Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Xbox Scarlett utilizará Zen 2, apunta a 4K y 60 fotogramas por segundo

Publicado el

Xbox Scarlett es el nombre provisional con el que se conoce a Xbox Two, una consola sobre la que ya os hablamos a fondo en este artículo, donde repasamos no solo sus posibles especificaciones, sino también todo lo que podíamos esperar en cuanto a potencia bruta, precio y hasta una comparación con la tecnología actual utilizada en PCs de gama alta.

Según las últimas informaciones no íbamos desencaminados. Brad Sams, una de las fuentes más conocidas y fiables dentro del universo Microsoft, ha comentado que Xbox Scarlett está en desarrollo, que su lanzamiento se producirá en 2020 y que contará con:

  • Un procesador Ryzen basado en la arquitectura Zen 2.
  • Una GPU AMD de nueva generación.

Si ponemos ambas claves en perspectiva volvemos a la base que os dijimos en ese especial que os dejamos enlazado al inicio del artículo, y es que Xbox Scarlett, o Xbox Two, como queráis llamarla, ya que de momento no tiene un nombre definitivo, montará un procesador Ryzen de última generación en 7 nm, probablemente con ocho núcleos a 3 GHz o más, y una GPU Radeon basada en la arquitectura Navi, que utilizará también el proceso de fabricación de 7 nm.

La memoria debería mantener la configuración de la generación actual, es decir, tendríamos una cantidad determinada de memoria unificada que se compartiría entre RAM (sistema) y VRAM (gráficos). No tenemos información concreta, pero todo apunta a que la consola montará como mínimo 16 GB de GDDR6. Tiene sentido, ya que Xbox One X monta 12 GB de GDDR5.

El objetivo de Microsoft sería dar forma a un sistema capaz de ofrecer juegos en resolución 4K y mantener 60 FPS, algo que como sabemos ha sido imposible en la generación actual por las limitaciones a nivel CPU y GPU que presenta incluso Xbox One X.

¿Sería realmente posible alcanzar 4K y 60 FPS en Xbox Scarlett? Es imposible darlo por seguro, pero tenemos razones para ser optimistas. Por un lado esta consola pondrá fin al enorme cuello de botella producido por la arquitectura Jaguar de AMD, que potencia las consolas actuales. Esto ya supondrá un impulso importante a nivel de FPS, y también en todo lo que respecta a animaciones, física e inteligencia artificial.

Por otro lado debemos tener en cuenta que la GPU Navi que montarán las consolas de nueva generación tendrá, según las últimas informaciones, una potencia igual o ligeramente superior a una Radeon RX Vega 64. Bien, dicha tarjeta gráfica puede mover juegos actuales en 4K y 60 FPS ajustando la calidad gráfica en niveles altos en la mayoría de los casos. Si a eso añadimos la superior optimización de la que gozan siempre las consolas podemos concluir que sí, que esa meta podría cumplirse sin problema.

Antes de terminar dos apuntes importantes. Por un lado se mantienen los rumores que sugieren que Microsoft podría lanzar una Xbox de nueva generación económica que contaría con un hardware básico y movería juegos complejos apoyándose en Azure, y por otro lado vuelven las voces que aseguran que veremos un anuncio de la nueva generación en 2019.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído