Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Apple pide a sus proveedores de componentes que bajen precios

Publicado el

El iPhone de Apple ha dejado de ser el gran “intocable” del sector smartphone. Durante los últimos años hemos visto como el gigante de Cupertino hacía y deshacía a su antojo con dicha línea de terminales, que parecía ajena a los vaivenes de un mercado que, hoy por hoy, se encuentra claramente saturado.

Las ventas del iPhone registran una clara tendencia a la baja y afrontan 2019 con unas previsiones nada favorables. A simple vista podría parecer poco importante, ya que al fin y al cabo el alto precio que tiene esta gama ha ido contrarrestando ese estancamiento del sector smartphone, pero Apple ya no puede seguir apoyándose en el método de vender menos a mayor precio.

Como vimos en este artículo la compañía de la manzana ha tenido que reducir el precio de sus iPhone en China de forma notable, un movimiento que no es más que un intento desesperado por mejorar las ventas. Debemos poner esto en perspectiva para entender mejor la realidad: Apple nunca había tenido que bajar el precio de su producto estrella para superar una etapa de malas ventas, lo que significa que esta situación es algo “histórico”.

Apple se ha tenido que bajar de la nube en la que se encontraba y ahora debe hacer frente a un escenario complicado. Las ventas en China están en un nivel complicado, pero la cosa en la India no está mejor. Los últimos informes indican que las ventas del iPhone en dicho país han bajado en un 50%, lo que confirma que no es un problema de mercados, sino de precios.

China y la India son dos de los mercados más importantes cuando hablamos de smartphones, así que Apple no puede permitirse seguir perdiendo terreno en ellos. Habrá que ver qué estrategia plantean en los próximos meses, pero algunas fuentes ya han empezado a hablar del desarrollo de un iPhone SE 2, un terminal “asequible” (siempre teniendo en cuenta que hablamos de Apple) que se comercializará a nivel internacional, pero que tendría como objetivo principal a ambos países.

Apple quiere mantener ingresos a costa de sus proveedores

Las últimas informaciones que llegan de la cadena de suministros aseguran que Apple ha pedido a sus proveedores que reduzcan el precio de sus componentes en un 10%, una medida que ayudaría a la compañía de la manzana a hacer que la caída de ingresos sea menos evidente a pesar de las malas ventas, pero que podría ser desastrosa para sus socios.

Es muy simple. Abaratar el coste de producción de los iPhone incrementa el margen de beneficio por unidad vendida, lo que resulta beneficioso para Apple, pero reduce los beneficios que obtienen sus proveedores. Algunos dependen casi totalmente de los pedidos de la firma de Cupertino para sobrevivir, así que no tendrán más remedio que pasar “por el aro” si no quieren verse en una situación problemática, pero su viabilidad a largo plazo podría acabar pendiendo de un hilo.

La reducción de pedidos de componentes que ha hecho Apple ya se han dejado notar en los ingresos de firmas como Foxconn, que monta iPhones y redujo sus ingresos en un 8,27%, Catcher, que produce los marcos de metal que utiliza Apple y que registró una caída del 28% y Largan Precision, que fabrica las lentes que utilizan los iPhone en sus cámaras y redujo sus ingresos en un 33,86%.

Veremos cómo acaba todo esto, pero ya suenen voces que hablan de una posible bajada de precios a nivel internacional para impulsar las ventas. Parece que el mercado se ha cansado de la estrategia de Apple, o quizá sería más correcto decir queha sido Apple la que ha agotado al consumidor con estrategia.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído