Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

A la caza de las cuentas compartidas de Netflix y Spotify

Publicado el

Una de las novedades presentadas en el CES de 2019 fue una herramienta creada por la empresa Synamedia que tal vez no te haga mucha gracia. La startup creada en 2018 ha desarrollado una Inteligencia Artificial que permite “cazar” cuentas compartidas de servicios de streaming como Netflix o Spotify.

La compañía presentó un nuevo software que utiliza el aprendizaje automático y el análisis del comportamiento para rastrear, analizar y marcar a los usuarios que utilizan sus cuentas de Netflix en más de una ubicación. Una vez analizados los datos puede determinar si la contraseña se ha compartido más de una vez y transmitir esta información al proveedor del servicio. Incluso podrían cancelar la cuenta de manera directa si detectan que está siendo vendida a múltiples usuarios.

Según un estudio realizado por la empresa Magid, el 26% de los jóvenes de 21 años posteriores a la generación millennial tiene cuentas compartidas con otras personas. Según Synamedia esta técnica está costando miles de millones de dólares a empresas como Netflix, HBO o Spotify.

La idea es detectar instancias de clientes que compartan las credenciales de su cuenta de manera ilegal y que les ofrezcan un servicio de cuenta compartida Premium que autorice un nivel limitado de intercambio de contraseñas. Compartir las credenciales se está volviendo en algo demasiado caro como para ignorarlo. Nuestra nueva solución les brinda a los operadores la capacidad de actuar”  dijo el director de rendimiento de Synamedia, Jean-Marc Racine, a The Independent.  “Muchos usuarios ocasionales estarán felices de pagar una tarifa adicional por un servicio compartido Premium con un mayor número de usuarios concurrentes. Es una excelente manera de mantener honestas a las personas honestas mientras que las compañías se benefician de un flujo de ingresos incrementales”.

¿Está permitido compartir cuentas en servicios de streaming?

Se podría decir que nos encontramos en un “vacío legal”, las proveedoras no lo prohíben expresamente pero, hasta ahora, no han empezado a controlarlo. Últimamente se han empezado a ver algunos comportamientos sospechosos.

El pasado septiembre saltaba una alerta en Twitter, un usuario notificaba que Spotify le había pedido confirmar su geolocalización para saber si vivía en el mismo lugar que los otros miembros de su plan familiar. No pasó de ser un susto pero hicieron saltar muchas alertas que podría indicar los próximos pasos que darán en Spotify.

Por otro lado, durante CES del año pasado le preguntaron a Reed Hastings, CEO de Netflix, si estaba en contra de que varios usuarios utilizaran una misma cuenta de Netflix. Respondió que estaba encantado y que lo veían como algo positivo. Pero poco tiempo después Netflix anunció que subiría los precios de sus cuentas compartidas. Creando una nueva tarifa ultra que subiría en tres euros las tarifas que incluyan varias sesiones.

Ahora que por fin habíamos encontrado una forma de consumir contenido en streaming de calidad y pagando un precio coherente parece que las cosas podrían volver a complicarse y pueden terminar de la peor manera posible.

Lo más leído