extreme Kit

No tengo ninguna duda de que Intel ha acertado con la distribución interna y con el flujo de aire que reciben los distintos componentes, ¿pero es suficiente para evitar que las temperaturas de trabajo se acaben convirtiendo en un problema cuando debemos afrontar cargas de trabajo muy exigentes? Esa es una de las preguntas más importantes que tenía en mente nada más recibir el Intel NUC 9 Extreme Kit, y he podido darle respuesta.

En este análisis hablaremos de todas las claves del Intel NUC 9 Extreme Kit, y también de las sensaciones que transmite, del valor que representa en relación precio-prestaciones y, como no, del rendimiento que es capaz de ofrecer a pesar de su pequeño tamaño. No os hago esperar más, poneos cómodos que nos lanzamos de lleno al análisis.

Intel NUC 9 Extreme Kit: diseño y especificaciones

Este barebone se integra en un chasis muy compacto de apenas cinco litros, lo que significa que no solo es uno de los sistemas más potentes de su clase, también es uno de los más pequeños.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 32

A nivel externo, el chasis presenta un acabo con pequeñas perforaciones en la parte superior que le dan un acabado semitransparente realmente único y que, como habréis podido imaginar, no son casualidad. Están ahí para facilitar el flujo de aire y permitir una correcta refrigeración de la tarjeta gráfica que, cómo se puede apreciar en las imágenes, va colocada justo encima del NUC 9 Extreme Kit Compute Element, una unidad modular con una placa base muy compacta donde se sitúan el procesador, la memoria RAM, el almacenamiento, los conectores Thunderbolt, USB Type-A y Gigabit LAN, y una salida de vídeo HDMI.

Intel NUC 9 Extreme Kit

Si os fijáis en la imagen adjunta os daréis cuenta de que Intel ha cuidado al máximo la refrigeración del NUC 9 Extreme Kit Compute Element, ya que todas las unidades SSD hacen contacto con el sistema de refrigeración para evitar que el calor se acumule, y el procesador se encuentra debajo de un gran bloque de cobre que conecta con un enorme radiador de aluminio. En la cúspide nos encontramos con un ventilador de tipo turbina que, como sabrán muchos de nuestros lectores, se ocupa de sacar el aire caliente.

Justo delante del NUC 9 Extreme Kit Compute Element tenemos una ranura PCIE Gen3 x16, donde podremos montar una tarjeta gráfica de doble ranura con una longitud máxima de 20,3 centímetros. Por la ubicación de la misma, y por el diseño y distribución interna de componentes del Intel NUC 9 Extreme Kit, lo mejor es utilizar tarjetas gráficas con doble ventilador.

La gestión del cableado que ha logrado Intel con el NUC 9 Extreme Kit es perfecta, y la idea de modularidad añade una capa de sencillez que se agradece muchísimo, ya que simplifica el proceso de apertura y de montaje y desmontaje de componentes. Obvia decir que esto también representa una ventaja importante para cuando tengamos que abrir el equipo para realizar limpiezas periódicas, algo muy recomendable en equipos tan compactos para evitar la acumulación de polvo y suciedad.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 35

Mis primeras impresiones han sido muy buenas, tanto a nivel externo como interno. Me ha sorprendido lo bien que luce el Intel NUC 9 Extreme Kit y el toque tan llamativo que le da ese acabado semitransparente al que hice referencia, consecuencia de las pequeñas perforaciones para potenciar el flujo de aire, pero sin duda lo más interesante es lo que nos encontramos en su interior. La distribución de componentes, la gestión del cableado y el marcado carácter modular del Intel NUC 9 Extreme Kit lo convierten en un «barebone» que roza la perfección.

Antes de entrar a contaros nuestra experiencia de uso, vamos a repasar las especificaciones completas del Intel NUC 9 Extreme Kit, así como las características del resto de componentes que no vienen incluidos con dicho «barebone», pero que hemos recibido en el pack de análisis para poder utilizarlo sin tener que recurrir a nuestros propios componentes.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 37

  • Procesador Intel Core i9 9980HK con 8 núcleos y 16 hilos a 2,4 GHz-5 GHz, modo normal y turbo (multiplicador desbloqueado).
  • Placa base con chipset Intel CM246.
  • Soporta hasta 64 GB de DDR4 a 2.400 MHz (o 32 GB a 2.666 MHz) en doble canal.
  • Admite tarjetas gráficas dedicadas de doble ranura con una longitud de hasta 20,3 centímetros, y un TDP máximo de 225 vatios.
  • Soporta unidades SSD PCIE en formato M.2 de alto rendimiento y SATA III.
  • Integra Wi-Fi 6 y Bluetooth 5.0.
  • Cuenta con dos conectores Thunderbolt 3, seis USB 3.1 Type-A, salida HDMI 2.0a, dos Gigabit LAN, lector de tarjetas y jack de 3,5 mm.
  • Fuente de alimentación de 500 vatios con un conector de alimentación adicional de 8 pines y certificación 80 Plus Platino.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 39

Componentes no incluidos con el Intel NUC 9 Extreme Kit que hemos utilizado en el análisis

  • 8 GB de memoria DDR4 Kingston HyperX a 3.200 MHz.
  • Tarjeta gráfica ASUS Dual RTX 2070 Mini con 8 GB de memoria GDDR6.
  • Unidad SSD Samsung 970 Pro PCIE Gen3 x4 de 1 TB.
  • Unidad SSD Intel Optane PCIE Gen3 x4 de 350 GB.
  • Sistema operativo Windows 10.

Para poder utilizar el Intel NUC 9 Extreme Kit necesitamos comprar, como mínimo, un módulo de memoria RAM, una unidad de almacenamiento de mayor tamaño y un sistema operativo (también podemos optar por una distro Linux).

No es imprescindible comprar una tarjeta gráfica dedicada, ya que el Intel Core i9 9980HK viene con una GPU integrada Intel UHD 630, pero su rendimiento está muy lejos de la RTX 2070 que hemos probado en este análisis, así que si queréis utilizarlo para jugar, o para mover aplicaciones o herramientas exigentes que recurren a la GPU, tenedlo claro, deberéis montarle una tarjeta gráfica sin excepción.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 41

Intel NUC 9 Extreme Kit: nuestra experiencia

El Intel NUC 9 Extreme Kit viene con un empaquetado de lujo que deja claro, desde el primer momento, que nos encontramos ante un producto «premium». Como anticipamos, el equipo tiene un diseño verdaderamente único, y su calidad de construcción se deja notar en todos los sentidos. Ya lo había visto en imágenes de prensa y en algún vídeo, pero debo reconocer que el Intel NUC 9 Extreme Kit impresiona mucho más «en persona».

La instalación y configuración del equipo es muy sencilla, y se completa en muy poco tiempo. Gracias a su reducido espacio, podemos instalar el Intel NUC 9 Extreme Kit en casi cualquier rincón, aunque os recomiendo que busquéis una zona donde no que «encajonado» ni bloqueado, ya que al fin y al cabo el flujo de aire es fundamental para que pueda mantener unas buenas temperaturas de trabajo.

El equipo que hemos recibido venía ya con todos los componentes montados, así que no hemos tenido que hacer nada más allá de buscarle un sitio, conectar los cables y empezar a disfrutarlo. Con todo, no tenemos nada de lo que preocuparnos. El Intel NUC 9 Extreme Kit está diseñado para que sea muy fácil abrirlo y acceder al interior, solo tenemos que retirar los tornillos de la tapa lateral superior, tirar y listo. Una vez hecho esto, quitamos las rejillas y ya está.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 43

A nivel interno, Intel ha apostado, como anticipamos, un concepto modular. Tenemos una ranura PCIE Gen3 x16 de fácil acceso situada justo delante del NUC 9 Extreme Kit Compute Element, que como podéis ver en la imagen adjunta integra prácticamente todos los elementos del sistema. Para instalar la tarjeta gráfica solo tendríamos que colocarla en la ranura correspondiente, y enchufar, si es necesario, el conector de alimentación adicional.

Para instalar la memoria RAM y una unidad SSD, debemos retirar el NUC 9 Extreme Kit Compute Element, lo abrimos y buscamos las ranuras correspondientes. Una vez que hayamos terminado, lo volvemos a colocar en su lugar y listo, no tiene mayor misterio. Incluso aunque no tengas experiencia en el mundo del PC, sentirás que montar componentes en un Intel NUC 9 Extreme Kit es un juego de niños.

La configuración que nos ha mandado Intel tiene un único punto flaco, ya que lo ideal habría sido montar dos módulos de 16 GB de memoria RAM en doble canal. No es grave, ya que el rendimiento del equipo es, a pesar de todo, sobresaliente, pero en juegos que consumen más de 8 GB de RAM notaremos microtirones y problemas de «stuttering».

En general, la experiencia de uso que ofrece el Intel NUC 9 Extreme Kit es perfecta. Windows 10 vuela, todo responde de maravilla y el funcionamiento del equipo es muy silencioso cuando le damos un uso básico. Como cabía esperar, la situación cambia por completo cuando iniciamos alguna aplicación exigente, y más aún cuando procedemos a ejecutar juegos exigentes. El ruido de los ventiladores se dispara para evitar que el calor sea un problema.

Las imágenes que vemos justo debajo de estas líneas nos muestran todas las claves del Core i9 9980HK, un chip muy potente que viene configurado en su versión de 45 vatios, y que es capaz de superar en monohilo al Core i9 9900KF, aunque queda un poco por detrás en rendimiento multihilo. Esto se debe al escalado del modo turbo, que es explosivo durante los primeros segundos, aunque se reduce de forma notable a lo largo del tiempo debido al calor.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 51

La siguiente captura nos muestra el rendimiento en Cinebench R23. El Core i9 9980HK logra un excelente resultado en monohilo y se coloca entre los tres primeros de la comparativa interna de dicha prueba de rendimiento. En multihilo, sin embargo, la cosa cambia, ya que registra un valor similar al que podríamos esperar de un Ryzen 7 1800X. Esto tiene una explicación, y es que la acumulación de calor generado al trabajar al 100% hace que el Core i9 9980HK tenga que reducir de forma notable sus frecuencias de trabajo, lo que conlleva una pérdida de rendimiento bastante marcada.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 53

Si os fijáis en la siguiente imagen podréis ver que, efectivamente, los valores que registra el Core i9 9980HK a nivel de temperaturas cuando trabaja a plena carga son muy elevados, ya que alcanza los 100 grados de pico máximo. Una vez que el chipo alcanza esas temperaturas, las frecuencias de trabajo se van reduciendo de forma controlada para evitar daños que afecten al procesador. No hay nada de lo que preocuparse, es un chip que está diseñado para trabajar de esta manera, pero está claro que el sistema de refrigeración no le permite desarrollar todo su potencial.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 55

Las unidades SSD ofrecen un rendimiento excelente, tal y como cabía esperar, y no alcanzan en ningún momento temperaturas que podamos considerar como preocupantes. Movernos en la franja de los 60-70 grados cuando trabajan a pleno rendimiento es perfectamente normal, así que podemos decir que, en este caso, los valores de temperatura son muy buenos. Esto tiene también una explicación, y es que, como hemos dicho, ambas están en contacto con el sistema de refrigeración del NUC 9 Extreme Kit Compute Element, así que cuentan con un apoyo importante que les ayuda a disipar el calor.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 57 Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 59

La tarjeta gráfica alcanza valores medios de 67 grados, pero en la mayoría de los casos se acaba estabilizando en los 70 grados. Es una temperatura muy buena, y no es casualidad, el lugar en el que dicho componente va colocado le permite disfrutar de un flujo de aire excelente, y reduce al máximo el impacto del calor proveniente de otros componentes del equipo (lo que se conoce como calor residual).

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 61

He querido compartir con vosotros también los resultados de la prueba Userbenchmark, una de mis favoritas por su simplicidad y por su valor a efectos comparativos. Como podemos ver en la imagen, el Intel NUC 9 Extreme Kit logra un resultado muy bueno, y está preparado para mover tanto juegos de última generación como aplicaciones profesionales, aunque los 8 GB de RAM son un límite importante en este sentido.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 63

Por lo que respecta al rendimiento en juegos, no hay sorpresas. El Core i9 9980HK y la RTX 2070 forman un dúo capaz de mover sin problemas y con total fluidez cualquier juego actual. No he notado problemas de estabilidad durante mis pruebas, lo que significa que el procesador se acaba situando en un nivel equilibrado en términos de frecuencia y temperaturas de trabajo.

En resolución 1080p, la RTX 2070 ofrece una experiencia perfecta con cualquier título actual, incluido el temido Cyberpunk 2077. También se maneja bastante bien en resolución 1440p, e incluso en 4K, siempre que reduzcamos el nivel de calidad gráfica.

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 65

Notas finales: potencia compacta con algunos «peros»

Intel NUC 9 Extreme Kit, análisis: potencia y tamaño no están reñidos 67

El Intel NUC 9 Extreme Kit es un equipo con un diseño y una calidad de construcción sobresalientes. Su diseño modular, y su acertada distribución interna, lo convierten, además, en un «barebone» eficiente, fiable y muy fácil de configurar y de ampliar. Podemos montar una configuración muy potente, sin esfuerzo, y sin tener que buscar componentes con formatos de nicho.

Gracias al buen rendimiento que ofrece su procesador Core i9 9980HK no tendremos que preocuparnos por sufrir un posible cuello de botella al instalar una tarjeta gráfica potente. En general, mi experiencia con el Intel NUC 9 Extreme Kit ha sido muy buena, pero creo que el sistema de refrigeración que ha montado Intel limita al procesador y le impide desplegar su potencial real. No he tenido problemas de estabilidad, así que está claro que la disipación es suficiente, pero eso no quiere decir que sea verdaderamente óptima.

Entiendo que por cuestiones de espacio interno resultaba complicado montar un sistema de refrigeración más potente, pero esto no cambia el hecho de que estamos ante un equipo que alcanza, en cuanto ejecutamos aplicaciones exigentes a nivel de CPU, los 100 grados con una facilidad pasmosa. No es un problema grave porque, como he dicho, es un procesador que está diseñado para trabajar de esa manera, pero es algo que debemos tener en cuenta, sobre todo a largo plazo (por el tema de los mantenimientos y las limpiezas), especialmente si vivimos en zonas muy calurosas.

Con el Intel NUC 9 Extreme Kit tenemos la base que necesitamos para montar un PC de alto rendimiento, capaz de mover cualquier juego de última generación sin problemas, y en un espacio muy reducido. Como contrapartida, tendremos que aceptar un sistema de refrigeración demasiado ajustado y ruidoso a plena carga, y deberemos desembolsar un precio que, la verdad, se me antoja demasiado elevado, incluso a pesar de su estupendo diseño, su alta calidad de construcción y su buen nivel de prestaciones. El Intel NUC 9 Extreme Kit cuesta 1.443,72 euros.

Valoración final
8.3 NOTA
NOS GUSTA
Rendimiento.
Diseño.
Calidad de construcción.
Enfoque modular.
Fácil de ampliar.
A MEJORAR
Temperaturas elevadas.
Disipación ruidosa a plena carga.
Precio elevado.
RESUMEN
Con el Intel NUC 9 Extreme Kit tenemos la base que necesitamos para montar un PC de alto rendimiento, capaz de mover cualquier juego de última generación sin problemas, y en un espacio muy reducido. Como contrapartida, tendremos que aceptar un sistema de refrigeración demasiado ajustado y ruidoso a plena carga, y deberemos desembolsar un precio que, la verdad, se me antoja demasiado elevado, incluso a pesar de su estupendo diseño, su alta calidad de construcción y su buen nivel de prestaciones.
Diseño y acabados9.5
Características9
Rendimiento9.5
Posibilidades de ampliación8.5
Calidad/Precio5

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído