Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Nokia 7.1, análisis: La belleza no se puede limitar al exterior

Publicado el

Desde que Nokia volvió de la mano de HMD Global se ha esforzado en presentar móviles para llenar toda la gama, desde la más básica hasta la más cara. El Nokia 7.1 es un terminal difícil de clasificar, por un lado nos encontramos con un smartphone con un diseño muy cuidado y elaborado, con una pantalla de alta calidad, pero que se queda corto en rendimiento y batería.

Especificaciones

  • Pantalla IPS de 5,84 pulgadas con formato 19:9 y resolución de 2.280 x 1.080 píxeles.
  • SoC Snapdragon 636 preparado para inteligencia artificial.
  • Procesador de ocho núcleos Kryo 260 a 1,8 GHz.
  • GPU Adreno 509.
  • 3 GB-4 GB de memoria RAM.
  • 32 GB-64 GB de capacidad de almacenamiento ampliable
  • Doble cámara trasera de 12 MP + 5 MP con flash, permite efectos de desenfoque de profundidad (bokeh).
  • Cámara frontal de 8 MP (permite efectos bokeh).
  • Batería de 3.060 mAh.
  • Conectividad: Wi-Fi AC, Bluetooth, 4G LTE Cat.4.
  • Lector de huellas dactilares.
  • Sistema operativo: Android One 8.1 (Oreo).
  • Medidas y peso: 149,7 x 72 x 8 mm, 160 gramos.
  • Colores: azul y acero brillante.
  • Precio: 299 en su web.

Diseño

Lo primero que llama la atención de este móvil es su diseño. Su cuerpo, con bordes planos, está recubierto de cristal y un marco de aluminio que es muy difícil de encontrar en un teléfono que no supera los 300 euros.

Por la parte de atrás encontramos la cámara doble de Zeis sobresale de la parte posterior del móvil y debajo encontramos el lector de huellas. En la parte delantera tenemos un notch, algo que tampoco es habitual en un smartphone por este precio, aunque este notch nos aporta un poco más de pantalla, en este móvil de 5,84 pulgadas nos elimina información sobre notificaciones. En la parte baja no hay botón, pero sí aparece el logo de Nokia.

Cuenta con un conector USB-C y un minijack para cascos. Nos ha gustado mucho de este teléfono es que nos incluyen unos auriculares en la caja, que siempre es un buen detalle.

Con una pantalla con formato de 19:9 conseguimos un móvil muy ligero y cómodo que no molesta cuando lo llevamos en el bolsillo, algo que no puede decirse de los móviles con pantallas más panorámicas.

Por el lado contrario, aunque el diseño es muy bonito la pantalla estrecha y el cuerpo pulido hace que en ocasiones el móvil sea difícil de manejar. Es fácil que se nos resbale de la mano, sobretodo cuando vamos andando y queremos escribir al mismo tiempo. También debe estar apoyado en superficies completamente planas si no queremos que se deslice hacia el suelo. Lo cierto es que todos estos problemas son salvables con una funda de plástico o silicona, pero, de ponérsela, perderíamos el diseño tan bonito del móvil.

Cámara

El Nokia 7.1 monta dos cámaras traseras de 12 MP y 5 MP que nos permiten hacer los famosos desenfoques, junto con una delantera de 8MP. No es un móvil que destaque por su cámara aunque es bastante funcional y efectiva si para nosotros es algo complementario y no vital en un teléfono. Hemos notado que con baja luminosidad sí que pierde calidad.

La aplicación de la cámara, que se integraría dentro del Android One que lleva este móvil, es bastante completa e integra Google Lens. Además de la foto normal y profesional, podremos seleccionar también hacer un desenfoque directo, una panorámica o en modo cuadrado ideal para Instagram. Desde la aplicación de la cámara también podremos cambiar a modo vídeo, cámara lenta y cámara rápida.

El filtro belleza puede aplicarse en el modo normal, en el bokeh y en el modo cuadrado. El modo normal es el que más modificaciones tiene, cuenta con una opción de máscaras al estilo Instagram o Snapchat desde la que también podremos acceder a una especie de animoji de Android One. También tenemos la opción de Dual Sight que permite hacer dos fotos a la vez con la cámara trasera y delantera.

Rendimiento

El Nokia 7.1 monta un Soc Snapdragon 636 preparado para inteligencia artificial, el procesador es un Kyro 260 de ocho núcleos a 1,9 GHz. La GPU es una Adreno 509. Después tiene dos opciones de RAM y almacenamiento, puede ser de 3GB de RAM y 32 GB de almacenamiento o de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento.

Con esta potencia tenemos un móvil que responde bien con aplicaciones sencillas, como puede ser el WhatsApp, el correo o Google Drive. El problema viene con aplicaciones o juegos que exigen mucho más como pueden ser Instagram o algunos juegos. En escenarios exigentes el móvil se queda pillado, se bloquea y le cuesta volver a arrancar.

En cuanto al almacenamiento, que puede ser de 32 o 64 gigas, es ampliable mediante tarjeta de memoria, aunque con la conexión directa con la nube de Google fotos nos parece un almacenamiento bastante razonable.

La batería es de 3.060 mAh, aunque nos permite llegar al final del día lo cierto es que no llegamos muy holgados. Eso sí, gracias al software de administración de la batería de Android One, podemos gestionar y modificar el consumo de energía para hacerlo más óptimo. Además, cuenta con sistema de carga rápida que permite que el móvil se cargue completamente en dos oras.

Software: Android One

Nokia sigue con su apuesta fuerte por Android One y en el Nokia 7.1. Android One, es una versión “pura” del sistema operativo, no tiene a penas personalización, salvo en algunas aplicaciones como la cámara. Este sistema está pensado para ahorrarnos tiempo aprende cuales son nuestras aplicaciones más usadas y nos la pone a mano.

Android One siempre es una buena apuesta para cualquier smartphone, no tenemos bloatware, únicamente una aplicación de soporte para Nokia.

Conclusión

Al puntuar el Nokia 7.1 me encuentro ante sensaciones encontradas. Lo primero que llama la atención de este teléfono es que es bonito, no un modelo clásico, negro, con notch y bordes redondeados, creo que desde HMD se han esforzado en crear un smartphone cuidado y elegante que llama la atención sin necesidad de dorados o colores estridentes.

Pero por otro lado, precisamente ese diseño es el que le resta puntos en usabilidad. Yo no tengo las manos muy grandes y me ha costado acostumbrarme a un móvil tan estreno, que además he tenido que tratar con miedo y respeto cuando caminaba por la calle con pavor a que se me escurriera en un descuido. Es cierto que, al atreverse con un diseño tan estrecho, que es muy cómodo para llevar en un bolsillo, han tenido que sacrificar potencia en su batería lo que hace que según van llevando las últimas horas de la tarde tengamos que andarnos con cuidado con el uso que le damos no va a ser que nos quedemos tirados sin batería.

Android One me gusta, me gusta que no haya aplicaciones innecesarias pidiendo permisos innecesarios, me gusta que el software aprenda conmigo y tenga mis aplicaciones más utilizadas a mano. Pero por otro lado, este móvil me ha desquiciado en algunos momentos, se ha quedado colgado y con la pantalla en negro durante un par de minutos mientras jugaba a juegos algo exigentes. Se ha quedado pillado en Instagram sin dejarme ir hacia delante o atrás y solo volvía a la vida si pulsaba la tecla de bloqueo.

Al final lo que más me chirría es el precio, por más de 300 euros en Amazon (la versión de 64GB), encontramos otros terminales con mejores especificaciones y benchmarks y que no nos darán tantos quebraderos de cabeza. Entre los más destacados tenemos el Honor 8X por 249 euros, el Mi 8 Lite por 222 euros, el Honor 10 por 306 euros o el Pocophone F1 por 321 euros.

Nokia 7.1
7.8 NOTA
NOS GUSTA
Un diseño elegante
Un móvil funcional si queremos un terminal con diseño cuidado
A MEJORAR
Fallos en el rendimiento
Se queda colgado
Se queda con la pantalla en negro
La batería no da mucho de sí
El cuerpo pulido y estrecho hace que sea fácil que se resbale
RESUMEN
La belleza no debe limitarse al exterior, también debe estar en el interior y responder sin problemas al día a día que tiene cualquier smartphone, sobre todo cuando el precio lo exige
Diseño y construcción9.5
Pantalla9
Rendimiento6
Cámaras7
Software8
Autonomía7

Lo más leído