Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Activision Blizzard en llamas por el acoso y la cultura laboral

Publicado el
Activision Blizzard en llamas por el acoso y la cultura laboral

Primero fue Ubisoft y ahora Activision Blizzard, sumado a testimonios que se han hecho públicos sobre otras grandes desarrolladoras de juegos. Cada día parece más claro que, durante décadas, las culturas laborales que han existido y proliferado en su interior están muy lejos de las prácticas que consideramos adecuadas y respetables. Un contexto en el que términos como crunching se han popularizado y, lo que es muchísimo peor, normalizado.

Ya supimos, por ejemplo, de casos de programadores afrontando unas jornadas laborales interminables durante el desarrollo de Cyberpunk 2077, así como de diversos casos de discriminación, acoso y mobbing en algunos estudios, responsables de parte de los triple A que cada año protagonizan centenares de titulares. Y ese es el problema, que volvemos a ver en el caso de Activision Blizzard, por alguna extraña razón parece que el de las culturas laborales tóxicas se ha convertido en un estándar en el sector de los juegos.

Esta es la principal razón, y hoy me ratifico más que nunca en ello, por la que el anuncio de que Minecraft 1.17 Caves & Cliffs Update se dividía en dos partes me pareció una excelente noticia. Escuchar a Agnes Larsson rechazar el crunching por cumplir fechas que, en realidad, se pueden reajustar, como bien ha demostrado Mojang, me parece un ejemplo que debería seguir toda la industria. Y debería hacerlo rápido. Es un excelente espejo en el que deberían intentar mirarse compañías como Activision Blizzard.

Si no sabes qué es lo que está ocurriendo, debes saber que hace unos días el estado de California presentó una demanda contra Activision Blizzard, a consecuencia del constante acoso sexual y desigualdad hacia las mujeres que, presuntamente, se ha producido y se produce dentro de la empresa. Unas actitudes que no solo no habrían sido perseguidas por la empresa, sino que al contrario habrían sido ignorados por sus gestores de recursos humanos, permitiendo así que estos hábitos hayan sido comunes en el estudio durante años.

Como consecuencia de dicha cultura tóxica en Activision Blizzard, se ha hecho público que una trabajadora de la compañía se suicidó a consecuencia del acoso que habría experimentado durante un viaje de trabajo. Ya se habían hecho públicos algunos mensajes al respecto en el pasado, pero a raíz de la demanda y de la noticia del suicidio, las redes se han llenado de testimonios de personas, principalmente mujeres, que han formado parte de la compañía y que, con testimonios de sus vivencias personales, confirmarían que la toxicidad ha formado parte del ADN de la compañía durante bastantes años.

Activision Blizzard en llamas por el acoso y la cultura laboral

Entre las primeras respuestas a esta situación, encontramos la de parte de los empleados de la compañía. Según informa CNN, alrededor de 2.000 de los cerca de 9.500 empleados de Activision Blizzard han firmado una carta en la que exigen que la compañía reconozca la gravedad de lo sucedido y, con ello, que muestre comprensión y empatía con las víctimas que, durante años, han sufrido acoso laboral y acoso sexual en su entorno laboral.

Reconozco, eso sí, que me llama la atención el número: 2.000 (los últimos datos elevan esa cifra a los 2.600) de 9.500. Entiendo que habrá casos en los que no se ha firmado por miedo, por desconocimiento, etcétera. Sin embargo, es un dato que me invita a pensar que, a día de hoy, todavía queda una parte importante de la masa laboral de Activision Blizzard que no condena esta manera de actuar y que, en consecuencia, no secunda la exigencia a la compañía de una rectificación y de medidas para prevenir que esto se repita no ya en el futuro, sino en el presente más inmediato. Y, la verdad, me parece repugnante.

Claro, esto encaja perfectamente con el hecho de que la investigación de dos años que ha dado lugar a la demanda por parte del estado de California contra Activision Blizzard tenga su origen en denuncias y testimonios de extrabajadoras y víctimas del acoso sexual en la compañía.

Bobby Kotick, CEO de Activision Blizzard se ha visto obligado a romper un silencio que, desde hace días, clamaba al cielo, y a reconocer que la compañía no ha actuado como debía frente a este clima laboral. No lo ha hecho, claro, con una afirmación rotunda en este sentido, sino afirmando que se van a tomar medidas para evitar que esto se repita en el futuro.

Algo que remata afirmando que la compañía “continuará investigando todos y cada uno de los reclamos y no dudará en tomar medidas decisivas”. Esperemos, claro, que sea verdad, pero iniciar la afirmación con un «continuará» da la falsa sensación de que ya se ha hecho algo en el pasado, algo que no parece ajustarse a la realidad.

Así, en las últimas horas las redes sociales se han llenado de mensajes especialmente críticos con Activision Blizzard, sus directivos y la tolerancia mostrada hacia el acoso en su entorno laboral y, en las últimas horas, se ha sabido que parte de los trabajadores de la compañía amenazan con ir a la huelga. Además, se ha sumado el movimiento #ActiBlizzWalkout que promueve no jugar ni publicar contenidos con los títulos de la compañía. Ojalá sirva para algo.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

6 comentarios
  • Ivo

    Muchas gracias por el articulo. Es importante poner el foco en la importancia, y las consecuencias, de ciertas relaciones laborales,en las que muchas mujeres, se llevan la peor parte.
    La normalización de la tiranía, solo nos puede llevar a la extinción como especie

  • Robinson Orellana Berrezueta

    que raro que no hayan publicado nada del «crunching» en the last of us con todas las denunicas que hubo y ahora salen con estas noticias diciendo que eso es malo para los desarrolladores, por lo que veo ustedes están inclinados por cierto buenismo ideológico, no estoy aprobando la conducta de Activision-blizzard estoy criticando su autocensura.

  • Benito Camelas

    Si algo aprendes del entorno laboral es que hay profesionales y hay simios, gente que no es capaz de razonar o comunicarse como un profesional y se deja llevar mucho por sus emociones personales o su ego, esto al final conduce a una corrupción en el trato laboral que si bien las personas no te llegan a importar, quizás te pueda importar que tus activos laborales se resientan con una mala comunicación y represión del talento, pues en un ambiente de trabajo tóxico es difícil que la gente pueda expresar sus ideas cuando de fondo andan estos monos con estas «tonterías» y digo tonterías por que no aportan nada a la empresa, que la gente te tema o «se deje hacer» no te hace buen lider ni buen trabajador, solo reproduce tu medicridad al resto del entorno laboral y eso al final se acaba filtrando en unos productos o servicios de peor calidad.

    Quienes pierden el tiempo laboral gritando es que no se saben comunicar o les sobra el tiempo para tratar con gente ineficiente, sea o no «culpa» de estos segundos, lo que está claro que si alguien tiene estas actitudes es que lidera mal, pues con gritos, coacciones y acosos al final es imposible que puedas delegar funciones y al final con esas actitudes se baja la productividad, hay más rotación de plantilla y por lo tanto se merma la calidad de la producción o prestación de bienes y servicios, que viene siendo el objetivo de una empresa, ni son guarderías ni son centros de esclavos de los trastornos mentales del encargado de turno.

    En cuanto al bajo apoyo de los compañeros que no firmaron, si es cierto que unos cuantos será por temor, pero me temo que otros muchos es por la cultura del individualismo que se lleva gestando en las últimas décadas, el «no me implico no vaya a ser que pierda mi estatus», a veces solo apoyar con un «granito de arena» puede ayudar a crear una duna que proteja contra estas personas con claras deficiencias mentales, las que no saben separar el trabajo de su vida personal.

    Ya me está quedando largo el comentario, pero en Estados Unidos se lleva el capitalismo puro y duro, donde los sindicatos están mal vistos e incluso la idea de pagar una seguridad social se ve como un desprestigio de la sociedad con argumentos como «¿para qué voy a pagarle yo el hospital, si yo me cuido?»

    Desde luego los problemas de acoso no solo se dan en Estados Unidos, pero ahí la precariedad laboral es muy alarmante, quizás ahora que van rumbo a ser la segunda economía del mundo despierten y vean que al final solo se tienen los unos a los otros, a no ser que inicien otra guerra para espoliar recursos y trasladar su malestar diario al odio a otro país o cultura.

    Y si no investiguen el intento de hacer un sindicato de trabajadores de Amazon, para evitar cosas tan denigrantes como tener que orinar en una botella por que para ir al baño te lo descuentan del tiempo de descanso y o curioso… resulta que igual entre que vas y vuelves el trayecto pueden suponer unos 10 minutos a pie y bueno, las mujeres no sé como harán por que hasta en la precariedad laboral se las pone un peldaño más precario hacia abajo, como para que aún por encima venga uno de estos monos a hacerle lo que no puede hacer en un bar público donde no están obligadas a estar y los pueden mandar a la mierda.

  • Javi

    De acuerdo en líneas generales con el artículo y, efectivamente, me parece importante visibilizar este tipo de problemas. Sólo un matiz, yo no estoy muy de acuerdo en que el hecho de que sólo hayan firmado la carta 2000 empleados implique que el resto no ven que exista un problema. Puede haber empleados que efectivamente no la firmen por eso y puede haber muchos otros que no lo hagan simplemente por miedo a represalias. Llevo 20 años trabajando en distintas oficinas y al final el 90% de las injusticias que he visto no se denuncian ni se critican precisamente por eso.
    En cuanto a que ahora han asegurado que van a hacer algo al respecto pues sí, pero más que por la carta o por sus empleados será por lo mediático que se ha vuelto el caso y a este tipo de compañías lo que menos les interesa es la mala publicidad así que, de cara a la galería, dirán que van a tomar un montón de medidas. Habrá que preguntarles a los empleados dentro de un año si realmente su ambiente laboral ha mejorado. Pero a esas alturas la tormenta habrá pasado y nadie se acordará de esto.

  • Leonmafioso

    Supuesto acoso. Ahora todo en la empresa es acoso, si un compañero le intenta dar la mano es acoso, un abrazo es acoso, un saludo con un beso en el cachete es acoso, una palmadita en el hombro es acoso, un piropo a una compañera de trabajo es acoso, no hablar con ellas y dejarles su espacio es acoso, decirles que están haciendo mal su trabajo es acoso, decirles que están haciendo bien su trabajo es acoso. Con razón muchas empresas no quieren contratar mujeres porque cualquier cosa con ellas pueden tomarlo y considerarlo acoso.

  • Gregorio Ros

    El tema me trae sentimientos opuestos, en todos los aspectos. El acoso en si hacia una persona, nótese el término neutro, me resulta repugnante a todos los niveles, a mi me atraen las mujeres, algunas mucho, pero siempre he necesitado una correspondencia mutua, su ausencia me lleva automáticamente a pasar página, no entiendo la insistencia de algunos. Por otra parte que en cualquier relación personal, dígase trabajo, ocio,… es inevitable que salgan a relucir sentimientos de atracción, es inevitable que si una persona te guste la vista se te valla hacia ella, se puede evitar el descaro, pero no el instinto. Hay alguna persona que se ofende si la miran, recuerdo de joven a una amiga que se quejo de que unos la miraban y sus propias compañeras le dijeron que se pusiese una falda un poco mas larga, que se le veía el conejo, tengo que decir que lo del conejo fue una exageración, llevaba bragas. Con esto último quiero decir que tenemos derecho a ir como queramos, pero si vamos llamando la atención no nos quejemos de que nos miran, eso no es acoso es ir dando la nota.

    Por último comentar que es muy difícil determinar cuando es acoso real y cuando usado como arma para denunciar. En mi circulo social hay de todo, hay alguna que si no le cela no la quiere, ¿Con eso que hacemos? Es un juego de celos, si se va de madre y la cosa termina mal, ¿Quien es culpable aquí?. Parece un tema de complicidad, de juego peligroso. Por otro lado quien su pareja/jefe/compañero es un cabrón/a, que hay de todo, eso si lo veo para juicio, que te acose, pegue o persiga. Para finalizar quien usa el término para joder al otro, en España las mujeres lo tienen a huevo, sacan el término a relucir y por defecto el hombre es tratado como culpable, el mismo abogado les suele recomendar el método y lo se por casos en la familia. El acoso es despreciable, pero si le das la vuelta entonces la supuesta victima se transforma en la acosadora.

Lo más leído