Uber suspende su programa de conducción autónoma por la muerte de un peatón

Uber suspende su programa de conducción autónoma por la muerte de un peatón
20 de marzo, 2018

Uber ha suspendido su programa de conducción autónoma después de que uno de sus vehículos atropellara a un peatón en la ciudad de Tempe, Arizona. Es el primer fallecimiento por atropello en vía pública que implica a estos vehículos de conducción autónoma.

El accidente llega sólo un día después de conocerse que Uber está negociando para convertirse en el proveedor de sistemas de conducción autónoma de Toyota en una dura pugna con Waymo, filial de Alphabet, en un negocio multimillonario en los próximos años.

Según las fuentes, la fallecida es una mujer de 49 años que atravesó la calle fuera del paso de peatones. Trágico suceso, pero consecuencia de una negligencia, al igual que lo fue el accidente mortal del conductor de un Tesla Model S semi-conducido que falleció en 2016 a pesar de los avisos continuados del Autopilot.

Más allá del gran impacto mediático que tienen este tipo de noticias, la realidad es que el coche autónomo será muchísimo más seguro que los conducidos por humanos. Los técnicos calculan que podrán evitarse hasta un millón de muertos anuales en carreteras de todo el mundo con el uso de esta tecnologías.

Está claro que la implementación de las tecnología de conducción autónoma es imparable y sólo faltan las mejoras tecnológicas necesarias (avanzar desde los niveles de coche autónomo 3 actuales al 4 al 5), garantizar la seguridad como en cualquier dispositivo conectado y una normativa común que los regule. La próxima década, la industria de la automoción ofrecerá nuevos modelos que no reconoceremos de los actuales salvo por las cuatro ruedas, después de un gran proceso de inmersión tecnológico.

La tecnología será un punto central de lo que conocemos como coche inteligente, aportando soluciones de comunicaciones, información, entretenimiento y control general de todo tipo de parámetros. También de las cámaras, sensores y radares que darán paso al coche autónomo, y a los sistemas de recarga de baterías eléctricas o pilas de combustible de hidrógeno, desarrollos que se harán fuertes en el sector en la apuesta por el auto ecológico.

Los vehículos de conducción autónoma seguirán teniendo accidentes porque no serán infalibles al 100%, pero conviene poner en valor las vidas que van a salvar más allá de estas noticias que abren los noticieros de medio mundo cuando miles de personas mueren a diario en las carreteras mundiales en vehículos conducidos por humanos.

Relacionado | ¿Debería matarte tu coche autónomo si con ello se salva más de una vida?

  • Share This