Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Nuestros lectores hablan: ¿utilizas una cámara digital o te limitas al smartphone?

Publicado

el

El mercado de las cámaras ha experimentado una fuerte caída durante las últimas décadas. Ya os hablamos de este tema en este artículo que publicamos en MuyCanal, donde tuvimos la oportunidad de ver la evolución del mercado de las cámaras de fotos desde los años sesenta hasta 2017, y los datos hablan por sí solos: tener una cámara es algo cada vez menos frecuente.

En 1960 el mercado de las cámaras experimentó un lento despegue que alcanzó su punto álgido en 2010, una etapa en la que curiosamente empezaron a llegar smartphones que marcaron un antes y un después en el sector, como el iPhone 4 y el Galaxy S.

Hace apenas ocho años se vendían 121 millones de cámaras, una cifra que en siete años bajó hasta los 25 millones de unidades. Es cierto que actualmente casi cualquier hogar tiene una cámara, pero en la mayoría de los casos se trata de modelos antiguos, una realidad que confirma que el smartphone ha «canibalizado» al mercado de las cámaras y que muchos usuarios las han desechado a favor de su teléfono inteligente.

No puedo decir que me sorprenda, al fin y al cabo la calidad de las cámaras que montan los smartphones han mejorado de forma notable en calidad y también en facilidad de uso. Para la gran mayoría la cámara que utiliza su smartphone cubre de sobra sus necesidades, y además el resulta más cómodo limitarse a dicho dispositivo que llevar otro «chisme» colgado al cuello.

Como dije en su momento un smartphone no puede alcanzar el nivel de calidad que consigue una cámara y es comprensible, ya que el primero es un dispositivo compacto y multipropósito que tiene un espacio muy limitado para componentes tan importantes como el sensor, mientras que la segunda es un dispositivo especializado en captar imágenes y (casi siempre) también en grabar vídeo.

Sin embargo volvemos al punto que ya hemos comentado, esa calidad mínima unida al valor de la comodidad y la facilidad de uso. En lo personal debo decir que desde que compré el Galaxy S6 dejé de utilizar una cámara independiente, y al pasar al iPhone 8 Plus me he mantenido en la misma situación.

En más de una ocasión me he visto tentado a comprar una DSLR, pero no he dado el paso porque creo que realmente no la necesito, que no es una inversión que vaya a rentabilizar. Y vosotros, ¿utilizáis una cámara digital o tenéis bastante con vuestro smartphone?

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído