Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Vivaldi 4.1 recupera las pilas de pestañas del viejo Opera

Publicado el
Vivaldi 4.2

Un par de meses después de una actualización tan importante en la andadura del proyecto como fue la de Vivaldi 4.0, llega una nueva versión del navegador para PC, Vivaldi 4.1, mucho más comedia en cuanto a novedades, pero igualmente reminiscente.

Y es que, no hay que olvidarlo, fue la ruptura de Opera con lo que fue -aunque a estas alturas, el también navegador noruego se ha recompuesto de manera notable, según cómo se mire- lo que motivó el nacimiento de Vivaldi: recuperar todas las funciones avanzadas que hicieron del viejo Opera una aplicación casi de culto. A pesar de que han tardado un poco, lo están consiguiendo, tal y como vuelve a demostrar este Vivaldi 4.1.

Si en la pasada versión el navegador comenzó el periodo de beta abierta de sus herramientas de productividad, gestor de correo electrónico, calendario, lector de noticias RSS y gestor de contactos, con Vivaldi 4.1 hacen lo propio con un par de características que más o menos ya estaban, pero no al nivel de lo visto tiempo ha en Opera. Hablamos de las pilas de pestañas y las cadenas de comandos.

Vivaldi 4.1, novedades

Las pilas de pestañas y las cadenas de comandos son las dos grandes novedades de Vivaldi 4.1, que no las únicas, si bien la primera es la más llamativa por varios factores. Por ejemplo, porque Vivaldi ya tenía no uno, sino dos modos diferentes para apilar pestañas, aun cuando no había alcanzado con ninguno el refinamiento que Opera ofrecía en su momento. Dicho y hecho, habemus pilas de pestañas a lo Opera.

Con una imagen se explica:

Vivaldi 4.1

A saber:

  • El modo compacto es el clásico del navegador y aunque funcionar, funciona bien, tiene el hándicap de que expandir las pilas de pestañas no es lo más accesible del mundo, ya que tiene que hacerse mediante el menú contextual, una combinación de teclas o un gesto.
  • El modo de doble nivel se estrenó mucho más recientemente, con el lanzamiento de Vivaldi 3.6 a principios de este año, y aunque es curioso y seguramente tendrá sus partidarios, no es ni muy intuitivo ni muy elegante.
  • El modo acordeón que estrena Vivaldi 4.1, por lo tanto, es una suerte de mezcla con lo mejor de los dos mundos… O lo que es lo mismo, es el que quería todo el mundo que en su momento usó Opera.

Este nuevo de acordeón para apilar pestañas funciona como el compacto para apilar pestañas (arrastrar y soltar), pero permite expandir y encoger con un clic en el asa, expandir con un doble clic sobre el grupo de pestañas apiladas, se puede configurar para que la expansión y el encogimiento sean automáticos según se pulse sobre una pestaña u otra… Es, en definitiva, más eficiente.

Las cadenas de comandos son, por otro lado, otra característica muy interesante de la que también gozaba el viejo Opera y que en Vivaldi 4.1 se suma a los ya existentes comandos rápidos, potenciándolos, como su nombre indica, con la posibilidad de ejecutar acciones encadenadas según se hayan configurado. Se trata, no obstante, de un característica enfocada en los usuarios más avanzados, por lo que no vamos a entrar en más detalles.

Sin embargo, si te llama la curiosidad, en el siguiente vídeo puedes ver un ejemplo de qué se puede hacer con las cadenas de comandos (personalmente, sigo echando en falta más potencia).

Para terminar, dos cambios de los que también se nutre Vivaldi 4.1 incluyen un pequeño añadido en el modo de lectura, que ahora muestra una estimación del tiempo que se puede tardar en leer un artículo; y las actualizaciones silenciosas para Windows, aunque si no te hace gracia eso de que el navegador se actualice a tus espaldas, siempre puedes desactivarlo desde los ajustes.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

Lo más leído