Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Variante Delta, más temible de lo que parecía

Publicado el
Variante Delta, más temible de lo que parecía

De todas las mutaciones experimentadas por el coronavirus hasta el momento, parece que la que más nos debe preocupar es la variante Delta. Y es que si ya desde un primer momento dio señales que apuntaban a su peligrosidad, parece que nuevos estudios señalan que su capacidad de propagación es todavía mayor de lo que se supuso en un primer momento, y sus efectos parecen ser más nocivos que los de las variantes anteriores. Dicho de otra manera, la variante Delta es, al menos de momento, la peor de las cepas del coronavirus.

Estos datos provienen del CDC estadounidense, han sido publicados por The Washington Post, y resultan, desde luego, inquietantes, pues nos muestran la preocupación que recorre hoy en día los pasillos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades a cuenta de la variante Delta, al punto de que en algún momento, se llega a plantear que el escenario no es el que se pensaba, y que es necesario «reconocer que la guerra ha cambiado».

Esta información tiene su origen en una presentación interna relacionada con la necesidad de intensificar las campañas de comunicación para convencer a la población de que tome medidas de prevención frente a la pandemia. Por una parte, claro, que se vacunen tan pronto como les resulte posible, y por otra que sigan extremando las medidas de prevención frente a la difusión del virus, pues parece existir bastante consenso con respecto a que las personas vacunadas también pueden infectarse con el patógeno y difundirlo.

Variante Delta, más temible de lo que parecía

En dicha presentación, se afirma que la capacidad de propagación de la variante Delta se sitúa por encima de la que muestra la varicela, y aunque todavía son necesarios más datos para corroborar este segundo punto, también hay señales que apuntan a que la infección con esta variante del patógeno puede resultar más grave que la que provocan el resto de las identificadas en la actualidad.

A consecuencia de ello, la principal recomendación para evitar la difusión masiva de la variante Delta es mantener las medidas que ya conocemos bien: uso de mascarilla en interiores, así como en exteriores cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad, un férreo control de los contactos con positivos y, claro, seguir empleando medidas de higiene y desinfección, como el lavado a conciencia de las manos y el empleo de geles hidroalcohólicos para eliminar los patógenos que hayamos podido recibir en cualquier interacción con otra persona, o con el contacto con superficies expuestas al virus.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

10 comentarios

Lo más leído