Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Starlink se va acercando a la banda ancha

Publicado el
Starlink se va acercando a la banda ancha

Parece que fue ayer cuando empezamos a escuchar hablar sobre Starlink, el proyecto de SpaceX para proporcionar conectividad a Internet vía satélite, en una condiciones que poco o nada tienen que ver con lo que existía hasta ese momento. Y sin embargo ya han pasado seis años, pues el proyecto se puso en marcha en 2015. Tres años más tarde se pusieron en órbita los dos primeros prototipos, y el 24 de mayo de 2019 se produjo el primer lanzamiento masivo, con nada menos que sesenta satélites puestos en órbita en un solo lanzamiento.

Desde entonces, como ya te hemos ido informando, la red de satélites de Starlink no ha dejado de crecer, con alrededor de 1.740 satélites orbitando actualmente para proporcionar acceso al servicio. Una cantidad que puede parecer desmesurada, pero que palidece ante los planes de la compañía, que pretende alcanzar los 42.000 satélites a medio plazo. Y también sigue creciendo en clientes, pues según los datos que facilita, ya tiene nada menos que 90.000 abonados, 20.000 de los cuales se sumaron al servicio de Starlink el último mes.

Una clave en el crecimiento en clientes del servicio es que la velocidad que ofrece no tiene absolutamente nada que ver con la que conocíamos hasta ahora. Aunque han ido mejorando en este sentido, los servicios de Internet vía satélite tienen a identificarse con con adjetivos caro y lento. Así, no es de extrañar que uno de los puntos en los que se hace énfasis al promocionar Starlink es su velocidad. Y por lo que podemos comprobar, no es un compromiso que haya caído en saco roto.

Los últimos datos al respecto los proporciona Ookla, el popular test de velocidad de conexión y que, como indica en los términos del servicio, recopila información de las pruebas con fines estadísticos. Y como podrás imaginar, una de las primeras cosas que hacen los usuarios de Starlink tras recibir y configurar sus kits de acceso a Internet, es acceder a Ookla para comprobar la velocidad de la conexión. Gracias a dichos datos, el servicio ha publicado en su blog algunos datos que comparan Starlink con otros servicios de Internet vía satélite.

Los resultados son destacables, y es que en algunos aspectos la conectividad de Starlink se codea con las conexiones asimétricas de banda ancha, adelantando por mucho al rendimiento de el resto de servicios por satélite. En este gráfico puedes ver las prestaciones de cada conexión:

Starlink se va acercando a la banda ancha

La velocidad de descarga, como puedes comprobar, se encuentra 20 mbps por debajo de la media de los accesos a Internet de banda ancha, con 120 para la media y 100 para Starlink. Esta diferencia disminuye sustancialmente si observamos la velocidad de subida, y es que en este punto ambas  mediciones se sitúan alrededor de los 20 mbps. Y lo más llamativo es comprobar que la velocidad de subida en ambos casos, se acerca peligrosamente a la de bajada (la más rápida) de los otros dos servicios de Internet por satélite incluidos en el estudio, HughesNet y Viasat.

También encontramos diferencias muy significativas en lo referido a la latencia, aunque en este caso Starlink todavía tiene que  avanzar si quiere igualar a la conexión terrestre cableada. Y es que la media de esta última se sitúa en los 14 milisegundos, mientras que en el caso de Starlink este valor se multiplica por tres con algunos decimales, pues su latencia es de 45 milisegundos. Ahora bien, en comparación con los otros dos servicios la diferencia es abismal, pues HughesNet y Viasat tiene pings de 724 y 630 milisegundos respectivamente.

Aunque todos sabemos que Elon Musk es bastante dado a pecar de optimismo, tampoco podemos perder de vista su afirmación de principios de año, y es que afirmó, en un tweet, que a lo largo de 2021 la velocidad del servicio se multiplicaría por dos y que la latencia se reduciría a la mitad. Un usuario de Starlink publicó los resultados de un test de conexión, que indicaba una velocidad de 130 mbps y una latencia de 34 milisegundos. Lo que no esperaría ese usuario era recibir una respuesta del propio Musk, en la que afirmaba que la velocidad alcanzaría los 300 mbps y la latencia descendería de los 20 milisegundos este mismo año.

Cuesta imaginar cómo podrá StarLink alcanzar esos valores, y tengo algunas dudas de que lo consiga antes de terminar 2021, pero el ritmo de lanzamiento de satélites, sumado a los enlaces láser que ya se han empezado a añadir y que se incrementarán en el futuro, sí que nos invita a pensar que realmente una latencia alrededor de los 20-25 milisegundos es factible. Ahora habrá que esperar para ver cuánto tiempo tarda Starlink en superar la media de rendimiento de los accesos de banda ancha. Sin duda, será un hito histórico.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

7 comentarios
  • Gustavo Sobrales

    El señor David tiene que comprarse lentes o se han equivocado de gráfico….

  • Franci

    La verdad que no me puedo tragar los números, pero si son ciertos…

  • David Salces

    ¿En qué datos me he confundido?

  • Gustavo Sobrales

    Cuando dices que la velocidad de subida es mayor que la de bajada de los otros sistemas satelitales, por ejemplo. O para ti 13.89 es mayor que 18.13?

  • David Salces

    Visto y corregido. Lo vi bien y lo entendí bien, porque es lo que recordaba, pero se me debió ir la cabeza al escribirlo. Muchas gracias por el aviso.

  • Evan Sol

    Ojalá baje de precio.

  • Leonmafioso

    Para el estándar venezolano no es ancha, es hiper ancha.

Lo más leído