Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Windows 7 sigue siendo el rey del escritorio

Publicado el
Windows 7

Windows 7 sigue dominando la cuota de mercado del escritorio informático y ninguna de las agresivas estrategias de Microsoft para debilitarlo a favor de Windows 10 parece que está funcionando. El macOS de Apple y Linux completan el cuadro de sistemas operativos mejorando ligeramente, de acuerdo con los datos de la firma de análisis NetMarketShare  actualizados al cierre de junio.

Windows 10 sumó apenas una décima de cuota el último mes para situarse en el 34,92%. Mientras, Windows 7 subió con fuerza, más de un punto para superar el 43% de cuota y recogiendo las bajadas de Windows 8.1 (4,89%) y un Windows XP que a pesar de la falta de soporte oficial mantiene un estimable 4%.

La suma de las versiones del macOS de Apple alcanza un 8,75%. Básicamente la media de meses anteriores aunque muy lejos del 88% del total de Windows, limitado, como sabes, a la venta de ordenadores Mac. Linux, con un 2,27%, sigue sin despegar a cotas superiores como su fortaleza en otros segmentos (smartphones, supercomputadoras, embebidos…) podría indicar.

Windows 7 sigue siendo el rey del escritorio

Windows 7 sigue siendo el rey del escritorio

Es el titular principal que nos deja el mes de junio. Cercano a los 9 años de existencia, Windows 7 sigue siendo el sistema operativo más usado del escritorio. Y ello a pesar de todas las “zancadillas” que le está poniendo su propio creador. La penúltima la conocimos hace poco: la retirada del soporte a Windows 7 y Windows 8 en los foros oficiales de Microsoft.

Es una más. Hace años que Microsoft canceló las licencias de Windows 7 para OEMs y también la distribución comercial en retail, si bien todavía pueden encontrarse. El sistema ha dejado de recibir cualquier tipo de mejora de funcionamiento o nuevas características y el soporte de Microsoft se ha reducido al mínimo absoluto, las actualizaciones de seguridad.

Tampoco ha recibido componentes como el navegador Edge, Cortana o las librerías básicas en videojuegos, DirectX 12, que no se han implementado por motivos comerciales y no técnicos. Tampoco tiene soporte oficial para las nuevas plataformas de procesamiento de Intel y AMD ni pueden manejar los nuevos dispositivos de realidad virtual basados en la plataforma Windows Mixed Reality. La nueva suite Office 2019 no funcionará en Windows 7, en otro detalle de lo que hablamos: “al enemigo ni agua”.

Y todo por impulsar Windows 10 en una estrategia superagresiva que no ha funcionado. Nos acercamos a los tres años de su lanzamiento y la cuota de mercado es mucho más baja de lo previsto por Microsoft. El objetivo de alcanzar los 1.000 millones activos con el sistema en dos años simplemente se ha cancelado ante la imposibilidad de su cumplimiento.

La opinión del usuario sigue mandando más allá de las necesidades comerciales de Microsoft. Windows 10 terminará siendo el rey, pero más por imposición y retirada de soporte a Windows 7 que por merecimientos propios. La actualización a Windows 10 April 2018 Update pleno de problemas, bloqueos y bugs no ayuda.

Top 5 Cupones

Lo más leído