Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Facebook pone en pausa el «Instagram para niños» por el rechazo generalizado, pero no se rinde

Publicado el
Instagram para niños

Facebook ha anunciado la puesta en pausa del desarrollo del conocido como Instagram para niños o Instagram Kids, y no importa cómo te refieras al invento, porque se entiende perfectamente de qué va y es igual de monstruoso le pongan un nombre u otro.

Pero ¿acaso Facebook ha dado marcha atrás en su intención de explotar la imagen de los más pequeños de la casa en beneficio propio porque se han dado cuenta de que, en efecto, se trata de una idea terrible, digna de los publicitarios de antaño que lo mismo te vendían chigarrillos de chocolate, que te recomendaban una bebida alcohólica -solo una copita, eh- para calmar al niño que no para quieto (sí, esto pasaba)? Evidentemente, no.

Si Facebook ha puesto en pausa el Instagram para niños es por el aluvión de críticas recibidas por prácticamente cada sector consultado, incluyendo el legal con los fiscales de Estados Unidos a la cabeza del malestar. Pero no importa, porque en Facebook tienen mentes brillantes que ya le están dando la vuelta a todo para que contente a la mayoría de las partes, o por lo menos para que no produzca el rechazo tajante actual.

El Instagram para niños, en pausa

Cuentan en el blog oficial de Instagram que el invento se pausa mientras desarrollan nuevas herramientas de control parental, dejando claro, eso sí, que están convencidos de que «crear el Instagram para niños es lo correcto» porque «los niños ya están en Internet». Algo en lo que tienen razón, sobra añadir. Al respecto de este movimiento señalan que:

«Los críticos del «Instagram para niños» verán esto como un reconocimiento de que el proyecto es una mala idea. Ese no es el caso. La realidad es que los niños ya están en Internet, y creemos que desarrollar experiencias apropiadas para su edad diseñadas específicamente para ellos es mucho mejor para los padres que donde estamos hoy.

No somos la única compañía que lo cree así. Nuestros compañeros reconocieron estos problemas y crearon experiencias para los niños. YouTube y TikTok tienen versiones de su aplicación para menores de 13 años.

Nuestra intención no es que esta versión sea la misma que Instagram hoy. Nunca fue para niños más pequeños, sino para preadolescentes (de 10 a 12 años). Requerirá el permiso de los padres para unirse, no tendrá anuncios y tendrá contenido y características apropiadas para su edad. Los padres pueden supervisar el tiempo que sus hijos pasan en la aplicación y supervisar quién puede enviarles un mensaje, quién puede seguirlos y a quién pueden seguir.»

Sin duda, es interesante que maticen sus planes porque ni siquiera en los documentos internos de la compañía se especificó que ese Instagram para niños se dirigía a una horquilla de edad como la expresada, lo cual cuesta de creer, cuando ponen como ejemplo de que la competencia está haciendo lo mismo a servicios como el infesto TikTok y el más neutral -hablando siempre del tipo de contenidos que se distribuyen a través de la plataforma- YouTube.

Por cierto, huelga decir que en todos sitios cuecen habas y esto equivale a los contenidos que se publican en las diferentes redes sociales o plataforma, incluidas TikTok, YouTube y por supuesto, Instagram. Pero cuando hablamos de niños, la cosa cambia y difícilmente redes como TikTok o Instagram puedan aportar contenidos que merezcan la pena por calidad en una cantidad suficiente como para justificar su uso. En YouTube, por el contrario, hay de todo.

Instagram para niños

Instagram ya es esto… Imagina ahora un «Instagram para niños»

Pero volvamos con el Instagram para niños: si los niños ya están en Internet, si ya usan y lo mejor es adaptar los servicios que usan los adultos -y ellos también, aunque sea de refilón y contraviniendo las reglas- y en Facebook son tan buenrrolleros de hacerlo todo por el bien de la humanidad, sin esperar un beneficio económico a cambio… ¿por qué un Instagram para niños genera tanto rechazo? Por varias razones, en mi opinión en absoluto experta.

La primera y más notoria, porque a diferencia de lo que exponía mi compañero David Salces con los del Instagram para niños y chigarrillos de chocolate, creo que se quedaba corto y esto huele más al cuento de viejas ese del tipo chungo en la puerta del colegio ofreciendo las primeras dosis gratis… Y cuando crezcas y quieras más, pasas por caja. Pero incluso aunque no estés de acuerdo con mi planteamiento agorero, hay cosas más obvias sobre las que se lleva discutiendo mucho tiempo.

Seguro que has leído en más de una ocasión que Instagram e un peligro para la salud mental, especialmente en adolescentes, por el nivel de exposición e irrealidad que transmite. Lo peor es que esto ya no se basa en opiniones aisladas de psicólogos y sociólogos, sino en informes internos de la propia red social. Claro que todavía puede ser más infame el asunto, y es que no importa al extremo que se llegue, porque nadie para los pies a estos gigantes.

Decía también mi compañeros David Salces que a la cabeza de Instagram hay un cretino llamado Adam Mosseri (el mismo que firma la nueva nota) y, de nuevo en mi opinión, razón no le falta. Pero me temo que el problema es más complejo y que un cretino como ese, quien seguro que en otras facetas más allá de la moral es un tipo brillante, no tendría el éxito en lo que hace sin los millones de cretinos que bailan al son que toca.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

Lo más leído